viernes, 18 de abril de 2008

El jurado inculpa a Gilbert Simental, testigo de Jehová, de todos los cargos...


http://www.pe.com/localnews/inland/stories/PE_News_Local_D_faith18.41b0bad.html

Queridos camaradas prófugos de la Watch Tower:

La verdad, en algunas ocasiones, es dolorosa... especialmente para el culpable. Un merecido triunfo para estas dos niñas, ahora de 11 y 12 años, víctimas de éste depredador de almas infantiles. Dolorosa lección para los testigos de Jehová, que han intentado por todos los medios habidos y por haber... evitar testificar en contra del culpable. ¡Valiente servicio dan a la comunidad donde viven... estos predicadores de pacotilla! Menos mal que, un juez "mundano" les obligó a que testificaran sobre lo que sabían de los actos delictivos de este criminal... tal vez, sin el testimonio de los ancianos de su congregación... ahora, este pedófilo... estaría libre. ¡Qué testimonio das por donde pasas... Sociedad Watch Tower! ¡Y tu Oficina de Información Pública... sin querer hacer comentarios! ¡Menudo espíritu cristiano manifiestas! ¡Ya te vale! ¿Y a las víctimas qué... que les den carbón, no? ¡Ya se te ve el plumero! ¡Lo tuyo es encubrir pederastas... y conservar el patrimonio económico... no vaya a ser que te pase como a la archidiócesis de Boston! Ya lo decía el Maestro: "Donde está tu tesoro... allí está tu corazón". Está clarísimo que tu corazón no está con las niñas víctimas de abusos sexuales. Ahora te enfrentarás con la justicia "mundana", después con la justicia de Dios. ¡Tu... que presumes de ser el canal de comunión de Dios en la Tierra! ¡Vergüenza debería de darte que, incluso el Papado, te de lecciones de ética y moral cristiana!

Bueno, ahora que he despotricado contra los impresentables, os paso el resumen de la prensa sobre la decisión del jurado. Como siempre, el link lo tenéis arriba para poder consultarlo:

"EL JURADO HALLA CULPABLE AL HOMBRE DE MURRIETA POR PAIDOFILIA"

El jueves, el jurado halló culpable, al hombre de Murrieta, de todos los cargos de paedofilia con dos hermanas entre los años 2005 y 2006, cuando éstas dormían como invitadas por su hija en el hogar del acusado.

El veredicto fue el resultado de un largo día de deliberaciones. Dos miembros de jurado, con los ojos enrojecidos, parecían que habían estado llorando.

Gilbert Simental permaneció enfrente del jurado, las manos temblorosas, mientras la decisión del jurado era leída en voz alta.

El labio inferior temblaba cuando el veredicto final de culpabilidad era anunciado.

Simental es culpable de tres casos de paedofilia, en tres ocasiones diferentes, afectando a dos niñas, hermanas, cuando éstas tenían 9 y 10 años respectivamente. Simental, en su testificación en el juicio, admitió haber abusado de la menor en dos ocasiones.

La empresa Press-Enterprise no publica el nombre de los menores que son víctimas de paedofilia.

También, el jurado encontró cierta la alegación de que Simental había abusado de más de una niña.

El defendido, de 49 años, había negado en el juicio haber abusado de la hermana mayor. No obstante, Simental reconoció ante los ancianos de la congregación de los testigos de Jehová haber abusado de las dos niñas, según el testimonio de ellos ante el tribunal. Los ancianos de congregación, John Vaughn y Andrew Synai, testificaron que, durante el comité judicial de la congregación, Simental les dijo a ellos que había abusado de ambas niñas.

Nadie del jurado se quedó en el Tribunal de Justicia de Southwest para comentar su decisión.

Después de que el jurado quedó libre para marcharse, dos ayudantes del sheriff esposaron a Simental.

Simental había estado libre pagando una fianza de 1,1 millones de dólares, pero, dada la gravedad de la condena, el juez F. Paul Dickerson III ordenó prisión preventiva.

El abogado defensor, Miles Clark, solicitó al juez que permitiese a Simental permanecer libre, presentándose ante el tribunal cuando este lo viese oportuno.

El fiscal Burke Strunsky, dijo que, ahora Simental se enfrenta a una larga condena de 45 años de cárcel.

"Esta es una poderosa razón para huír", dijo Strunsky. "Él ahora está condenado por paedofilia y constituye en peligro para la sociedad".

Dickerson concordó con el fiscal.

La familia de las niñas, en una nota escrita, mostró su agradecimiento a Strunsky, al jurado y a sus propias hijas.

"Nuestra comunidad está más segura ahora que éste depredador sexual ha sido retirado de nuestras calles", decía la nota de la familia. "No sentimos muy orgullosos por... la valentía de las niñas al enfrentarse a él en el tribunal y decir la verdad".

Durante el juicio, Simental, testificó que el quería decir toda la verdad.

"Desde el mismo principio, él intentó evadir resposabilidad...sacando pecho y proclamando que él era inocente, nuestras hijas mentirosas y que le habían tendido una trampa", se pudo leer en la nota de la familia.

La sentencia definitiva sobre Simental está programada para el 23 de mayo en el Tribunal de Justicia de Southwest.
Reach Tammy J. McCoy at 951-375-3729 or tmccoy@PE.com