domingo, 27 de enero de 2008

Watch Tower Bible & Tract of Pennsylvania Society... ¿quiénes componen la corporación?

http://appsext8.dos.state.ny.us/corp_public/CORPSEARCH.ENTITY_INFORMATION?





Estimados feligreses allá donde estéis:

Los Testigos de Jehová en el Propósito Divino, dice en su página 66: "En aquellos días cada 1o dólares que se contribuían a la Sociedad le daba derecho al donador a un voto de participante. Es por eso que, antes de eso, el Pastor Russell mismo echaba 25.000 votos en la mayoría de las reuniones de corporación. Él había contribuido alrededor de 250.000 dólares en su vida. Cuando él murió, por supuesto, según la ley sus votos murieron con él. De modo que aquellos 150.000 votos válidos para aquella reunión de 1917, indicaban que sus portadores habían contribuido, en algún tiempo u otro, 1.500.000 dólares a la Sociedad para la obra de la predicación. Este método de votar fue enmendado en 1944, eliminándose por completo este método de consseguir votos. Ahora cada miembro tiene solamente un voto".

En el libro "Los Testigos de Jehová en el Propósito Divino", página 274, dice así: "Esta descripción breve del cuerpo de 484 miembros que entonces constituía la Sociedad Watch Tower Bible& Tract es de interés: Los miembros de la corporación son verderamente representativos de la sociedad mundial del nuevo mundo. Hay veintinueve nacionalidades distintas representadas, sirviendo en todos los 48 estados de los Estados Unidos y el Distrito de Columbia y en un total de 69 páises distintos. Son maduros y dos terceras partes de ellos son del resto. El promedio de sus edades es de casi 60 años y todos menos 12 han estado en el servicio del Reino desde antes de 1940 y la mayoría durante más de 25 años. Por supuesto, por estar tan dispersos,la mayoría votó por poder". The Watchtower de 1954, págs. 745-747

La Atalaya de 1 de junio de 1972, pág.341, párrafo 32, díce:"Después que los directores de la Sociedad y sus oficiales fueron elegidos por los accionistas representados allí, se dirigió la consideración a seis enmiendas que se propusieron para la Carta Constitucional de la Sociedad, que era de Pennsylvania incorporada sesenta años antes, en el año 1884. Estas enmandarían los Artículos 2, 3, 5, 7, 8 y 10. La primera resolución enmendadora que se adoptó propuso el ensanchamiento de los propósitos de la Sociedad para asumir apropiadamente la gran obra mundial que estaba adelante. También, esta enmienda puso el nombre de Dios, Jehová, en la Carta Constitucional. La Enmienda Tres suprimió la provisión de la carta constitucional original que disponía que el ser miembro de la Sociedad dependía de las contribuciones monetarias de uno a la Sociedad; de allí en adelante la cantidad de miembros habria de estar limitada a lo más a 500, todos los cuales habrían de ser escogidos sobre la base de su servicio activo a Jehová. Como dijo en su informe el número de La Atalaya del1 de febrero de 1945: 'Esta enmienda resultará en conformar la carta consttucional a los arreglos teocráticos hasta donde lo permita la ley del país.' Todas las seis resoluciones enmendadoras fueron adoptadas. Fue necesario obtener la aprobación del tribunal del Estado para hacer legales todas estas enmiendas. Al año siguiente (1945) se registraron debidamente las Enmiendas y así llegaron a formar parte de la Carta Constitucional. Con la Carta Constitucional, enmendada así la Sociedad Watch Tower ha servido desde entonces como el instrumento jurídico del resto ungido que adora a Jehová en su 'santuario' o 'lugar santo".

La Atalaya de 15 de junio de 1976, en una nota a pie de página, revela: "Originalmente la Sociedad Watch Tower Bible and Tract de Pensilvania fue incorporada el 13 de diciembre de 1884, bajo las leyes del estado de Pensilvania. En la actualidad tiene autorización jurídica para tener un máximo de 500 miembros, pero al escribirse esto solo tiene 397 miembros alistados. La Sociedad tiene una junta de siete directores, para la administración de los asuntos de la Sociedad. En armonía con la carta constitucional de la Sociedad todos los miembros titulares de la Sociedad eligen en cada reunión anual a los miembros de la Junta de Directores. Después de tal elección anual la Junta de Directores elige a sus propios oficiales, como el presidente de la Sociedad, etcétera. Según las estipulaciones de la carta constitucional la Sociedad obra como 'agencia administrativa' para todos los testigos cristianos de Jehová en toda la Tierra. La Sociedad mantiene 96 oficinas sucursales alrededor del globo terráqueo".

