domingo, 2 de enero de 2011

¡Cuántas razones para comprarlo! ¿Darán las mismas para venderlo?




Carta a todos los publicadores españoles pidiendo su colaboración: en metálico o en jornales, 1 de abril de 1979


Estimados y esquilmados camaradas amantes de la historia reciente:

Sabéis que lo que nos diferencia a los apóstatas de los agentes Watch  --como TH--, es que nosotros lo documentamos todo, todo y todo.  Ellos tienen aversión a su propia documentación histórica, de hecho, reescriben sus declaraciones en el CD Watchtower Library..., ¡como para fiarse de ellos!

Hoy, gracias a El Pernales tenemos este documento histórico como tema de debate.  Él, vive en Getafe (Madrid), pero, actualmente tiene miedo a que lo identifiquen y por eso colabora de forma anónima.  No desea que mencionemos detalles sobre la posición que ocupa en su congregación.  Le respetamos su deseos y le agradecemos el documento.

Esta carta escrita por la Asociación de los Testigos de Jehová, cuando estaba ubicada en la calle Pardo, 65 (Barcelona), clamando por auxilio económico a los adeptos de esta confesión religiosa en España.

La primera página nos hace un breve resumen de los devenires económicos en sus orígenes y el apoyo económico por parte de los hermanos en Suiza, para concluir que los hermanos de Suiza ya no podrán ayudarnos más.  En la página dos tenemos la primera y única vez en su historia que la confesión religiosa se digna a darnos algunos datos económicos de sus gastos..., ¡nunca de sus ingresos!  Nos recuerdan que edificio de 6 plantas, el almacén en la calle Manuel Sancho y la infinidad de pisos que tienen en ese barrio de Barcelona, hacen imposible atender la obra en España y su previsible crecimiento.  ¡Veremos dónde se ubica y la cantidad de espacio que tendrá la nueva Betel  en España, una vez vendan la de Ajalvir!  Veremos lo grande que será.  Luego nos dicen:
"el Cuerpo Gobernante ha aprobado la compra del terreno y la construcción de una nueva Casa Betel".
Bien.  El Cuerpo Gobernante lo aprueba, ¿pero lo financia?  O, ¿sólo lo escritura a su nombre?  Después, dan una serie de razones por las que Barcelona no sería el lugar idóneo para instalar la nueva sucursal, sino que sería Madrid y, añaden:
Ahora parece que Jehová ha bendecido nuestra búsqueda de terreno y tenemos la posibilidad de adquirir un solar en las afueras de Madrid, donde podremos construir la nueva Betel.  Por eso, es apropiado recordar que la palabra hebrea Beth'el significa "casa de Dios".
Jehová bendijo la compra del terreno para edificar la Casa de Dios en Madrid, pero, parece que ahora también bendice su venta, ¿cómo se come esto?  Luego nos resumen las labores que se efectúan en Betel, también nos dicen que en aquella época eran unos 40 trabajadores y no se olvidan del horario semanal que tienen.  Sobre el ambiente en Betel; ellos se lo guisan y ellos se lo comen:
Todos están contentos de poder servir en un lugar tan bendito y en un ambiente tan espiritual.
¿Todos, todos?  ¿Y aquellos y aquellas que padecen una depresión profunda durante años y que no levantan cabeza..., también éstos están locos de contentos?  No desaprovechan la oportunidad para vender el producto.  Hablar es gratis, la realidad es otra cosa.

En su caradura no tienen límites y se dedican a hacer un paralelismo con Moisés cuando se encaró a tener que edificar un tabernáculo a Jehová en el desierto y, para tocar la fibra económica de los conversos ibéricos se remiten al libro bíblico de Éxodo, donde dice:
"De entre ustedes mismos recojan una contribución para Jehová.  Que todo el de corazón dispuesto le traiga como contribución de Jehová, a saber, oro y plata y cobre... Y que todos los de corazón sabio entre ustedes vengan y hagan todo cuanto ha mandado Jehová".  Al cambio moderno, Moisés estaba solicitando materiales por valor de 140 millones de pesetas como mínimo, de una nación pequeña.
¡Bueno, bueno!  Lo que quieren decir aquí, en román paladino, es que los conversos de España aflojen y suelten la pasta y, además, contribuyan con jornales de trabajo gratuito.  Lo de que Israel era una nación pequeña en aquel entonces..., ¡bien, eran unos pocos millones de ciudadanos!  Mientras que en España en ese año, éramos 41.000 publicadores, o sea, que la comparación no es válida y huele a timo.  Omiten el número aproximado de la gente que componía Israel en aquel entonces por puro interés y a sabiendas. http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2010/07/que-fue-del-oro-de-ajalvir.html

