sábado, 16 de julio de 2011

Distribución de las revistas: el ahorro económico se impone

Nízam (el Ojo que todo lo ve)

Circular interna: Carta a las congregaciones, 30 de junio de 2011


http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/06/por-qu-razn-dej-la-watch-tower-de.html

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/02/recibieron-gratis-den-gratis-un-siglo.html

Estimados camaradas que disfrutáis del merecido reposo del guerrero en este día de asueto:

Nuestro compañero Nízam, el Ojo que todo lo ve, ha tenido la gentileza de compartir con toda la Honorable Hermandad Apóstata una nueva directriz de la Voz de Dios en la tierra.  Es una carta dirigida a todas las congregaciones en la piel de toro, donde se nos instruye en un nuevo sistema de distribución del producto estrella: las revistas de la confesión religiosa.

Por otro lado, otro de nuestros insignes colaboradores: el Topo Ajalvireño, ha tenido a bien colaborar en este post, con la aportación de la portada de la última revista impresa en la sede nacional de los testigos de Jehová en España  --Ajalvir (Madrid)--, con el correspondiente precio de venta al público en la esquina superior derecha.

Los apóstatas somos la repanocha: empleamos horas y horas de investigación para documentar las verdades del barquero, que ni caducan ni se reinterpretan de manera constante de manera interesada bajo el paraguas de la religión y en el nombre de Dios.  Aquí llamamos al pan, pan, y la vino, vino.  Luego vendrán los agentes Watch a sueldo, encargados de intentar intoxicar al lector cándido, con la demagogia watchtoweriana.  Pero, ¿nos presentarán documentación que acredite sus mentiras descarada y, en el mejor de los casos,  medias verdades?  Podéis esperar sentados en un chiringuito de la playa tomando una cervecita fresca o un tinto de verano...

Hagamos un poco de historia que nos ayudará a entender el paso que da ahora la confesión religiosa del notorio arraigo y olé.

La entidad religiosa llevaba un siglo cobrando las publicaciones que editaba  --libros y revistas--  a los miembros de la confesión religiosa y, éstos, a su vez, se la cobraban al público en su labor de predicación.  ¿Y qué pasaba si no tenías la dicha de vender las revistas al público?  ¡Pues te las comías con patatas!  ¡La confesión religiosa ya te las había vendido y cobrado a ti!  Por otro lado, se aconsejaba a todo miembro  --en el caso de las familias, a todos sus miembros--  a que tuviesen su pedido de revistas: por lo que tú, periódicamente tenías que recoger tu pedido..., pagándolo previamente a tocateja en el Salón del Reino.  No se concibía que un testigo de Jehová que se preciase de serlo no tuviese un pedido personal.  Era algo común, que en los domicilios de los Testigos, se almacenasen montañas de revistas que no se habían podido vender..., ¡además tenías la desventaja de la fecha de la revista..., rápidamente caducaban!  Este sistema de publicación con el cobro asegurado, unido a la predicación del un fin del mundo inmediato junto con la expedición del pasaporte correspondiente para la salvación por parte de la Sociedad Watchtower..., hizo que las arcas de la entidad religiosa estuvieran a rebosar..., interpretándolo como la bendición de Dios.

Esta bendición iba sobre ruedas hasta que un día, a principios de los años 1980, el Estado de California le exigió el pago de impuestos a un telepredicador pentecostal, Jimmy Swaggart, por la venta de libros y cintas de casete.  Con el tiempo, el caso llegó al Tribunal Supremo de los EE.UU., y en febrero de 1989, el tribunal dictaminó que era ilegal eximir de dichos impuestos a las organizaciones religiosas.  Desde entonces: todo el mundo a pagar como buenos cristianos.

