lunes, 11 de julio de 2011

Visita semestral de un orador de Betel a tu congregación..., ¡pagándolo tú!

Nízam (desde el lado oscuro)



Circular interna: Carta a los cuerpos de ancianos, 1 de julio de 2011

http://www.extj.com/showthread.php?19372-Betelitas-en-Espaa-A-Discursar%21

Estimados camaradas esquilmados por los profetas del mueble bar:

La verdad documentada, que no la demagógica con la que nos atosiga nuestro insigne y multifacético agente Watch, Ojo Bereano, nos llega día sí y día también a esta humilde redacción apóstata.  Nízam, el Ojo que todo lo ve, desde el lado oscuro, deleita nuestros ojos con esta visión de la circular interna.  Él , en el foro del matrimonio Fuentes, nos dice lo siguiente:

Betelitas en España: ¡A Discursar!
 Desde enero de 2012, los betelitas serán asignados los fines de semana por el dep. de servicio a visitar congregaciones discursando los sábados y domingos y predicando con la congregación que visiten.
Otra nueva forma de "quemar" a los betelitas, y por extensión de cubrir sus gastos.


Saludos
Analicemos la carta y veamos cómo nos afectará a nosotros, el pardillo integral ibérico y allende los mares.  El asunto está claro: Visitas de oradores de Betel.  ¿Qué congregaciones tendrán ese privilegio singular?  Las que estén hasta unos 250 kilómetros por carretera, como máximo; unas 3 ó 4 horas de distancia de la sede nacional en Ajalvir (Madrid).  ¿Qué hay de todos aquellas congregaciones repartidas por toda la geografía española?  ¡Tranquilos!  Está todo previsto:
[...] o a mayor distancia, pero con los medios públicos de transporte que permitan que el viaje se haga en ese tiempo [...]  
¿Que no entendéis bien lo del transporte publico?  ¡Nada como un ejemplo!: ¿Qué se tarda de Madrid a Barcelona viajando en el AVE?  Tres horas, ¡luego el problema está resuelto!  Pero, lo vamos a simplicar aún más, ¿qué se tarda en viajar a las deseadas Islas Canarias en avión, desde Madrid?  ¿Veis?  Problema resuelto.  No hay ningún sitio de España al que no se pueda acceder en 3 ó 4 horas, si viajas en avión o en tren de alta velocidad.  ¿Qué hay del autocar de línea, o del tren tradicional..., no son más económicos?  ¿Qué hay de los medios de transporte público..., más obreros?  ¿No son dignos de los auténticos sucesores de los apóstoles...?  Eso de viajar como un vulgar obrero ibérico, ¿es indigno y anticristiano?

Otra de las opciones novedosas que nos ofrece la confesión religiosa, es "contratar" a la carta: orador, tema del discurso,  fecha, etc.:
Tened en cuenta también que si deseáis que os visite un orador en particular, que el orador presente un discurso específico o que se encargue del discurso de la Commemoración, o que la visita tenga lugar en determinada fecha, deberías encargaros vosotros mismos de los preparativos.
A medida que el día del juicio final se acerca a toda leche, la confesión religiosa está que se sale y tira la casa por la ventana, y esta nueva oferta coincide con las rebajas de verano..., para más inri.   Hay que sacarles más rendimiento a los trabajadores de Betel..., que están muy ociosos últimamente: ¡tanto jacuzzi!  ¡Tanta piscina climatizada!  ¡Tanta sauna!  ¡Tanto gimnasio!  ¡Tanto aire acondicionado, tanta calefacción!  ¡Tanto buen comer y mejor beber..., es que embota los sentidos!  Hay que darles caña.  La salvación watchtoweriana no se gana gratuitamente..., ¡hay que currárselo!  Sin donación no hay salvación.  Sin dinero no hay paraíso.

¿En qué consistirá esta visita del orador de la sede nacional?:
Durante la visita, el orador de Betel dará un discurso de servicio el sábado por la noche y presentará el discurso público del domingo.  También saldrá a predicar con la congregación en la medida de lo posible. 
En fin, un fin de semana completo, donde, tal vez, podamos esperar alguna arenga para que no seamos tan tacaños y cicateros con la confesión religiosa y podamos compartir liberalmente nuestros ingresos económicos con los que nos garantizan: parcela y juventud eterna en el Nuevo Orden Watchtoweriano que está a al vuelta de la esquina.  ¡No permitas que esta oferta se te escape de las manos!  Opino que es un magnífica oportunidad la de conseguir un orador a la carta  --¡así no tendríamos que soportar el discurso tradicional y soporífero semanal del discursante-transportista de turno!--  , lo que pasa que nos saldría un poco caro..., ¡y a eso vamos!

La clave de todas la claves viene ahora para todos vosotros, amables lectores y apoquinantes sin fin:
La sucursal no reembolsa a los oradores de Betel los gastos relacionados con sus visitas a las congregaciones.  Por lo tanto, recordad que es la congregación que invita al orador de Betel la que tiene el privilegio y la responsabilidad de preguntarle por sus gastos de viaje (y los de su esposa, si está casado) y cubrirlos.
Llegado a este punto, uno, pudiera preguntarse cándidamente, "Entonces, ¿a cuento de qué echo yo dinero en la caja de contribuciones para la obra del Reino?  ¿Qué gastos concretos tiene la obra del Reino, ya que todo y cada gasto parece ser independiente de este concepto abarcador y ambiguo?  Yo pongo el dinero con la esperanza de que la Sociedad lo utilice para todos estos fines.  Si no lo utiliza para esto, ¿para qué demonios quiere el dinero?  ¿Para invertirlo en hedge fund y cédulas hipotecarias..., como la gente mundana?".  Betel  --la sede nacional de los testigos de Jehová--, como de costumbre, se quita del medio a la hora de pagar y les endilga ese privilegio y responsabilidad..., al pardillo integral ibérico y allende los mares.  No me extraña que se esté gestando un nuevo movimiento entre los miembros de esta confesión religiosa con el lema: ¡PLATAFORMA TARIFA PLANA YA!  Sí, queremos que la confesión religiosa nos cobre una cantidad fija mensual a cada miembro y que englobe todos los conceptos y gastos..., ¡no queremos sorpresas en la factura al final de mes!

Encima nos salen altivos y, como algunas chicas, se hacen de valer:
A principios del mes de octubre, las congregaciones cuyas solicitudes hayan sido aprobadas recibirán la correspondiente notificación.
No podemos olvidar lo que parece ser un nuevo título y cargo watchtoweriano: orador de Betel.  El que alguien sea un orador de Betel, podría venir a ser como un título nobiliario. Envolvería al titular de una aureola de sapienza watchtoweriana de alto nivel..., ¡digno de que se le paguen los gastos a él y a su esposa!

En fin, ¡qué más queréis que os explique!  Nos toca rascarnos el bolsillo para poder escuchar más profecías fallutas y verdades caducas..., ¡la fe tiene un precio y el paraíso también!

Con vosotros, por nosotros, por todos.  La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  Está pasando, lo estás leyendo, ¿te lo vas a perder?  ¿Quién es el padre de la mentira?