viernes, 30 de julio de 2010

¿Gastar dinero en obra social...? ¡Ja, ja, ja!

El Topo Ajalvireño (traductor y piltrafilla arrepentido)


La Atalaya, 1 de octubre de 1986, páginas 22 y 23: 600 Ptas. suscripción anual

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/02/recibieron-gratis-den-gratis-un-siglo.html

Estimados camaradas víctimas de la opacidad financiera de la Orden del Voto de Pobreza:

Nuestro compañero entrañable, el Topo Ajalvireño (será la especie más amenazada en el páramo ajalvireño) se ha echado a las espaldas las criticas interesadas de los agentes Watch a sueldo y sigue con su labor infatigable a favor de las buenas nuevas verdaderas sin trampa ni cartón. Por eso, ha tenido a bien compartir con nosotros esta información oportuna procedente del Governing Body Bank. Es La Atalaya (el B.O.E. de la confesión religiosa). En ese año, todavía había que pagar por beber el agua de la verdad caduca y la profecía falluta..., ¡cuánto dinero se recaudaba entonces! Los publicadores compraban las revistas a al contado en el Salón del Reino..., ¡luego búscate la vida para vendérselas al público, y si no, te las comes en casa con patatas fritas! ¡Qué negocio más redondo que le pasó desapercibido a Bernie Madoff!

Pero, a lo que íbamos. En el artículo de hoy, el Cuerpo Gobernante se deja el culo al aire y se le ve el plumero y sus verdaderas intenciones. El dinero, ¿qué tendrá el dinero que, los que tienen la esperanza celestial no paran de pedírnoslo! Ellos quieren que trabajemos y que les demos nuestro dinero en forma de donativos para poder seguir llevando su tren de vida. Sin embargo, nosotros, seguimos el principio bíblico: "El que no quiera trabajar que tampoco coma". Así, si los pedigüeños quieren vivir de la sopa boba..., ¡que no sea con nuestro dinero! ¡Que curren y se deslomen!

Ahora, echaremos un vistazo a este artículo tan timocrático y apropiado para expoliar el dinerito de los bienintencionados, ¡no vaya a ser que se equivoquen y donen el dinero a Cáritas! ¡Va por ustedes!:

El tema lo dice todo: ¿Cuál es la manera más práctica de amar a "tu prójimo"?

Y empiezan así: ¿Cómo se siente usted cuando ve a otra persona sufrir gran necesidad? Por ejemplo, ¿qué le mueve a hacer el ver una fotografía de niños hambrientos? "Siento lástima --tal vez diga usted-- y quiero ayudar". ¡Vaya, vaya! Es un sentimiento normal, natural, humano y..., ¿deberíamos decir cristiano? Digamos que eres un bien nacido. Hasta este punto todo bien.

Pero qué es lo que motiva a los pedigüeños de la Orden del Voto de Pobreza a escribir este artículo. Seguidamente, ya se les ve las intenciones, su verdadero leitmotiv, se dejan ver el colmillo que aparece entre la comisura de los labios: La vasta suma de dinero que se contribuye anualmente a las organizaciones caritativas y a las agencias de socorro indican que muchas personas opinan igual que usted. ¡Ahí queríamos llegar..., el dinero que se dona! ¿Eres cristiano? Más precisa aún la pregunta, ¿eres testigo de Jehová y sufres con los que sufren y deseas paliar el sufrimiento ajeno..., con tu dinero? ¡Cuidadín, cuidadín..., con el dinero no se juega! Vayamos por partes, antes de que tu corazón traicionero haga que ayudes en un comedor social de Cáritas o, ¡peor aún! ¡Que te de por hacer una donativo en metálico para los necesitados de tu municipio! Vigila, ¡que el dinero es muy goloso!

Habla el Governing Body Bank de una vasta suma de dinero que se contribuye anualmente. Y, ellos, muy sagaces, piensan: "¿Qué porcentaje de esta vasta suma de dinero, procede de nuestros feligreses insensatos? ¿Estarán desviando el dinero que deberían donarnos a nosotros..., hacia una organización caritativa? ¡Cuidado, hermanos! La salvación eterna no se consigue así como así, nosotros damos los pases para entrar en el Nuevo Orden Watchtoweriano y mucho depende vuestra salvación y el que disfrutéis de juventud eterna sobre el cómo y a quién hacéis el donativo contante y sonante. ¡Mirad! La asistencia a las reuniones de congregación es importante. La predicación de las buenas nuevas nuestras, también. Pero, el asunto de los donativos en metálico, no es que sea importante, es vital y condición sine qua non el que lo donéis en exclusiva a nosotros..., ¡si queréis ganaros la salvación eterna! Aquí no se puede servir a dos amos: o das el dinero a Médicos Sin Fronteras o a la Watchtower! ¿Te va a dar la salvación Cáritas? Somos buenos pero no tontos. ¡No juguemos con las cosas de comer!: echas el dinero en la caja de contribuciones del Salón del Reino, hay salvación asegurada. Así de simple".