Con esta sentencia, la confesión religiosa ve amenazado su modus vivendi y reacciona de la siguiente manera:
En junio de 1989, la Sociedad Watchtower, presenta un informe "amicus curiae" --(el amicus curiae (amigo de la corte o amigo del tribunal) es una expresión latina utilizada para referirse a presentaciones realizadas por terceros ajenos a un litigio, que ofrecen voluntariamente su opinión frente a algún punto de derecho u otro aspecto relacionado, para colaborar con el tribunal en la resolución de la materia objeto del proceso)-- ante el Tribunal Supremo en apoyo del caso Jimmy Swaggart. Otras organizaciones religiosas, también acuden en ayuda y presentan informes "amicus curiae", como: el Consejo Nacional de Iglesias y la Asociación para la Conciencia de Krishna.
 El 17 de enero de 1990, el Tribunal Supremo de los EE.UU., dicta sentencia en contra de Jimmy Swaggart Ministries, indicando que el impuesto sobre las ventas debe pagarse.
El 9 de febrero de 1990, la Sociedad Watchtower, escribe una carta a las congregaciones anunciando que ya no se venderán publicaciones en el Salón de Reino ni se estipulará un precio por ellas cuando las ofrezcamos al público. http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/06/por-qu-razn-dej-la-watch-tower-de.html
Como la Sociedad Watchtower tiene más miedo a los impuestos que a correr los encierros de los sanfermines, ¡pues cambió de tercio!  No obstante, el tiempo ha demostrado que este método falla: el pardillo integral ibérico se lleva las revistas..., ¡pero muchos no echan el parné en el alcancía del Salón del Reino!  Acumulan y acumulan las revistas en sus domicilios, hasta que un buen día llenan el carro de la compra y se dirigen al contenedor del papel para reciclar y las echan allí todas..., ¡para dolor y crujir de dientes de la entidad religiosa!  Tras veinte años soportando esta sangría, la confesión religiosa ha estado reduciendo el coste de la producción de literatura: ahora se publican menos libros y son de tapa blanda y sin encuadernación de lujo.  Se ha suprimido una de las dos ediciones mensuales de la revista ¡Despertad!..., ¡y la cosa sigue en caída libre!  Prácticamente, las abuelas son las que echan el dinero en la caja, los matrimonios y jóvenes  --en su mayoría--  pasan de donar dinero a la entidad religiosa.  Pero..., las abuelas se están muriendo..., y con ellas la fe ciega en el Cuerpo Gobernante..., y con la pérdida de la fe, va unida de la mano la negativa a echar un duro en la alcancía de la confesión.  Crisis de fe, igual, a menos dinero.

Esto está volviendo locos a los madamases y, por esta razón, tenemos esta nueva directiva en la carta.  Están buscando maneras de ajustarse a la realidad de los hechos:  los hermanos se dan muchos golpes de pecho en el Salón del Reino..., pero no abren el puño a la hora de la verdad y el Cuerpo Gobernante se puede dar con un canto en los dientes con lo que aportan actualmente los pardillos integrales..., ¡porque la cosa va de mal en peor!

En el nuevo sistema se elimina el histórico pedido personal de revistas.  ¿Objetivo?  "[...] a muchos publicadores les sobran revistas a fin de mes [...]", ¡y encima no echan ni un real!  Las revistas se colocarán encima del mostrador del Departamento de Literatura en cada Salón del Reino y los publicadores se servirán como si de un autoservicio se tratase.

¿Lo más impactante, para un servidor?  Pues que la confesión religiosa pide a los miembros que devuelvan las revistas que no puedan distribuir.  Así, las congregaciones podrán saber cuántas revistas necesitan de verdad y..., ¡la confesión religiosa podrá ahorrase el coste de la impresión y distribución!  Este sistema lo podían haber implantado cuando nosotros teníamos que pagarlas dinero en mano y, después, como no podíamos venderlas..., ¡nos las teníamos que comer con patatas fritas en casa!  Ahora, como el bolsillo perjudicado es el del Cuerpo Gobernante..., ¡pues cambia el sistema!  Siempre igual: el leitmotiv es el dinero.

¡Qué tiempos aquellos, cuando teníamos la bendición de Dios..., en forma de una lista de precios  y todo el mundo tenía que pasarse por vicaría y retratarse con dinero en  mano...!http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/02/recibieron-gratis-den-gratis-un-siglo.html

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira?

jueves, 14 de julio de 2011

Homenaje a quienes lo dieron todo y los vetaron secula seculorum

El Topo Ajalvireño (desde el páramo)

El B.O.E.: ¡Despertad! 8 de junio de 1970, página 22
Estimados cofrades en nuestro particular vía crucis watchtoweriano:

A los apóstatas, nos tildan de requetemalos, de traidores y otras lindezas con las que nos obsequian los agentes Watch..., ¡pero tenemos un algo que nos hace irresistiblemente atractivos y no pueden pasar sin nuestra compañía edificante y teocrática!

El Topo Ajalvireño, desde su madriguera en el páramo, nos obsequia con este documento histórico.  Ojo Bereano, puede reconocer a alguien con el que tiene mucha relación.  Espero que la foto la enmarque y la ponga sobre la cabecera de su cama y, le encienda una vela cada noche antes de acostarse.

