domingo, 19 de abril de 2009

¡Necesitamos dinero para Betel..., la Casa de Dios!

Super Agente 86 (desde el otro lado)





Estimados camaradas ninguneados por los 500 accionistas terrenales con esperanza celestial:

Nuestro compañero Super Agente 86, ha tenido a bien compartir con nosotros en esta mañana dominical, esta Carta para todas las congregaciones del orbe ibérico. Como de costumbre, y como no podía ser de otra manera viniendo que quien viene --los pedigüeños teocráticos--, el Governing Body Bank y sus acólitos en la Península Ibérica, hace unos años nos estaban pidiendo dinero..., ¡a pesar de que ellos nunca hacen colectas como las religiones falsas! La carta está fechada el 15 de septiembre de 1994. ¿Qué podemos decirle a nuestro compañero del otro lado? ¡Vigila! ¡Las fuerzas del contraespionaje ajalvireño andan como sabuesos tras tu rastro! ¡Tu labor no es en vano en lo relacionado con la causa de la verdad! Además, puedes apuntar en el informe mensual de predicación, todas las horas que pasas colaborando con la Resistencia..., ¡somos así de generosos con nuestros colaboradores!

"Todas las cosas que sucedieron en tiempo pasado, fueron escritas para nuestra instrucción", ¡y en esa estamos! Deseamos aprender de nuestra historia reciente. Hace, relativamente pocos años --el Governing Body Bank--, nos estaba pidiendo dinero para engrandecer nuestra catedral en Ajalvir. Ahora, cuando nos han sacado los hígados y nos han vaciado nuestras cuentas corrientes para comprar más propiedades inmobiliarias allí..., ¡deciden de que es hora de ejecutar el pelotazo! ¡Quieren hacer caja! Quieren transformar todo nuestro esfuerzo de trabajo voluntario y todas nuestras donaciones económicas..., ¡en dinero contante y sonante! ¿Y para qué? ¡Para hacerlo desaparecer de la vista del contribuyente ibérico..., como siempre! Y, como ellos dicen: "Aquí paz y después gloria".

¡Pues va a ser que no! No. No queremos soportar esa amnesia inducida por el virus watchtoweriano galopante. ¡Queremos saber! ¡Queremos saber qué pensáis hacer con nuestro dinero! ¡Exigimos una explicación! ¡Si somos buenos para dar dinero, también lo debemos ser para recibir explicaciones! No queremos trucos de magia: "Nada por aquí, nada por allá...".

Pero, vamos a echar un vistazo a lo que está escrito en la carta:

"¡Cuánto le agradecemos a Jehová su bendición!". ¡Bueno, bueno! ¿Qué pasa, que la bendición de Dios se mide en función de las riquezas y bienes inmuebles con los que una confesión religiosa puede hacerse con sus malas artes!

"Este aumento realza la necesidad de edificar nuevos Salones del Reino y Salones de Asamblea, así como ampliar las instalaciones de la sucursal"..., ¡y todo lo queremos escriturado a nuestro nombre! ¿Así que el ampliar la sucursal en Ajalvir..., era una NECESIDAD,eh? ¿Y si era una necesidad, cómo es que la queréis vender..., la necesidad de marras? Esto huele a chamusquina, ¿no tendríais todo esto planeado, no?
"Solicitamos a los pardillos de los hermanos con la escusa de que aumenta la obra y necesitamos más dinero y bienes inmuebles. Pasan unos años y, les decimos que, ahora hay que racionalizar el gasto y por eso debemos vender todo. En esos años, se revaloriza la propiedad. Después, vendemos, pillamos la pasta y nos la llevamos al paraíso espiritual a la chita callando. Ahora, les decimos que necesitamos otro Betel más pequeño. Les volvemos a pedir ayuda para construir la propiedad con trabajadores voluntarios, les volvemos a pedir dinero para la construcción..., ¡y vuelta a empezar!".

Lo tenéis todo muy bien planeado, pero, no contabais con la resistencia pública y notoria de los ultra apóstatas ibéricos y allende los mares. ¡Vamos a denunciar públicamente todo este pelotazo! ¡Ese dinero no puede salir de España, sin permiso de los españoles que lo pusieron en vuestras manos! ¡Nos sentimos estafados y engañados!

"Toda esta actividad impresora exige mucho equipo así como papel y, otros suministros cuyos precios siguen aumentando". ¡Je, je, je! ¿Así que mucho equipo, eh? ¿Para qué, todo ese equipo..., para venderlo, no? Sí. Ya vemos que aquí no se hacen colectas.

"Debemos buscar y adiestrar a más hermanos para que sirvan en la central". ¿Y ahora qué pasa con ésos "hermanos" que llevan trabajando 20, 30 o más años, en la central? ¿Los echamos a la calle sin más, con una mano delante y otra detrás? O, ¿nos los mandaréis a las congregaciones para que nosotros nos encarguemos de su manutención? ¿Habéis pensado en indemnizarlos con 45 días, por año trabajado..., como hacen las empresas mundanas? ¡No, claro! El cristianismo verdadero no puede indemnizar a los trabajadores..., ¡eso son cosas del dios de este sistema de cosas, de Satanás! Entonces, el dinero de la venta queda todo limpio para vosotros, ¿eh? ¡Menudos bribones estáis hechos!

"Pensad lo que conlleva la libertad..., esto implica la adquisición de un terreno o propiedad para los edificios"..., ¡propiedad escriturada a nuestro nombre, por supuesto! Así es mejor, por si luego queréis pegar el pelotazo. ¿Y cómo es que los cristianos primitivos pudieron divulgar el evangelio por todo aquel mundo conocido..., sin tener: imprentas, sucursales, Salones de Asambleas ni del Reino? Ellos se ocupaban de predicar, sin vender nada..., ¡luego no necesitaban imprentas!

"Nuestra sucursal ha puesto a la venta los pisos que un su día se compraron en pueblos cercanos". ¿Cuántos pisos se compraron? ¿Cuántos pisos se vendieron? ¿Por cuánto se vendieron? ¿Se llevó alguien alguna comisión por la venta de los pisos? ¡Si el secreto de confesión lo guardaseis con el mismo celo que las finanzas..., otro gallo cantaría en las congregaciones..., que todo el mundo se entera de las intimidades de todo el mundo!

"Si los hermanos pudieran contribuir un poco más a la obra mundial de la Sociedad, o si pudieran hacer donaciones condicionales...". No. No se hacen colectas ni se pide dinero. ¡Menuda cara dura tenéis! ¿La mentira por sistema? ¿Dos caras, verdad? Una para la opinión pública y, otra para consumo interno. ¡Estamos dejando con el culo al aire al Cuerpo Gobernante! ¡Esa es su verdadera cara!

"Jehová es el Gran Proveedor". Por esta razón llevamos muchos años en caída libre en cuanto a recoger donaciones de los hermanos..., ¡y esto está poniendo en peligro nuestro confortable tren de vida!

"Después deberá colocarse en el tablón de anuncios". Esta carta sí, ¿eh? ¿Y qué pasa con todas las demás cartas que se leen, y las que ni siquiera se leen a los donantes? Esta, como habla de dinero, como está pidiendo din ero..., ¡entonces sí hay que exponerla públicamente!

Vuestras intenciones se vislumbran a la legua. ¡Queréis dinero sin sudarlo! ¡Pues, ala..., a currar como los demás!

¡NI UN EURO MÁS EN LAS CAJAS DE CONTRIBUCIONES..., QUE TRABAJEN COMO NOSOTROS!