jueves, 17 de abril de 2008

El testigo de Jehová, Gilbert Simental se derrumba... confiesa




Estimados camaradas abduccidos por la Watch Tower:

Todo llega a su fin. El dicho: "Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo"... vuelve a ser cierto. El testigo de Jehová, Gilbert Simental... se nos derrumba... y confiesa... ante la evidencia abrumadora, algo así como les ha sucedido a los ancianos de su congregación, que testificaron contra el pederasta por que les obligó el juez.

Os damos la noticia periodística, como siempre en el link de arriba tenéis la noticia original en inglés, dice así para todos aquellos que no sabemos inglés... como el Albert Snake de Ajalvir:

EL HOMBRE DE MURRIETA, CONFIESA HABER ABUSADO SEXUALMENTE DE UNA DE LAS NIÑAS, DE SU HERMANA NO

"El hombre de Murrieta, entre disculpas y sollozos, confesó haber abusado sexualmente de la más joven de las dos hermanas durante la 'fiesta de los pijamas' que celebraba su hija en el hogar de él en el 2005 y el 2006.

'Durante todo este tiempo, no me lo he podido quitar de la cabeza: No debería haber hecho eso. ¿Por qué estoy haciendo esto?, alegó el defendido Gilbert Simental, cuando describía los tocamientos a la niña de 9 años.

El testimonio de él tuvo lugar al final de su juicio por pederastia en el Tribunal de Justicia de Southwest, en French Valley.

Él, de 49 años, lloriqueando, mirando el anillo de oro que tenía en su dedo, levantó la mirada hacia su abogado.

Su abogado defensor, Miles Clark, preguntó a Simental si se sentía arrepentido de sus acciones.

'Muchas veces he deseado decirle a ella, lo mucho que lo siento', confesó Simental, refiriéndose a la más joven. 'Me gustaría poder volver para atrás... para que esto nunca hubiese sucedido... Sin duda, ella es la única víctima que hay aquí'.

La empresa Press-Enterprise no publica el nombre de las que se presupone víctimas de abusos sexuales.

Mientras Simental admitió tocamientos a una de las amigas de su hija, cuando ella dormía en su hogar en dos ocasiones, en 2005, negó haber hecho lo mismo con la mayor de las hermanas, quien tenía 10 años, durante la fiesta de los pijamas en 2006.

El fiscal, Burke Strunsky, cuestionó la declaración de Simental en este supuesto, ya que en una declaración precedente, los dos ancianos de congregación de los testigos de Jehová, John Vaughn y Andrew Synai, testificaron que Simental les había confesado haber hecho tocamientos a las dos hermanas.

Simental describió el incidente con la mayor de las hermanas, como diferente de los dos indidentes que había tenido con la más joven. La mayor de la hermanas se resistió, Simental continuó toqueteándola por unos momentos antes de parar, testificó Synai.

Sin embargo, Simental testificó que había tocado la pierna de la mayor de las hermanas mientras estaban jugando a un juego en la piscina de Simental, que requería cerrar los ojos e intentar atrapar a alguien.

'Ninguno de éstos hombres (refiriéndose a los ancianos de ongregación) puede recordar todo lo que dije', dijo Simental refiriéndose a Synai y Vaughn. 'Soy yo quien lo hice. Y lo recordaré mientras viva'.

Strunsky, pausó por un momento.

'Bien, Sr. Simental, olvida rápido a éstas dos muchachas', dijo Strunsky.

El fiscal recordó el testimonio de Synai sobre la decisión de Simental de abusar de la mayor. El anciano testificó que la decisión de Simental de tocar a la niña mientras dormía fue provocada por el contacto anterior con ella en la piscina.

YO NO LE DIJE ESO

'Recuerdo exactamente lo que le dije a él, y, eso, no se lo dije', contestó Simental. 'Ninguno de ellos puede decir que recuerda todos los detalles'.

Pero, Strunsky dijo, que ambos ancianos recordaban que Simental había dicho que abusó de las dos niñas.

Clark, más tarde, preguntó a Simental si las conversaciones con Synai y Vaughn fueron grabadas.

'No lo fueron', contestó Simental.

Strunsky preguntó a Simental si existía otra razón, además de la sexual, para explicar porqué abusó de la menor.

'No sé porqué', respondió Simental en voz baja, 'no debió existir ninguna razón espicífica... No hay ninguna razón o excusa para eso'.

Durante el interrogatorio por su abogado Clark, Simental dijo que ya había tenido que pagar un peaje por sus acciones... perder su vida y su familia.

Simental dijo que ya no se vio capaz de volver a su hogar después de agosto de 2006, cuando fue denunciado a la policía de Murrieta.

UNA FAMÍLIA DEVASTADA

Simental lloraba, mientras describía cómo había perdido a mujer e hijos al separarse legalmente de él, a causa de las alegaciones sobre pederastia.

'Mi esposa y yo estábamos devastados' dijo él entre lágrimas. La acusaban de no ser capaz de proteger a nuestros hijos. Todo lo que siempre hemos hecho, ha sido proteger a nuestros hijos. Desearía poder volver para atrás, que nada de esto hubiese sucedido y poder estar con ellos".

Simental dijo que su mujer tuvo que solicitar una orden de alejamiento contra él, atendiendo a las exigencias de la protectora de menores, con el fin de demostrar que ella estaba haciendo lo que podía por proteger a sus hijos, dijo él.

'Ha sido duro el no poder volver a casa cada día y poder estar con mis niños', dijo Simental mientras se enjugaba la lágrimas con un pañuelo.

Clark, entonces preguntó a su cliente si su testimonio era un relato veraz sobre lo sucedido.

'Sí, lo es', dijo Simental. 'Todo este tiempo he tratado de decir la verdad'.

Clark y Strunsky, tienen programado presentar sus declaraciones finales al jurado en el día de hoy.

Si es culpable de todos los cargos, Simental se enfreta a una condena de 45 años de cárcel.
Reach Tammy J. McCoy at 951-375-3729 or tmccoy@PE.com".

Camaradas, éste Simental es como los gatos, tiene siete vidas... lo malo es que esta es la séptima. Pero más pena que me pueda dar él o cualquier otro pederasta... me la dan las víctimas... ellas son las inocentes y grandes perdedoras de todo este proceso.

Que nunca más estos pederastas encuentren cobijo en las congregaciones de los testigos de Jehová... ¡DENUNCIA ANTE LA GUARDIA CIVIL Y EL MINISTERIO FISCAL EL SISTEMA JUDIAL DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ... QUE NO ESTÁN OBLIGADOS A DENUNCIAR A LA POLICÍA A LOS PEDERASTAS!

Por las víctimas, por nuestros hijos, por nuestra dignidad.