Aunque algunos les pueda parecer extraño, quisiera rendir un homenaje a todos aquellos que lo dieron todo por la Organización..., y la Organización nunca llegó a confiar enteramente en ellos.  Siempre los mantuvieron lejos de los órganos de poder.  Eran los hijos legítimos, pero los bastardos se adelantaron.  El Cuerpo Gobernante creyó que los individuos de ciertas nacionalidades, tenían una predisposición genética a apostatar  --más tarde o más temprano-- y apoyar la causa de Raymond Franz.  ¿Un poco frustrante...?  Pues sí.  Debe de serlo para aquellos que han dado toda una vida por la Sociedad y nunca han tenido el reconocimiento merecido de un hijo legítimo.  ¡Ver que toda la herencia se la dan al bastardo..., es muy duro!

Ser el Príncipe de la Elocuencia en un mundo de ágrafos envidiosos, nunca ha sido buena cosa.  La envidia es muy mala: Caín mató a Abel.  Pero, el precio de la verdad, el amor propio y la paz interior..., es la independencia económica.  Sin tal independencia somos esclavos de quien nos mantiene..., ¡y tenemos que comulgar con piedras de molino!  Nos convertimos en esclavos de los hombres, no de Dios.  Y, podemos acabar legitimando la mentira como un instrumento válido para defender los intereses de la Organización.

Pero, no todo está perdido.  Mientras hay vida, hay esperanza.  Todavía hay tiempo para redimir nuestra alma.  Tal vez, el reflexionar en el ejemplo de Tomás Moro.  Para empezar, podemos visionar la película: Un hombre para la eternidad.  


lunes, 11 de julio de 2011

Visita semestral de un orador de Betel a tu congregación..., ¡pagándolo tú!

Nízam (desde el lado oscuro)



Circular interna: Carta a los cuerpos de ancianos, 1 de julio de 2011

http://www.extj.com/showthread.php?19372-Betelitas-en-Espaa-A-Discursar%21

Estimados camaradas esquilmados por los profetas del mueble bar:

La verdad documentada, que no la demagógica con la que nos atosiga nuestro insigne y multifacético agente Watch, Ojo Bereano, nos llega día sí y día también a esta humilde redacción apóstata.  Nízam, el Ojo que todo lo ve, desde el lado oscuro, deleita nuestros ojos con esta visión de la circular interna.  Él , en el foro del matrimonio Fuentes, nos dice lo siguiente:

Betelitas en España: ¡A Discursar!
 Desde enero de 2012, los betelitas serán asignados los fines de semana por el dep. de servicio a visitar congregaciones discursando los sábados y domingos y predicando con la congregación que visiten.
Otra nueva forma de "quemar" a los betelitas, y por extensión de cubrir sus gastos.


Saludos
Analicemos la carta y veamos cómo nos afectará a nosotros, el pardillo integral ibérico y allende los mares.  El asunto está claro: Visitas de oradores de Betel.  ¿Qué congregaciones tendrán ese privilegio singular?  Las que estén hasta unos 250 kilómetros por carretera, como máximo; unas 3 ó 4 horas de distancia de la sede nacional en Ajalvir (Madrid).  ¿Qué hay de todos aquellas congregaciones repartidas por toda la geografía española?  ¡Tranquilos!  Está todo previsto:
[...] o a mayor distancia, pero con los medios públicos de transporte que permitan que el viaje se haga en ese tiempo [...]  
¿Que no entendéis bien lo del transporte publico?  ¡Nada como un ejemplo!: ¿Qué se tarda de Madrid a Barcelona viajando en el AVE?  Tres horas, ¡luego el problema está resuelto!  Pero, lo vamos a simplicar aún más, ¿qué se tarda en viajar a las deseadas Islas Canarias en avión, desde Madrid?  ¿Veis?  Problema resuelto.  No hay ningún sitio de España al que no se pueda acceder en 3 ó 4 horas, si viajas en avión o en tren de alta velocidad.  ¿Qué hay del autocar de línea, o del tren tradicional..., no son más económicos?  ¿Qué hay de los medios de transporte público..., más obreros?  ¿No son dignos de los auténticos sucesores de los apóstoles...?  Eso de viajar como un vulgar obrero ibérico, ¿es indigno y anticristiano?

