jueves, 7 de octubre de 2010

El paraíso espiritual, ¿realidad o ficción?

El cuerpo de la niña asesinada en el Salón del Reino

http://www.tiempo.hn/web2/secciones/sucesos/23604-estrangulan-colegiala-en-salon-del-reino-de-los-testigos-de-jehova.html


Estimados camaradas víctimas de las múltiples opacidades teocráticas:

Lo prometido es deuda. La muerte de una niña; ultrajada y estrangulada, es una atrocidad. Los apóstatas --aunque somos malos malísimos para la Watchtower-- tenemos nuestro corazoncito y oramos para que la policía (y no las ancianos de la congregación) encuentren al culpable y le apliquen todo el rigor de la ley.

El compañero El Profeta Ka, copió la noticia íntegramente --sin añadir comentario adicional alguno al post-- pero, los agentes Watch, con la imparcialidad que les caracteriza, ante un comentario del amigo Garlinton, notad lo que apunta nuestro insigne Ave Fénix:

"Sve Fénix dijo...
Garlinton

Y porqué Komite Ajalvir no corrige la noticia MAL dada con la honestidad que lo has hecho TÚ

6 de octubre de 2010 01:12".

Amigo Fénix, maticemos otra vez el hecho que nos ocupa: Komité Ajalvir, no dio la noticia ni con honestidad ni sin ella. No la dio ni bien ni mal..., ¡sólo la copió íntegramente tal como aparece en el periódico! ¿No te gusta cómo está redactada la noticia por el periodista? Tal vez tú tengas un conocimiento más exacto de los hechos y pudieras compartirlos con nosotros los apóstatas. ¡A lo mejor, conoces mejor lo acaecido que la misma policía!

La noticia, tal como aparece en el periódico local y digital El Tiempo, dice así:


ESTRANGULAN COLEGIALA EN SALÓN DEL REINO DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

TEGUCIGALPA.- Estrangulada y con aparentes signos de haber sido ultrajada sexualmente fue encontrada la mañana de ayer en el Salón del Reino de los Testigos de Jehová de la colonia Nueva Suyapa, una estudiante del segundo año de bachillerato del Instituto Jean Piaget de esta ciudad.

La fallecida, cuyo nombre se omite por razones de pudor, fue hallada a las 6: 00 de la mañana de ayer en el patio del interior del templo religioso luego que un supuesto feligrés de esa religión, llegó y abrió el inmueble.

Tras la muerte de la menor, quien residía en la colonia Nueva Suyapa, la Policía ha iniciado una minuciosa investigación para determinar quién la mató, ya que el edificio está amurallado y la puerta principal de entrada al mismo no está violentada.

ESTRANGULADA
La joven estaba boca arriba, sobre un patio lleno de grava y al momento de su muerte vestía su uniforme verde, camisa y calcetas blancas, zapatos negros y no tenía sus útiles escolares.

Su cuerpo presentaba múltiples hematomas, principalmente en el cuello donde el homicida la apretó hasta quitarle la vida y luego desapareció sin dejar rastro.

Según las primeras investigaciones de la Policía, a la muchacha la introdujo a la iglesia y la mató una persona conocida de ella y que ganó su confianza, y que podría estar vinculada a la secta de los Testigos de Jehová, ya que no hay muestras de violencia en las puertas.

Para someterlo a investigación, la Policía detuvo al hombre que abrió el templo y halló el cadáver de la muchacha, ya que es uno de los que tiene llave de la iglesia y la primera persona en encontrar el cadáver.

Aparentemente, el hombre detenido le dijo dos veces a un pariente de la joven fallecida que llegó al templo a buscarla, que ella no era la muchacha desaparecida porque él la conocía bien, pero la tercera vez que el acongojado familiar regresó desconcertado a la escena del crimen, confesó la identidad de la difunta, acción por la cual la Policía lo considera sospechoso.

Familiares y amistades de la joven, quien fue calificada como una persona aplicada en sus estudios, de buenos modales y muy querida entre sus compañeros, demandaron a las autoridades investiguen el caso para que no quede impune.

“Exigimos una profunda investigación de este hecho, porque no es posible que un desquiciado mental haya frustrado la vida de una buena persona y tenga sufriendo a una humilde familia”: Tío de la occisa.

Fin de la noticia.