lunes, 24 de octubre de 2011

Lex Artis ad Hoc y las transfusiones de sangre


http://www.malagahoy.es/article/malaga/1096035/la/corrupcion/supone/enturbiar/la/politica/y/deberia/estar/muy/castigada.html

Estimados camaradas víctimas de la teología watchtoweriana:

"A Dios rogando y con el mazo dando", como bien nos diría nuestro Don Quijote.  Esa es nuestra máxima.  Hoy, traemos la noticia que aparece en el periódico digital malagahoy.es con fecha del 23 de octubre de 2011.  En ella, se le hace una entrevista al coordinador de urgencias del Hospital Universitario Virgen de la Victoria (Málaga), al Dr. Eduardo Rosell.  Llegado a un punto, el periodista la pregunta lo siguiente, y el Dr. Rosell responde:

-¿Se ha topado con Testigos de Jehová que no quieran transfusiones?


-Varias veces. Y se crea conflicto porque hay que respetar el derecho a una adscripción religiosa, pero a veces el enfermo está sangrando. En esos casos recurrimos al juzgado de guardia.


-¿Y qué dicen los jueces?


-Que se actúe según criterio médico. Y si necesita la sangre, hay que ponerle la sangre. Habitualmente lo aceptan, como una imposición. Va a desangrarse y eso no se puede permitir.  http://www.malagahoy.es/article/malaga/1096035/la/corrupcion/supone/enturbiar/la/politica/y/deberia/estar/muy/castigada.html
La praxis médica se impone a las posiciones integristas religiosas.  El Dr. Rosell, dice una verdad como un templo: muchos testigos de Jehová, de tapadillo, consienten de mil amores que les obliguen a aceptar transfusiones de sangre para ellos mismos y sus seres queridos..., ¡sin que se enteren los pastores religiosos locales y, así, no sufrir las represalias consabidas!  ¡Y gracias a que muchos Testigos pasan del férreo control de la entidad religiosa en esta materia..., no mueren muchos más en los hospitales!

La confianza que tienen en el cuerpo eclesiástico de la confesión religiosa  --el Cuerpo Gobernante--  es bien poca, ¡por no decir ninguna!  Lo único que les hace "aparentar" que siguen las directrices de los mandamases,  es el temor a la omertá watchtoweriana.  https://picasaweb.google.com/formerwitness/CENTRODEDOCUMENTACIONPERMANENTESOBRELAEXPULSIONENLOSTESTIGOSDEJEHOVA  Es curioso e incoherente de todas todas que un miembro de la confesión religiosa sea expulsado por ingerir sangre en forma de una sabrosa morcilla de cebolla, y,  desasociado si voluntariamente acepta un tratamiento médico como lo es una transfusión sanguínea.  Dos palabras distintas para un mismo "pecado", ¿por qué?  Sin embargo, las consecuencias penales son idénticas: todas tus amistades deberán retirarte el saludo y la familia inmediata tendrá que restringir al mínimo imprescindible el trato contigo.  Cosas del Cuerpo Gobernante para que el portavoz de turno de la entidad religiosa pueda sacar pecho y decir públicamente: "¡Nosotros no expulsamos a nadie por aceptar transfusiones de sangre!".  Para ellos, la semántica obra maravillas.

Otras religiones, reniegan de las vacunas, otras practican la ablación del clítoris y, todavía otras queman viva a la viuda con el difunto.  Creo que la tolerancia religiosa tiene que tener unos límites: el respeto a la integridad física de las personas.  ¡No todo puede ser lícito en el nombre de la religión..., o de cualquier otra idea!  Y, máxime, cuando históricamente, ha quedado repetidamente probado que, las doctrinas de esta confesión religiosa caducan antes que la leche fresca en verano y fuera de la nevera.

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. ¿Quién es el padre de la mentira?

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2011/02/las-razones-teologicas-para-rechazar.html

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/08/repudian-su-hijo-por-habersele.html