La única foto que he podido encontrar de una reunión anual, está en La Atalaya del 1 de julio de 1983, páginas 10 y 11, que dice en parte: "Este incluyó una reunión anual distinta, la de la International Bible Students Association of Canada, la sociedad canadiense que los testigos de Jehová utilizan. Después de la breve reunión de negocios que celebraron los 20 miembros de esa sociedad, el auditorio en general escuchó tres discursos... Luego la reunión de negocios de la Sociedad Watch Tower. El secretario informó que la corporación const ahora de 464 miembros votantes, y que 455 miembros estaban presentes en persona o mediante poderes, suficiente para la votación en la que se eligiría, por el siguiente período señalado para su ejercicio,a los que ocuparían dos de los cargos de la junta de directores de la Sociedad. Grant Suiter y J.F. Barr fueron reelegidos unanimemente.

El secretario también anunció que el Departamento de Asuntos Corporativos y de consumo del Canadá había aprobado, el 22 de junio de 1982, una nueva corporación canadiense de los testigos de Jehová, llamada la Watch Tower Bible and Tract Society of Canada. Est podrá fin a parte de la confusión que se causa cuando el nombre de la IBSA se utiliza al tratar con el público. La nueva corporación tendrá hasta un total de 100 miembros y una junta de directores compuesta de 7 miembros.

Al acercarse la conclusión de la reunión, el hermano F.W. Franz anunció que la reunión anual del año siguiente se celebraría en Inglaterra".

Ahora, nos surgen algunas preguntas, ¿alguien ha tenido acceso a la Carta Constitucional de la Watch Tower? ¿Es de dominio público? Hace unos días en nuestro foro amigo http://www.extj.com/foro/view_topic.php?id=2982&forum_id=1 alguien expresó su deseo de conocer los nombres de los accionistas (los 500 elegidos para la gloria)... ¿será posible algún día que la SWT sea transparente... máxime cuando presume de no ser lucrativa? ¿Por qué no tenemos derecho a saber quiénes manejan nuestras contribuciones... de esta Organización sin animo de lucro? ¿Por qué tanta opacidad financiera... o con quiénes tienen el poder en la Organización? ¿Tenemos el deber de contribuir... pero no el derecho de saber quién gasta nuestro dinero y en qué? ¿Cuánto dinero se contribuye mundialmente... cuántos gastos hay... en qué conceptos... quién lo decide?

No sabemos nada de nada sobre la pasta... sí, mucha profecía, mucha correspondencia entre la Sucursal y los ancianos, pero,¿y la pasta? ¿Es secreto de Estado el saber cuánto hemos contribuído o aportado en contribuciones voluntarias el año pasado en el estado español? ¿Lo saben los ancianos? ¿No? ¿Que la Sucursal ajalvireña no les dice a los ancianos cuánto dinero se recoge anualmente? ¿Y por qué... por qué no lo dice? Si los que aportan el dinero no tienen derecho a saber cuánto han donado... ¿quién lo tiene? ¿Es la opacidad económica la marca identificadora del cristianismo verdadero en este tiempo de fin? ¡Estamos hartos de tanto oscurantismo económico...! ¡Queremos saber... dónde va nuestro dinero! ¡Queremos auditoria externa de una Organización religiosa que no responde ante nadie... ni ante sus feligreses ni ante la Agencia Tributaria Española... siendo una organización sin ánimo de lucro! ¿Tenemos derecho? ¡Lo vamos a exigir... no lo dudéis!

¡Ni un euro para una organización que no presenta las cuentas!
¡Pon notas en las cajas de contribuciones exigiendo que quieres saber cuánta pasta se recoge y en qué se ha gastado! ¿Cuéntos euros nos cuesta el mantenimiento de la Sucursal de Ajalvir... cada día? ¿Se puede saber esto... o también es secreto de Estado?

¡No vamos a rendirnos... queremos las cuentas!