Otra de las opciones novedosas que nos ofrece la confesión religiosa, es "contratar" a la carta: orador, tema del discurso,  fecha, etc.:
Tened en cuenta también que si deseáis que os visite un orador en particular, que el orador presente un discurso específico o que se encargue del discurso de la Commemoración, o que la visita tenga lugar en determinada fecha, deberías encargaros vosotros mismos de los preparativos.
A medida que el día del juicio final se acerca a toda leche, la confesión religiosa está que se sale y tira la casa por la ventana, y esta nueva oferta coincide con las rebajas de verano..., para más inri.   Hay que sacarles más rendimiento a los trabajadores de Betel..., que están muy ociosos últimamente: ¡tanto jacuzzi!  ¡Tanta piscina climatizada!  ¡Tanta sauna!  ¡Tanto gimnasio!  ¡Tanto aire acondicionado, tanta calefacción!  ¡Tanto buen comer y mejor beber..., es que embota los sentidos!  Hay que darles caña.  La salvación watchtoweriana no se gana gratuitamente..., ¡hay que currárselo!  Sin donación no hay salvación.  Sin dinero no hay paraíso.

¿En qué consistirá esta visita del orador de la sede nacional?:
Durante la visita, el orador de Betel dará un discurso de servicio el sábado por la noche y presentará el discurso público del domingo.  También saldrá a predicar con la congregación en la medida de lo posible. 
En fin, un fin de semana completo, donde, tal vez, podamos esperar alguna arenga para que no seamos tan tacaños y cicateros con la confesión religiosa y podamos compartir liberalmente nuestros ingresos económicos con los que nos garantizan: parcela y juventud eterna en el Nuevo Orden Watchtoweriano que está a al vuelta de la esquina.  ¡No permitas que esta oferta se te escape de las manos!  Opino que es un magnífica oportunidad la de conseguir un orador a la carta  --¡así no tendríamos que soportar el discurso tradicional y soporífero semanal del discursante-transportista de turno!--  , lo que pasa que nos saldría un poco caro..., ¡y a eso vamos!

La clave de todas la claves viene ahora para todos vosotros, amables lectores y apoquinantes sin fin:
La sucursal no reembolsa a los oradores de Betel los gastos relacionados con sus visitas a las congregaciones.  Por lo tanto, recordad que es la congregación que invita al orador de Betel la que tiene el privilegio y la responsabilidad de preguntarle por sus gastos de viaje (y los de su esposa, si está casado) y cubrirlos.
Llegado a este punto, uno, pudiera preguntarse cándidamente, "Entonces, ¿a cuento de qué echo yo dinero en la caja de contribuciones para la obra del Reino?  ¿Qué gastos concretos tiene la obra del Reino, ya que todo y cada gasto parece ser independiente de este concepto abarcador y ambiguo?  Yo pongo el dinero con la esperanza de que la Sociedad lo utilice para todos estos fines.  Si no lo utiliza para esto, ¿para qué demonios quiere el dinero?  ¿Para invertirlo en hedge fund y cédulas hipotecarias..., como la gente mundana?".  Betel  --la sede nacional de los testigos de Jehová--, como de costumbre, se quita del medio a la hora de pagar y les endilga ese privilegio y responsabilidad..., al pardillo integral ibérico y allende los mares.  No me extraña que se esté gestando un nuevo movimiento entre los miembros de esta confesión religiosa con el lema: ¡PLATAFORMA TARIFA PLANA YA!  Sí, queremos que la confesión religiosa nos cobre una cantidad fija mensual a cada miembro y que englobe todos los conceptos y gastos..., ¡no queremos sorpresas en la factura al final de mes!

Encima nos salen altivos y, como algunas chicas, se hacen de valer:
A principios del mes de octubre, las congregaciones cuyas solicitudes hayan sido aprobadas recibirán la correspondiente notificación.
No podemos olvidar lo que parece ser un nuevo título y cargo watchtoweriano: orador de Betel.  El que alguien sea un orador de Betel, podría venir a ser como un título nobiliario. Envolvería al titular de una aureola de sapienza watchtoweriana de alto nivel..., ¡digno de que se le paguen los gastos a él y a su esposa!

En fin, ¡qué más queréis que os explique!  Nos toca rascarnos el bolsillo para poder escuchar más profecías fallutas y verdades caducas..., ¡la fe tiene un precio y el paraíso también!

Con vosotros, por nosotros, por todos.  La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  Está pasando, lo estás leyendo, ¿te lo vas a perder?  ¿Quién es el padre de la mentira?