domingo, 30 de enero de 2011

El nuevo miembro del Cuerpo Gobernante

Estimados camaradas víctimas de las profecías fallutas y las doctrinas caducas de los pedigüeños sin fronteras:

Definitivamente el Cuerpo Gobernante necesita ayuda.  Últimamente han fallecido los dos últimos dinosaurios que eran los únicos herederos de las auténticas esencias destiladas de Joseph F. Rutherford y Fred W. Franz..., ¡los últimos profetas de la Watchtower!  Sí, ya lo sé: profetas fallutos..., sí, ¡pero profetas al fin y al cabo!  Sin la luz espiritual de éstos profetas, el Governing Body Bank se ha quedado sin ideas y se ven sumidos en la vorágine cíclica de elaborarnos unas publicaciones que, aunque pretenden vendérnoslas como nuevas no son más que unos refritos de otros refritos.  Así no se puede conservar la salud espiritual, el aceite refrito es muy malo.

Así que, el Comité Apóstata  --reunido este fin de semana--  en el bar donde sirven un bocata de calamares con una caña de sidra en la Plaza Mayor de Madrid, ha decidido recomendar a un nuevo miembro para que sirva en el Cuerpo Gobernante y que tenga alguna posibilidad de acertar.  Necesitamos alguien que pueda ver el futuro con un mínimo de garantías para no profetizar en falso y que esto pueda ocasionar el desánimo post traumático característico de quien se fía de una profecía que luego no se cumple ni de rebote.

Tras examinar detalladamente una cantidad considerable de currículum vitae de candidatos deseosos de ocupar este puesto tan anhelado con sus prebendas inherentes al cargo, entre éstos: betelitas con deseos de esperanza celestial, ex betelitas cabreados, precursores especiales y regulares, superintendes de circuito y distrito y demás ralea ninguneada por los ágrafos indocumentados, hemos creído conveniente  --es el que nos ofrecía más garantías--  seleccionar al Maestro Soureba.  Su currículum lo hemos incluido en la foto de arriba para que todos podías apreciar sus cualidades y capacidades.  ¿Nos puede ofrecer lo mismo  --o algo parecido--  algún miembro del Cuerpo Gobernante?

Vamos a examinar detalladamente sus cualidades:
Vidente de nacimiento:  Nada de ungido de pacotilla, ni de pelota del cacique de turno en la congregación.  Lo suyo le viene de nacimiento.  Según cuenta, su madre lo parió debajo de una Acacia sagrada que concede estos poderes de predecir el futuro que tanto precisa el Cuerpo Gobernante.
En menos de una semana te soluciona todos los problemas..., por difíciles que sean:  ¿No es esto lo que necesita el Cuerpo Gobernante?  Problemas teológicos, problemas proféticos, problemas doctrinales y económicos también.  Además, es rápido, ¡en menos de una semana!
100% de garantía: ¿Puede decir lo mismo el Cuerpo Gobernante?  ¿Puede garantizarnos al 100% que sus profecías se cumplirán?  ¿Pueden garantizarnos que sus doctrinas no caducarán? ¿A que no?  Pues el Maestro Soureba sí.
Atraer a personas queridas:  Eso sí que sería estupendo.  Todos los testigos de Jehová que han tomado las de Villadiego y, por lo tanto, han dejado de echar dinero en la alcancía del Salón del Reino, ¡de vuelta en casa por navidad y con celo renovado!
Suerte:  Eso sí lo necesita el Cuerpo Gobernante con el tema de la generación que se traslapa eternamente y debilita la fe de los cotizantes y con su particular profetizar.
Negocios:  Bueno, tal vez en eso el Cuerpo Gobernante no necesita más ayuda.  En este punto no nos hace falta al Maestro Soureba.  El Governing Body Bank se defiende como gato panza arriba.
Protección de enemigos:  Los apóstatas se reproducen como hongos y están atacando duro a los ungidos y su representante en la Tierra.  Un poco de protección no iría nada mal, ¿verdad TH?
Judiciales:  ¡Anda que no!  Con la cantidad de demandas judiciales que se otean en el horizonte no nos iría nada mal la ayuda del  Maestro Soureba.
Ayuda en ventas de casa:  ¡Con la cantidad de Salones del Reino y de Asambleas  --además de Beteles--  que tenemos que ventilar antes de que venga el fin...!
Mantener puestos de trabajo:  Interesante.  La cantidad de betelitas y precursores especiales que van a ser "reasignados", o sea, despedidos.  Éste tío nos vendría de perlas para recolocar a todos éstos pardillos integrales.
Atraer clientes:  Esto es el nova más.  ¡Qué más puede desear el Cuerpo Gobernante en estos tiempos de crisis!  Nuevos clientes, nueva savia y nuevos donativos económicos que nos ayuden a paliar el desánimo que caracteriza este tiempo del fin.
Problemas familiares:  En las congregaciones no hay otra cosa.  
Hermanas y hermanos precursores solteros: Los que se han quedado para vestir santos por hacer caso al Cuerpo Gobernante: todos encontrarán su media naranja.