sábado, 24 de mayo de 2008

Servicio Nacional de Alertas... ¡contra expulsiones!













Estimados camaradas víctimas del Watch Tower Timo:

Estamos ideando maneras para proteger los derechos humanos de las personas que son: expulsadas, se desasocian o los desasocian a la fuerza de los testigos de Jehová por causas muy diversas... ¡como puede ser el aceptar un tratamiento médico que implique el aceptar una transfusión de sangre! El hecho, como todos sabemos es que, entrar en los testigos de Jehová es muy fácil, pero, si quieres salir... obligan a tus amigos y familiares a que te hagan el vacío. ¡Esto es un atentado contra los derechos humanos más elementales!

Por este motivo, estamos organizando en España , un Servicio Nacional de Alertas Contra Expulsiones. ¿Qué se pretende? Obligar a la Asociación de los Testigos Cristianos de Jehová, a los ancianos de la congregación donde se comete la expulsión... a que den explicaciones a diversas autoridades locales de la ciudad donde esto pueda ocurrir: al cuerpo de ancianos de la congregación local, al alcalde, al concejal, guardia civil, juez, directores de colegios, abogado, etc.

¿Cómo lo lograremos? Haremos una carta modelo a la que sólo deberemos añadir el nombre del expulsado y la dirección del Salón del Reino donde se gestionó la expulsión. Después podremos enviarla a las diferentes instancias que creamos oportunas.

Cuando alguien se entera de que ha habido una expulsión (con el consentimiento del expulsado) ponemos su nombre (también su foto si lo desea) en el blog... ¡y empezarán a llegar las cartas a las autoridades locales donde les informarán del trato inhumano que está recibiendo ésa persona por dejar de ser testigo de Jehová.

No deseamos que los expulsados queden desamparados, sin nadie que los apoye... ¡es lo que quiere la Watch Tower! ¡Deseamos crear un red de apoyo para éstos camaradas!

La idea está en sus comienzos... se aceptan sugerencias.

Tengo una idea que me gustaría mejorar... ¡a ver qué os parece!

Organizar un sistema de alertas y, cuando nos enteremos que alguien ha
sido expulsado o desasociado... enviar una carta respetuosa pero
clara, sobre cómo tratan los testigos de Jehová a los expulsados.


Se enviaría la carta a:
+ A cada uno de los ancianos de la congregación afectada... enviando
la carta con la dirección del Salón del Reino.


+ Al Ayuntamiento de la localidad, al juzgado, asociaciones de todo
tipo, periódicos locales, radio y TV.


+ Así, tal vez, los ancianos tengan la presión de responder a
preguntas incómodas de periodístas.


Será una manera de solidarizarnos con nuestros camaradas represaliados
e informar a la opinión pública de lo intolerante que es esta religión
del "notorio arraigo". ¡En fin... dar toda la publicidad posible!


Alguien se podría ofrecer a redactar una carta tipo, la colgaríamos, y
así no tendríamos tanto trabajo ni pereza para enviarla, podríamos
incluir una fotocopia sobre las directrices de la Sociedad hacia los
expulsados.


¡Empieza la batalla!