Muchas personas sinceras creen que la manera más práctica de mostrar amor al prójimo es por medio de construir y mantener hospitales y escuelas, contribuir para alguna causa buena y participar en diversas formas de trabajo social. ¿Son obras malas ayudar en un comedor social? ¿Es una pérdida de tiempo? ¿Y el regentar un geriátrico para personas sin recursos? ¿Un albergue para madres solteras y sin recursos económicos? ¿Un centro de desintoxicación para jóvenes? ¿Qué hay de las visitas a personas mayores abandonadas a su suerte en sus hogares..., incluso por sus familiares Testigos? ¿Un orfanato..., es cristiano el regentarlo? Son tantas y tantas cosas las que podemos hacer por ayudar a los menos favorecidos..., ¿verdad Sociedad Watch Tower?

El siguiente paso es sembrar la duda sobre la honestidad de las organizaciones caritativas, para eso se remiten a una serie de informes periodísticos escogidos que pretenden mostrar como un ejemplo de lo que pasa en todas estas organizaciones, ¿con qué fin? Con el propósito de que no donemos nuestro dinero a éstas organizaciones caritativas..., y se lo demos a ellos para hacer su gran obra mundial para salvar vidas (las únicas vidas que se salvan son las de las clases dirigentes que no pegan un palo al agua y se salvan de tener que trabajar, viviendo a cuerpo de rey), ¡punto pelota!

Entonces, tienen la poca vergüenza de remitirse al ejemplo de Jesucristo para apoyar sus tesis económicas. Pasándose por el arco del triunfo los relatos evangélicos que nos muestran a un Jesús implicadísimo en las necesidades de la gente: curaciones, milagros como el de dar de comer a los hambrientos. Mateo capítulos 8, 9 y 10; allí tenemos una larga ristra de milagros de Jesús en el que atiende a los necesitados. Después, en el capítulo 25, tenemos este mensaje explícito de Jesús sobre cómo el ayudar a los necesitados equivaldría a hacerlo por él mismo:

"Entonces el Rey dirá a los que están a su derecha: «Vengan, benditos de mi Padre, y tomen posesión del reino que ha sido preparado para ustedes desde el principio del mundo.
35 Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa.
36 Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la cárcel y me fueron a ver.»
37 Entonces los justos dirán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber?
38 ¿Cuándo te vimos forastero y te recibimos, o sin ropa y te vestimos?
39 ¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?
40 El Rey responderá: «En verdad les digo que, cuando lo hicieron con alguno de los más pequeños de estos mis hermanos, me lo hicieron a mí.»
41 Dirá después a los que estén a la izquierda: «¡Malditos, aléjense de mí y vayan al fuego eterno, que ha sido preparado para el diablo y para sus ángeles!
42 Porque tuve hambre y ustedes no me dieron de comer; tuve sed y no me dieron de beber;
43 era forastero y no me recibieron en su casa; estaba sin ropa y no me vistieron; estuve enfermo y encarcelado y no me visitaron.»
44 Estos preguntarán también: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, desnudo o forastero, enfermo o encarcelado, y no te ayudamos?»
45 El Rey les responderá: «En verdad les digo: siempre que no lo hicieron con alguno de estos más pequeños, ustedes dejaron de hacérmelo a mí.»
46 Y éstos irán a un suplicio eterno, y los buenos a la vida eterna.»".

Pero, a la Watchtower no le interesa que nosotros gastemos nuestro dinero y energías ayudando a otros: ellos tienen la única y exclusiva misión de predicar. ¿En qué consiste su particular predicación? Por más de 100 años ha sido el vender libros y revistas de casa en casa y por la vía pública, pillar el dinero y hacerlo desaparecer de la vista de los mortales. ¿Cuántos años llevan los testigos de Jehová en España? ¿Han presentado alguna vez un balance financiero sobre las entradas y salidas? Sabemos que ponemos dinero y, como el río Guadiana desaparece, para aparecer en algún destino desconocido.

A partir de 1990, se le mete el miedo en el cuerpo porque la venta de publicaciones podría hacer que el Ministerio de Hacienda interviniese sus cuentas. El caso de Jimmy Swaggart, en California, levantó la liebre. (Véase el enlace: http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/06/por-qu-razn-dej-la-watch-tower-de.html) Así, después de este caso, la Watchtower cambió su política de puerta a fuera para no tener problemas con Hacienda. Todo movimiento de los pedigüeños sin fronteras, obedece a una causa.

En definitiva, con el artículo en cuestión lo que se pretendía es desanimar a la gente a que apoye financieramente (o activamente como voluntario) a organizaciones caritativas que no sean la Sociedad Watch Tower. Más claro el agua.

Si te quieres salvar del fin del mundo, tu dinero sólo puede tener un destino legítimo: la Caja de Contribuciones del Salón del Reino.

¿Quiénes lo documentan todo, todo y todo? ¿Quiénes viven de la demagogia? La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. ¿Quién es el padre de la mentira?

Acción para el post:

Haced una cosa que mosquea mucho a los agentes Watch: ¡divulgad esta buena nueva entre nuestras amistades íntimas! ¡Eso les pone de los nervios..., nuestra labor proselitista clandestina!