martes, 28 de julio de 2009

El Fin del Mundo y los Testigos de Jehová


http://en.wikipedia.org/wiki/Eschatology_of_Jehovah's_Witnesses

http://www.elpais.com/articulo/opinion/TESTIGOS_DE_JEHOVA/Imprecisiones/Testigos/Jehova/elpepiopi/19980511elpepiopi_9/Tes

Estimados cofrades en nuestro particular vía crucis watchtoweriano:

La Atalaya del 1 de junio de 1970, página 330, decía esto:

9 Los testigos de Jehová han dado gran énfasis a la profecía de Jesús acerca de la señal del fin de este sistema de cosas, a saber: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.” (Mat. 24:14) Además de usar bocinas de equipo sonoro o altavoces, han usado todos los medios modernos de publicidad, por la página impresa y por el sonido de la voz, para esparcir el mensaje del Reino por todo el mundo. Esta predicación de las buenas nuevas del reino de Dios ha incluido la declaración del “día de la venganza de parte de nuestro Dios,” la venganza divina con la cual les viene el fin a los enemigos de las buenas nuevas. (Isa. 61:1, 2) Contrario a lo que se podría esperar de persona que afirman ser cristianas, es predicación del reino de Dios le ha sido motivo de gran objeción a la cristiandad, y no solo a los elementos radicales que creen en gobiernos materialistas ateos como los del socialismo y el comunismo. Tanto a la cristiandad como a los elementos radicales la predicación de la venganza de Dios ha sido devastadora y dolorosa como los efectos producidos por ángeles celestiales que hicieran sonar fuertes trompetas, según se les describe en los capítulos ocho al once inclusive de Revelación.

Otro ejemplo, de los muchísimos que encontramos en sus publicaciones, está en La Atalaya 1 de junio de 1971, página 340, que decía:

“TRIBULACIÓN GRANDE” ENVUELVE A TODO EL SISTEMA DE COSAS
19 La profecía de Jesús acerca de la “cosa repugnante” él la dio cuando predijo la “señal de [su] presencia y de la conclusión del sistema de cosas.” (Mat. 24:3-15) Este “sistema de cosas” del día actual no termina en sí mismo con la desolación de la Jerusalén antitípica (la cristiandad) y de lo demás de Babilonia la Grande. La cristiandad y lo restante de Babilonia la Grande son solo una parte, la parte religiosa, de este “sistema de cosas” que por tanto tiempo ha durado. El sistema incluye también la parte política, militar, seglar, incluso ahora la Octava Potencia Mundial. Así, la “tribulación grande” no terminará con la desolación de Babilonia la Grande (incluso la cristiandad). Con ella los elementos no religiosos de este “sistema de cosas” han cometido fornicación en sentido espiritual, participando con ella en los crímenes que ha cometido contra el pueblo fiel de Jehová Dios y contra todo el resto de Sus criaturas humanas terrestres. ¡Con toda justicia el entero sistema tiene que terminar!
20 La bestia salvaje de color escarlata y sus “diez cuernos” devastan a Babilonia la Grande (incluso la cristiandad), pero no porque quieran glorificar a Jehová Dios y porque hayan llegado a amarlo ahora que han comenzado a odiar a la ramera religiosa. Aunque son utilizados como instrumento para devastar a Babilonia la Grande, no se ganan ninguna recompensa por esto. ¿Por qué no?
21 Esto se debe a que todavía pelean contra el reino mesiánico de Dios, pues se esfuerzan por seguir ocupando la Tierra por su poderío armado. Sí, la bestia salvaje de color escarlata con diez cuernos es todavía la cosa que Babilonia la Grande aclamó como sustituto para el reino mesiánico de Dios. De modo que los que componen la bestia salvaje se oponen a los que practican el cristianismo verdadero y quienes predican y fielmente se adhieren al reino mesiánico de Dios, en el cual el Cordero de Dios, Jesucristo, sirve como Rey bajo Él. Por consiguiente, acerca de los esfuerzos finales de la “cosa repugnante que causa desolación,” leemos, en Revelación 17:12-14:
22 “Y los diez cuernos que viste [tú, el apóstol Juan] significan diez reyes, que todavía [en el día de Juan] no han recibido un reino, pero sí reciben autoridad como reyes por una hora con la bestia salvaje [la organización internacional para la paz y seguridad mundial; la cosa repugnante que causa desolación]. Estos tienen un solo pensamiento, y así es que dan su poder y autoridad a la bestia salvaje [la cosa repugnante]. Éstos combatirán con el Cordero, pero, porque es Señor de señores y Rey de reyes, el Cordero los vencerá. También, los llamados y escogidos y fieles que con él están lo harán.”
23 Esa batalla será la “guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” en la situación mundial llamada Har-Magedón, según se predijo en Revelación 16:13-16 y como se describe simbólicamente en Revelación 19:11-21. Según la descripción que allí se da, esta guerra triunfante de parte del Cordero de Dios causará “tribulación grande” a los ex-auspiciadores y consortes de Babilonia la Grande (incluso la cristiandad). Pondrá fin a todo el sistema de cosas de hoy día. Será el gran final de la “tribulación grande.” Durante ese final la bestia salvaje de color escarlata que subió del abismo en el año 1945 “se va a la destrucción.” (Rev. 17:11) Por consiguiente, desde el principio de la “tribulación grande” sobre la Jerusalén antitípica (la cristiandad) y hasta el fin de ésta sobre el resto del “sistema de cosas,” ese tiempo de dificultad resultará ser la “tribulación grande como la cual no ha sucedido una desde el principio del mundo hasta ahora, no, ni volverá a suceder.”
24 Y, como Jesús añadió: “De hecho, a menos que se acortaran aquellos días, ninguna carne se salvaría; mas por causa de los escogidos serán acortados aquellos días.” (Mat. 24:21, 22) Eso significa nada menos que el entero sistema de cosas, incluso la antitípica Jerusalén infiel, será aniquilado, y jamás será restaurado.

Después, tenemos al portavoz de la Asociación de los Testigos de Jehová, al Sr. D. Aníbal Matos que comentaba lo siguiente, con respecto a esto en el diario El País, el 11 de mayo de 1998:

"En segundo lugar, debo insistir en aclarar que los Testigos de Jehová no predican -ni lo hemos hecho nunca- el fin del mundo. Lo contrario es cierto. Anunciamos que la vida en la Tierra durará para siempre, y que los humanos tienen la oportunidad de permanecer en ella eternamente. Sólo declaramos, en armonía con el mensaje escrito en la Biblia, que el mal gobierno humano, que propicia desigualdades, injusticias y sufrimiento, será suplantado por el Reino de Dios que ya rige en el cielo. Este entendimiento es cualitativamente diferente al que se nos atribuye cuando se emplea la expresión «fin del mundo»".

Cuando lee en la revista oficial por excelencia de los testigos de Jehová, La Atalaya, lo que esta ha dicho sobre el fin del mundo, y lo que dice el Sr. Matos, ¿coinciden ambas explicaciones? El lector puede juzgar a la luz de los hechos. No nos gusta el lenguaje expresamente ambiguo, o el doble sentido y, por supuesto, el: "donde dije digo, digo Diego". Además, para aquellos que deseen profundizar en este tema del fin del mundo y los testigos de Jehová, pueden encontrar numerosísimas referencias en el enlace de arriba de Wikipedia..., ¡nosotros no hablamos por hablar, sino, documentamos lo que decimos! ¿Alguien da más?

La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad..., ¡así somos la Honorable Hermandad Apóstata! ¡Únete a la Resistencia y escapa del lado oscuro de la fuerza!