domingo, 2 de enero de 2011

¿Se puede salir a predicar..., sin considerar el Texto del Día y tener la bendición de Dios?

http://www.jehovahs-witness.net/jw/friends/203403/1/February-2011-KM-no-more-daily-text-before-service

http://www.jw.org/index.html?option=QrYQCsVrGlBBX (quien desee bajárselo)

Estimados camaradas absortos en las cosas teocráticas y watchtowerianas:

Un destello de luz Shekhinah recibida como un fogonazo en los ojos de los miembros del Cuerpo Gobernante  --dejándolos cegatos--, trastocará la vida de los predicadores y buscadores de donativos en metálico.  Con un regate corto e inesperado, el Governing Body Bank nos ha dejado descolocados y en fuera de juego a la mayoría de las Marujas y demás jubilados que empleamos los días laborales para inflar nuestro informe de predicación con el fin de gozar de una buena posición delante de los caciques locales.

En esta ocasión, nuestra hermana apóstata Red Piller, desde el foro en inglés de arriba, nos da la siguiente noticia a la casa de la fe, tal como aparece en el Ministerio del Reino de febrero de 2011:

Ministerio del Reino, febrero de 2011: no habrá consideración del Texto del Día antes de salir a predicar
En el pasado, las reuniones para el servicio del campo podían incluir una breve consideración en torno al texto del día si este estaba relacionado con el ministerio.  Esto ha sufrido un ajuste.  El Examinando las Escrituras Diariamente no se volverá a utilizar en consideraciones durante las reuniones para el servicio del campo. 
¡Ya está! El Cuerpo Gobernante no se fía de nosotros, cree que nos entretenemos y perdemos mucho tiempo   en estas reuniones..., ¡y el tiempo es oro!  Hay que ponerse manos a la obra y coger el toro por los cuernos inmediatamente, sin dilación.  Nada de conversaciones improductivas, nada de risas ni de chistes, nada de entretenerse chismorreando..., ¡hay que ir derechos al tajo!  El Esclavo Fiel y Discreto sabe que nos escaqueamos todo lo podemos de la predicación y que nos hacemos los remolones en estas reuniones para salir a predicar..., ¡los números cantan y el promedio en horas de predicación lo certifica!  Como una buena empresa transnacional, quieren productividad de sus miembros y, evitar por todos los medios posibles las pérdidas de tiempo en horario laboral.  Debemos pensar en una cosa sumamente importante para el Esclavo: la gente en el exterior está ansiosa esperándonos y con ganas de hacer su donativo en metálico para la obra del Reino.  ¿Les haremos esperar?  ¡Jamás suceda eso!

¿Quién se acordará de los beneficios que esgrimían para justificar estas consideraciones del Texto del Día?

Está pasando, lo estás leyendo, ¿te lo vas a perder?