Están sembrados en esta carta y se les escapa un dato económico importante:
Ciertamente es encomiable lo que ustedes han hecho durante los últimos ocho años para instalar y mantener 517 Salones del Reino y 2 Salones de Asambleas.  Sus contribuciones voluntarias han representado un gran sacrificio económico para muchos hermanos, pero lo han hecho de buena gana y para la alabanza de Jehová.  Por eso creemos apropiado que ustedes, queridos hermanos, tengan igual oportunidad y privilegio de contribuir, "todo el de corazón dispuesto", a fin de que tengamos nuestro hogar Betel en España sin tener que recurrir a nuestros hermanos de otros países para cubrir el gasto total de esta empresa.
Estupendo,  lo logramos en su día, no tuvimos que "recurrir" a la ayuda económica ni de hermanos de otros países ni tampoco del Cuerpo Gobernante..., ¡los hermanos españoles nos bastamos y sobramos como muy bien se documenta en el enlace último que hemos mencionado!  Entonces, ¿porqué se escrituró la propiedad a nombre del Cuerpo Gobernante, como el cuerpo eclesiástico de la confesión religiosa?  ¿Lo sabe TH?  Una cosa hemos de decir en su favor: reconocen que hemos instalado (comprado) y mantenido 517 Salones del Reino y 2 Salones de Asambleas en la España de aquel entonces.  Como de costumbre, ¡otros cientos de bienes inmuebles escriturados a nombre del Cuerpo Gobernante!  Nosotros les donamos el dinero con este fin, ellos nos lo prestan al 6% de interés sin ser un banco, escrituran la propiedad a su nombre, ¿alguien da más por menos?  ¿Sabía Bernie Madoff hacer negocios como este?  ¡Si lo hubiese sabido no estaría en la cárcel! http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2008/02/todas-las-cosas-que-se-escribieron-en.html

Siguen escribiendo en la página tres:
Creemos que muchos hermanos querrán participar en esta obra histórica para el campo español, contribuyendo con cantidades menores o mayores, según sus posibilidades.
¡Y acertaron!  Cientos de hermanos permanentemente y miles temporalmente, hicieron posible el "milagro" de comprar, construir y revalorizar este complejo fabril y residencial, al trabajar en esta obra monumental que duró 30 años..., ¡aparte del sostén económico!  ¿No nos merecemos que se nos consulte?  ¿Es legítimo que el Cuerpo Gobernante venda todo esto..., sin consultar con los hermanos españoles?  ¿Nos timaron como a chinos?

Por la boca muere el pez, así que: la demagogia watchtoweriana, los eufemismos, el doble lenguaje y todos los ardides lingüísticos teocráticos..., quedan en nada ante esta palabras claras y diáfanas:
Otra manera de ayudar a la Asociación a tener fondos para este proyecto será que las congregaciones que han recibido un préstamo de la Sociedad para construir o habilitar su Salón del Reino, devuelvan más pronto su saldo pendiente, según sus circunstancias y disposición.
Debido a la necesidad de reunir fondos para este nuevo "proyecto Betel", ya no es razonable que la Sociedad preste más dinero para la habilitación de Salones del Reino hasta que se haya terminado de financiar la nueva construcción de Betel.
¡Vaya, vaya!  ¿Así que la confesión religiosa, con el dinero que le dábamos, trabajaba como un banco..., prestándonos el dinero al 6% de interés, dinero que previamente habíamos donado a la Sociedad?  ¿Era esto legal?  ¿Podía una confesión religiosa dedicarse a prestar dinero al 6%, para que se compraran propiedades que se escrituarían a nombre de la Sociedad?  ¿Tenía el Ministerio de Hacienda de España conocimiento de esta función financiera de la confesión religiosa en competencia desleal con el sistema bancario?  ¿Qué dice TH al respecto?  ¿Se queda mudo?

Entonces hacen un llamamiento a la desesperada pidiendo mano de obra gratuita, de todo tipo de especialidades.  Terminan haciendo un llamamiento y relacionando la proximidad del fin del mundo con haber predicado todo el territorio nacional, ¡cosa que se lograría con una nueva Betel con mayores y mejores instalaciones!  ¿Los sobrevivientes a este cataclismo mundial?  No se cortan un pelo y dicen:
Sólo quedará el comienzo del nuevo sistema de cosas, el pueblo limpio y obediente de Jehová, con su organización teocrática.
¿Qué hay de todo el trabajo y el dinero que habremos gastado en esta obra monumental?  Ellos dicen:
Entonces miraremos atrás a los esfuerzos hechos durante los años anteriores, y sabremos que el sacrificio habrá valido la pena, porque "su labor no es en vano en lo relacionado con el Señor".
Así acaban, despachándose a gusto.  Pero, si lo venden todo ahora,  ¿habrá valido la pena el sacrificio que hemos hecho?  Esto huele a pelotazo que echa para atrás.  Aquí alguien se lo puede llevar crudo.  Exigimos una consulta con todos los publicadores de España y, en todo caso, transparencia financiera.  No nos gusta el oscurantismo espiritual, pero tampoco el económico.  ¡Queremos saber qué es lo que se hace con nuestro dinero!

Está pasando, lo estás leyendo, ¿te lo vas a perder?  ¡Corre la voz!