lunes, 14 de abril de 2008

Los ancianos del caso Murrieta... ¡finalmente testifican! ¡Vaya palo a la Watch Tower!


http://www.pe.com/localnews/murrieta/stories/PE_News_Local_D_faith11.41dc684.html

Estimados camaradas que os alborozáis con la buena nueva:

"A todo cerdo le llega su San Martín". Efectivamente, hoy, echando mi acostumbrado vistazo a la página de nuestros camaradas cubanos: www.extj.com leo con agradecimiento la noticia del caso Murrieta, colgada por nuestro compañero Guerrero... un tipo con ojo avizor.

El tema del artículo periodístico: "ANCIANOS DE CONGREGACIÓN TESTIFICAN EN EL JUICIO POR ABUSOS SEXUALES COMETIDOS POR EL HOMBRE DEL MURRIETA".

"Dos hombres, quienes sirven como líderes de una congregación de los testigos de Jehová, testificaron el jueves que, el hombre de Murrieta, admitió que abusó sexualmente de dos niñas que estaban alojadas en su casa con motivo de una fiesta.

A pesar de la pretensión de la defensa de que las declaraciones de los ancianos son confidenciales, en virtud del derecho que les asiste, por ser estas fruto de una confesión a ministros religiosos, los dos hombres testificaron que durante el Comité Judicial (en la congregación) que se le hizo a Gilbert Simental en 2006, el acusado admitió haber manoseado sexualmente a las dos hermanas.

"Creo que el dijo haber toqueteado a ella y a su cuerpo, en dos ocasiones diferentes mientras ella dormía", testificó el anciano Andrew Sinay, refiéndose a la más joven de las hermanas. "La encontró destapada sobre la cama y quiso taparla. Parece ser que la tentación se apoderó de él en ese momento y fue cuando la tocó".

El testimonio de ellos vino casi al final de juicio contra Simental, de 49 años, que está siendo acusado de haber abusado de las dos hermanas cuando éstas tenían 9 y 10 años de edad.

La Press-Enterprise no publica los nombres de las menores de las que se cree que han sido víctimas de abusos sexuales.

La acusación alega que se abusó sexualmente de las niñas mientras estaban en casa de Simental para una fiesta de pijamas (donde habitualmente se quedan a dormir las niñas que participan) entre julio de 2005 y julio de 2006.

El abogado defensor ha objetado reiteradamente a que testifiquen los ancianos de congregación. Ha argumentado que tanto los ancianos de congregación, como Simental, pensaban que las declaraciones estaban amaparadas en el secreto de confesión, tal como el que disfrutan los sacerdotes católicos.

LA SOLICITUD DE LA DEFENSA... RECHAZADA

Un juez del Tribunal Supremo, así como del tribunal de apelación, han rechazado la solicitud de la defensa.

Al principio de esta semana, el Tribunal de Apelación del Distrito 4º rechazó una petición de la defensa solicitando que el juicio se parase con el fin de que los jueces pudiese evaluar la exigencia del juez del Tribunal Superior del Condado de Riverside, F. Paul Dickerson (éste juez es el que ha exigido que los ancianos declaren en este caso).

Dickerson sentenció que las declaraciones de Simental a los ancianos de congregación, no podían cosiderarse un secreto de confesión, por que la confidencialidad no es el objetivo de estos Comités Judiciales de congregación.

A Synai y a John Vaughn, anteriormente anciano, se les ha concedido inmunidad por la Oficiana del Fiscal del Distrito, amparándo a los ancianos de cualquier acusación que pudiera venir como consecuencia de sus declaraciones sobre el caso Simental, dijo el fiscal Burke Strunsky en el juicio, antes de que cada anciano testificase.

En sus declaraciones, Synai dijo no recodar las diferencias entre los dos episodios que sufrió la más joven de las hermanas. El incidente con la mayor fue diferente, ella estaba despierta y se resitió, mencionó Synai.

"Ella, básicamente, le dijo a él que no hiciese eso, creo que él continuó momentáneamente", testificó Synai.

El fiscal Strunsky le preguntó a Synai sobre el comportamiento de Simental en aquel tiempo.

"Fue extremadamente difícil para él", contestó Synai.

"¿Le pareció que él llorase?", preguntó Strunsky.

"Sí, al princípio, creo", contestó Synai.

Clark, cuestió la memoria de Synai sobre las reuniones que mantuvo con Simental.

"Parte de sus obligaciones es olvidar", preguntó Clark.

"Incluso Dios lo hace", contestó Synai.

"¿Sería correcto decir que usted no tiene un registro exacto en la memoria de lo que le dijo Simental?", le preguntó Clark.

"Recuerdo los sucedido a groso modo... De ese modo no, no", contestó Synai.

CONFUSIÓN EN CUANTO A LOS DETALLES

Vaughn recordó que Simental había admitido haber manoseado a las niñas en una sola ocasión.

"¿Se ve capaz de recordar los detalles?", le preguntó Clark.

"Estoy un poco nervioso... y quiero ser honrado sobre lo sucedido", contestó Vaughn.

Vaughn dijo que recordaba que Simental le había dicho a él que había manoseado a las niñas una sola vez.

"¿Está usted seguro?", preguntó Clark.

"Le aseguro lo de una sola vez", respondió Vaughn.

Vaughn concordó en que no recordaba los detalles precisos de lo que Simental le dijo.

Durante el interrogatorio por Strunsky, Vaughn dijo que no estaba del todo claro el por qué Simental hizo aquellos tocamientos a las muchachas.

"Pienso que, recuerdo que él decía que no sabía el por qué había hecho aquello", contestó Vaughn, "pero que él admitió que lo hizo".

Antes de que el jurado se retirara a deliberar, Simental tomó la palabra y se dirigió al Tribunal. Mencionó que no es una costumbre de los testigos de Jehová el encubrir a los pederastas.

Si se le halla culpable de todos los cargos, Simental se enfrenta a 45 años de cárcel. Actualmente está libre con una fizanza de 1 millón de dólares.

El proceso se espera que se reanude en el Tribunal Central de Southwest, en French Valley, el lunes por la tarde".

Reach Tammy J. McCoy at 951-375-3729 or tmccoy@PE.com

Hasta aquí este interesante juicio que seguimos desde hace semanas. Da un poco de bochorno la actitud de amnesia que manifiestan estos ancianos... podían coger el dosier del archivo del Secretario de Congregación y tendrían todos los detalles del asunto. Pero, la verdad no gusta a todos... y menos a la Watch Tower. No obstante, es un tremendo logro el que los ancianos hallan tenido que testificar... han creado un precedente que hará mucho daño a las arcas y a la credibilidad de la Watch Tower.

Esto que sucede en EE.UU., es muy bueno para todos nosotros y,especialmente para las víctimas. Vemos cómo el Señor mueve los asuntos para que la verdad prevalezca sobre la mentira. Estamos especialmente contentos por las víctimas... ellas se merecen que la verdad salga a luz... aunque una organización religiosa saga dañada en su imágen. Nadie les podrá borrar de su memoria la tragedia que han vivido pero, esta víctoria en los tribunales las vindicará y, el pederasta quedará guardado en lugar donde no podrá hacer más daño a niños.

Con vosotros, por nosotros, por ellos... con la verdad y por la verdad... ¡seguiremos denunciando los atropeyos!

¡RECORDAD LA CAMPAÑA DE ESTE MES: DENUNCIAR ANTE LA GUARDIA CIVIL Y EL MINISTERIO FISCAL EL TRATO QUE RECIBEN LOS PEDERASTAS ENTRE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ!