sábado, 10 de abril de 2010

Haz de Betel tu carrera en la vida..., ¡que ya te enterarás!

La verdad revelada en el momento oportuno


The Watchtower, 15 de marzo de 1956, páginas 179 y 180, P.V.P.: 5 centavos el ejemplar

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/03/la-visita-del-miembro-del-cuerpo.html

Estimados camaradas en nuestro particular vía crucis:

Paco (el empollón), el siervo ministerial que ejerce de segurata, nos alegra la mañana de este sábado con otra perla encontrada en la literatura teocrática. Definitivamnete, si quieres tener tiempo libre en el empleo..., ¡curra de segurata! El camarada es un lince, mejor aún..., ¡una rata de biblioteca! En su congregación le dan un poco de lado por lo de ser segurata en Prosegur, también le subestiman porque no luce palmito en la plataforma ante el populacho. Pero tiene una memoria fotográfica que ya quisiera para sí TH. Podrían ser buenos colaboradores si no fuese porque uno está en el bando de la Resistencia Apóstata y, el otro, es una agente Watch irredento.

Pero, a lo que íbamos, la visita de nuestro hermano en la fe Guy Pierce (del Cuerpo Gobernante) el próximo 23 de mayo en Madrid, nos trae a la memoria aquella frase que se decía día sí y día también en la Adoración Matutina en el comedor de Betel, una oración que utilizaban para arengar a la tropa de jóvenes pardillos: "¡Haz de Betel tu carrera en la vida!". ¡Qué bonito! La Sociedad nunca abandona a sus leales..., ¡salvo por motivos económicos, claro! Guy vuela alto y en primera, como el halcón peregrino sobrevolará el páramo ajalvireño en busca de una presa: ¿será esa presa la venta --con nocturnidad y alevosía-- de nuestro Centro de la Adoración Pura en España? ¿Estará entre sus prioridades planificar los tempos del ERE que afectará a la plantilla numantina? ¿Consultará a los hermanos españoles que han financiado: la compra, la construcción y el mantenimiento de la Sede Nacional de los testigos de Jehová..., antes de vender, o nos pasará a todos por el arco del triunfo? ¿A qué país viajaría el dinero de la venta? ¿Se indemnizaría --como mandan las leyes laborales españolas-- a los trabajadores afectados, o se les mandaría como precursores especiales como paso previo antes de dar con sus posaderas en el frío de la calle?

Pero, ¿qué de significativo, para nosotros --los contribuyentes netos-- tiene la parte del artículo que habla sobre Betel? Cualquier lector ajeno a la confesión religiosa, puede quedarse en blanco con esa palabra o, peor, buscar en internet y que le salga como primera entrada una ONG que se dedica a la reinserción de las personas drogodependientes (http://www.betel.org/Default.aspx?alias=www.betel.org/es). ¿Y qué podemos decir del testigo de Jehová medio? Bueno, ése está mejor informado aunque no lo suficientemente bien. ¿Sobre los que han tenido o tienen el inmenso privilegio de trabajar en el Betel de los testigos de Jehová? Sobre éstos últimos, cada cual contará así cómo le haya ido la fiesta. ¿Alguno de éstos trabajadores que han acabado con sus huesos en la fría e inhóspita calle, puede haberse sentido engañado como un chino..., con toda la razón del mundo? Añadido a todo esto, hay confusión y poca información de todo lo que rodea a este opaco mundo y, como no nos fiamos de los detractores ni de los apóstatas profesionales -- termino que acuñó nuestro amigo TH--, pues nos remitimos a la misma Voz de Dios en la tierra. Nuestro camarada, el Topo Ajalvireño, nos lo traduce para nuestro mismísimo deleite..., ¡gracias amigo, sin ti no somos nada! ¡Va por ustedes!

SIRVIENDO (TRABAJANDO) EN BETEL

De manera que la obra del ministerio del Reino pueda ser organizada y a los cristianos dedicados se les pueda suministrar biblias y ayudas para estudiar la Biblia, le ha sido necesario a la organización teocrática poseer lo que se conoce como "Hogares Betel" por todo el mundo. Los ministros que trabajan y viven en estos hogares son personas que han atesorado el servicio de tiempo completo. Ellos emplean todo su tiempo en promover los intereses de Jehová. En cualquier país, el Hogar Betel, que es el nombre dado a las oficinas sucursales de la Sociedad Watch Tower, es el centro de toda la actividad teocrática allí.

Ese centro, está dedicado al servicio del Altísimo, de hecho, "casa de Dios" es lo que significa la palabra "Betel".

Cuando un cristiano dedicado se ofrece para servir en el tiempo completo, puede que sea seleccionado para servir (trabajar) en Betel. Si reúne los requisitos y su solicitud es aceptada, la persona da un paso adelante en el maravilloso mundo del servicio de tiempo completo. Pero para poder apreciar Betel completamente él debe ver a la organización de Jehová como un todo y el papel vital que representa Betel en este entramado. No debe imaginarse Betel como si fuese un monasterio, donde las personas permanecen recluidas y aisladas, empleando todo el tiempo en la meditación y la oración. Está muy lejos de ser un lugar así. De hecho, es un lugar de mucha actividad. Es un sitio donde se espera que la persona (que trabaja allí) sea productiva, no improductiva. La persona no sólo debe cumplir con sus obligaciones que se le asignen, también debe estar activo en la predicación de las buenas nuevas del Reino.

Todos los que se han incorporado a la sociedad del Nuevo Mundo deberán tener un punto de vista apropiado de Betel. Aquellos que piensen que Betel es el lugar ideal para enmendar a jóvenes indiferentes u obstinados deben cambiar ese punto de vista, Betel no es un lugar así. Es la casa de Dios, un sitio donde ministros dedicados de Jehová se ofrecen a jornada completa para honrar y alabarlo a Él al servir los intereses de la organización cristiana. No es correccional de menores para niños con problemas. No está diseñado para enmendar el trabajo que han hecho mal los padres con sus hijos. Las personas que se incorporan a Betel deben ser ministros que representan a los testigos de Jehová por todo el mundo. Tienen que ser personas que la organización teocrática se complace utilizar en tal un lugar tan insigne de servicio.

El servicio en Betel no se debe tomar a la ligera. Nadie debería solicitar su ingreso en Betel con la idea de probar cómo le va. Este es un servicio a jornada completa y el que entra debe estar completamente resuelto a permanecer ahí. Por ejemplo, si usted fuera invitado a servir en la corte celestial de Jehová, ¿diría: "Bien. Lo probaré a ver si me gusta"? Debe de haber muchas cosas que le gustaría hacer mejor que servir a jornada completa en el ministerio del Reino, pues este un lugar donde se trabaja duro, por eso esto no lo debería usted contemplar. Servir a Jehová es su obligación, su responsabilidad, lo que usted se ha comprometido a hacer cuando se dedicó a Él. Así, aquellos que se han dado a sí mismos al servicio de jornada completa deben hacerlo porque ellos aman al gran Soberano y desean servirle como esclavos. Si tú te ofreces como esclavo a Jehová, entonces la clave no será hacer lo que te agrade a ti, sino lo que le agrade a Él. Así, Betel no es un sitio donde se ingresa para probar a ver si gusta o no. Es un bendito privilegio que debe atesorarse y mantenerse en la más alta estima.

El hecho de que una persona encuentre que Betel no es el lugar que ella se imaginaba no es razón para que descontinúe el trabajo después de haber estado unos pocos días, semanas o meses. La persona que ingrese en Betel debe venir con la determinación de permanecer --sin importar las pruebas que pudiera encontrarse-- por lo menos tres años. De hecho, la solicitud indica específicamente: "Si su solicitud es aceptada y usted ingresa en el servicio de Betel, ¿permanecerá fielmente en su trabajo asignado por lo menos tres años o más?". Si un aspirante contesta que sí, entonces su sí debería significar sí...

Esto significa que la organización teocrática espera que los aspirantes a Betel sean personas íntegras que cumplirán su palabra de estar por lo menos tres años en el servicio de jornada completa en Betel. Aunque, naturalmente, se espera que permanezca en esta particular rama de servicio de jornada completa mucho más tiempo. EL SERVIR EN BETEL TODA LA VIDA DE UNO ES LA AUTÉNTICA META, Y SON MUCHOS CRISTIANOS FIELES QUIENES LO HAN CONSEGUIDO.

Fin de la traducción.

En definitiva, cientos de jóvenes españoles cifraron su confianza en estas palabras de: "Haz de Betel tu carrera en la vida", o, "haz de Betel tu futuro"..., para acabar tras más de veinte años trabajando allí con tus huesos en la calle, con una mano delante y otra detrás. Hay multitud de jóvenes pardillos que se creyeron esta gran mentira, edificaron su vida con este objetivo teocrático, para sufrir un gran desengaño cuando los despidieron de la noche a la mañana..., ¡sin siquiera una razón creíble!

El año pasado hubo un ERE que afectó a unas 70 personas de la plantilla de Ajalvir. El próximo mes de mayo, nos visitará el hermano del Cuerpo Gobernante y --según diversas fuentes de información-- puede que venga con la intención de concretar el o los próximos ERE en el Betel de España, como paso previo (antes de venderlo hay que vaciar el complejo de personal) antes de vender nuestra catedral ajalvireña..., ¡propiedades que hemos pagado todos los españoles con nuestras contribuciones económicas!

En el artículo de La Atalaya que hemos citado, se exige con mucha seriedad y gravedad, lealtad a los aspirantes a trabajar en Betel, ¿ha tenido la misma lealtad la confesión religiosa hacia sus trabajadores despedidos en los últimos ERE, tras décadas de entrega a la empresa en Ajalvir?

Se exige mucho, para dar muy poco. ¿Es posible que las empresas "mundanas" traten mejor a sus trabajadores que se ven forzadas a despedir? ¿Existen más derechos laborales para los trabajadores..., en el mundo gobernado por Satanás? ¿Dónde está la superioridad del cristianismo verdadero en esta materia?

En resumidas cuentas, han jugado e hipotecado el futuro académico y laboral de miles de jóvenes en España..., ¡sin ponerse ni coloraos!

Pero, la Honorable Resistencia Apóstata, seguirá defendiendo las leyes españolas que garantizan los derechos individuales de las personas.

¡POR TI, POR NOSOTROS, POR TODOS..., ÚNETE A LA RESISTENCIA!