jueves, 27 de noviembre de 2014

¿Lo sabía el Banco de España?...

Jaime "el Super"


Nuestro Ministerio del Reino, octubre de 1986, página 3-6



     Estimados camaradas sumidos en la tinieblas financieras watchtowerianas:

     Jaime "el Super", afincado en el lado oscuro, tiene acceso a una amplia biblioteca teocrática.  Él nos dice: "Tenemos memoria... y documentos.  No queremos olvidar".  Por esta razón, con el documento que colgamos hoy, arrojamos luz sobre las tinieblas financieras de nuestra entrañable confesión religiosa del notorio arraigo y olé: el cobro de intereses por préstamos a las comunidades locales en España.

      En la Asamblea de Distrito "Paz Divina", celebradas en el año 1986, en el discurso de conclusión pronunciado el domingo por la tarde, se anunció un nuevo programa para adquirir más Salones del Reino, y para suministrar ayuda a las congregaciones que se veían en la necesidad de mejorar o ampliar el Salón del Reino del que ya disponían.  Sin embargo, no se dieron muchos detalles sobre este nuevo proyecto de adquisición de bienes inmuebles.

     Posteriormente, en el boletín mensual interno de la entidad religiosa: Nuestro Ministerio del Reino de octubre de 1986, páginas 3-6, la dirección nacional de nuestra comunidad religiosa nos aportó más datos sobre Un nuevo programa para la adquisición de Salones del Reino.  Como excusa o argumento principal, se nos arengaba con aquello de:
"Jehová sigue acelerando la obra de recoger ovejas a medida que el presente sistema de cosas se presenta a su fin.  En verdad ha sucedido exactamente lo que él dijo mediante su profeta Isaías: "El pequeño mismo llegará a ser mil, y el chico una nación poderosa". (Isaías 60:22.) [...]  Este sobresaliente aumento ha exigido que se formen muchas congregaciones nuevas, y esto significa que se necesitan más Salones del Reino. (Página 3)
     Otros problemas que justificaban la necesidad de este nuevo programa de adquisición de bienes inmuebles, es el siguiente:
En la actualidad, en algunos Salones del Reino se reúnen tres y cuatro congregaciones.  Esta situación ha impedido de varias maneras la expansión y la extensión de la obra del Reino en estas zonas.   
Cuando la cantidad de personas en las congregaciones se hace tan nutrida que las congregaciones no pueden reunirse cómodamente en el Salón del Reino, algunas personas, especialmente los recién interesados en la verdad, se desaniman y no asisten a las reuniones con regularidad.  Además resulta difícil para los ancianos y los siervos ministeriales atender las necesidades de los hermanos y las hermanas, al no poder prestarles la ayuda personal necesaria.  Cuando ya hay tres o más congregaciones que usan el mismo Salón del Reino, los ancianos vacilan en recomendar que se forme una nueva congregación porque esta no tendría lugar donde reunirse.
Cuando más de dos congregaciones usan el mismo Salón del Reino, a veces es difícil encontrar las mejores soluciones  en ocasiones especiales, como la visita del superintendente de circuito o la observancia anual de la Conmemoración de la muerte de Cristo.  Asimismo, es posible que haya dificultades para las reuniones para el servicio del campo de cada congregación que ocupa el Salón.  En estos casos en que se usa el mismo Salón del Reino diariamente, a menudo han surgido problemas con la reparación o con el mantenimiento del Salón.  En algunas ocasiones el usar muy a menudo el Salón del Reino ha creado problemas con los vecinos debido a la congestión de tráfico o como resultado de la aglomeración de gente.  El tener que viajar distancias considerables dificulta el asistir a las reuniones, y eso impide el crecimiento. (Página 4)
      Lo curioso es que todas estas razones de antaño para la compra son las mismas que actualmente justifican la venta a nivel mundial de los Salones del Reino.  Los teócratas de pacotilla, creen que no tenemos memoria, ni documentos.  Pues se equivocan. ¡Que tome nota el Cuerpo Gobernante!
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2014/09/plan-renove-teocratico-en-el-nombre-de.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2014/11/plan-de-racionalizacion-del-patrimonio.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2013/10/venta-de-salones-del-reino-una-epidemia.html

     Pero, si algo es el colmo del descaro y la caradura, es el funcionamiento de este fondo:

1.- Las congregaciones (comunidades locales) aportan mensualmente el dinero a este fondo con el fin de construir un Salón del Reino en el futuro.

2.- Entonces, cuando han reunido el suficiente capital, solicitan a la sede nacional de los testigos de Jehová en España que reembolsen el capital aportado (dinero que ha estado generando unos intereses bancarios que se ha quedado la sede nacional).  Sin embargo, este reembolso no es tal, sino que es un préstamo.  Tienen que "devolver" en plazos mensuales el dinero que habían depositado previamente.

3.- Un préstamo con un interés del 6%.  No podemos decir que son intereses "bancarios" porque la entidad religiosa no está registrada como una entidad financiera en el Banco de España.

4.- Finalmente, la propiedad se escritura a nombre del cuerpo eclesiástico de los testigos de Jehová, o sea, el Cuerpo Gobernante.  Los miembros de la comunidad local que han puesto la pasta por dos veces y encima han pagado intereses al 6% no constan en la escritura de propiedad.  Eso sí, tienen el privilegio de costear los gastos de las escrituras de propiedad a nombre de susodicho.

     En la página 5, párrafo 16, escriben los pedigüeños sin fronteras:
"La congregación o las congregaciones que use(n) el Salón del Reino reembolsará(n) a la Sociedad dicho préstamo.  A fin de cubrir los gastos que conlleva el manejar estos asuntos, y también para aumentar el fondo, seguiremos pidiendo que las congregaciones paguen intereses sobre los préstamos obtenidos".
     ¡Hombre, qué quieres que te diga!  Uno siente como que le han timado por tierra, mar y aire.  La aportación al Fondo, la hacen los miembros de la comunidad local, por lo tanto no creo que sea ético ni cristiano todo este chanchullo que más bien parece un timo timocrático en toda regla.

     A estas alturas, puede que algún incauto se pregunte de dónde saco lo del 6% de interés sobre los préstamos.  También, hay documentación, felizmente.

Nuestro Ministerio del Reino, enero de 1989, página 4

     En el boletín mensual interno, Nuestro Ministerio del Reino, enero de 1989, página 4 y párrafo 11, dice literalmente:
"Estas cantidades se reembolsan al Fondo de la Asociación para Salones del Reino con un incremento de un seis por ciento.  ¿Por qué?  Básicamente esta pequeña cantidad protege las contribuciones de la inflación".
     A un servidor, apóstata y enfermo mental per se, le carcome la pregunta: ¿sabía el Banco de España que la confesión religiosa estaba prestando dinero y cobrando intereses?  ¿Estaba operando la entidad religiosa como una entidad financiera al mismo tiempo?  Si prestaba y cobraba dinero, ¿tenía que haber informado de esto al Banco de España?  ¿Se cometió un delito... en el nombre de Dios?  ¿Nos puede aclarar las dudas el portavoz oficial de la comunidad religiosa en España?

     Si alguien tiene dudas, también tiene la opción de preguntar en el Banco de España:

BANCO DE ESPAÑA SERVICIO EJECUTIVO
Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias
C/ Alcalá, 48
28014 Madrid

Teléfonos: 91 338 69 61 y 91 338 69 62
Fax: 91 338 68 85
http://www.sepblac.es/espanol/home_esp.htm
bibe@correo.bde.es

     La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y las opacidades diversas en el nombre de Dios?