lunes, 16 de junio de 2008

¿Si un psiquiatra quiere ser testigo de Jehová, tiene que cambiar de profesión?





Estimados camaradas zaheridos por la Watch Tower:

Los apóstatas somos malos, malísimos, porque damos información parcial... sesgada. Este es uno de los argumentos que tendremos que escuchar en nuestras próximas asambleas de distrito de 2008. Pero, como somos malos malísimos, no nos estamos de brazos cruzados y siempre estamos maquinando el mal.

Nuestro komando Ka 19, el Cid Campeador, infiltrado en las entrañas de la bestia ajalvireña, nos manda puntualmente a nuestra redacción, el artículo que aparece escaneado en el post. Sabed, que él se juega mucho, andan detrás de él varios "fontaneros" de la élite ajalvireña... Choan V "Inspector Braguetas II" y, el rey del pirateo ajalvireño... el Álamo Blanco. Cuenta que, a veces se siente casi sorprendido, que siente el aliento de éstos sabuesos en su nuca. Dice que, tras la sonrisas de rigor, en Betel, hay más desconfianza que nunca. Viven en un estado cuasi policial, donde todos sospechan de todos y hay una caza de brujas en busca de topos infiltrados que pasan información comprometedora. Se comenta que, alguien bien situado, próximo al Komité Kardenalicio Ajalvireño, pasa la información de los próximos pasos que dará este... se habla de un espía doble.

Pero, nuestro topo tiene el valor de José Tomás... no se achanta ante unos pitones... ni se mueve de sitio. Cuando toca poner banderillas... las pone. Cuando toca entrar a matar... mete el estoque hasta la empuñadura... arrojándose sobre las astas del toro. ¡Olé... Cid Campeador! ¡Te mereces las dos orejas y el rabo! ¡Vas a salir por la puerta grande de... Las Ventas!

¡En fin! Su crónica nos emplaza a comentar la pregunta a los lectores de La Atalaya del 15 de agosto de 1963, páginas 511 y 512. Aquí nosotros no citamos nada parcialmente... el lector tiene todo el artículo para que él mismo pueda llegar a sus propias conclusiones. Podemos ser apóstatas, para algunos, pero decimos la verdad... sin tapujos, sin trampa ni cartón. La pregunta oficial era la siguiente:

"* ¿Sería necesario que un psiquiatra cambiara de profesión antes de ser elegible para el bautismo y ser reconocido como testigo de Jehová?". ¿Qué tipo de religión se vería en la necesidad de publicar una pregunta de esta naturaleza para que, en su publicación más oficial, se distribuyeran 4.200.000 ejemplares en 66 idiomas? ¿Es esto corriente?

Otra se sus perlas: "El hecho de que las publicaciones de la Watch Tower HAN DESALENTADO a los cristianos dedicados en cuanto a consultar a los psiquiatras mundanos...". O sea, que la Sociedad Watch Tower ha desanimado a que se acuda a éstos profesionales de la salud. ¿Por qué? Cuando uno acude con un problema mental a un psiquiatra o psicólogo... ¿qué principio bíblico viola? ¿Pudiera ser responsable la Sociedad Watch Tower de que personas enfermas mentalmente... no hayan tenido la posibilidad de curarse o de tratarse?

Seguimos: "Sin embargo, un psiquiatra cristiano dedicado necesitaría ser MUY CUIDADOSO para no influir indebidamente en otros cristianos para que vinieran a verlo buscando sabiduría mundana en vez de dirigirse a sus superintendentes buscando sabiduría celestial". ¡Vamos a ver! ¿Qué tiene que decir un anciano de congregación ante un paciente con: depresión, trastorno bipolar o cualquier tipo de esquizofrenia? ¿Está cualificado, el anciano, para tratar enfermedades mentales? ¿No debería ser el consejo a la inversa: "anciano... no te metas con los consejos terapéuticos que pudiera dar el psiquiatra, pues no hemos estudiado cómo tratar enfermedades mentales? ¿Quién le da al consejo del anciano... primacía sobre el consejo del psiquiatra? ¿No es la Sociedad Watch Tower?

Un poco más: "...hacer un esfuerzo especial, por decirlo así, para no dar la idea de que su psiquiatría es una sabiduría superior a la que se encuentra en la Biblia. La Biblia contiene MUCHO MEJOR CONSEJO PARA REHACER NUESTRA PERSONALIDAD QUE LA PSIQUIATRÍA O EL PSICOANÁLISIS". ¿Qué tendrá que ver la Biblia... si una persona sufre de esquizofrenia? ¿Cómo es superior el consejo de los ancianos, al del psiquiatra o psicólogo? ¿No estamos engañando a la gente? ¿No la estamos desanimando a que acudan a un profesional cualificado para que se trate su enfermedad? ¿No le estamos causando un DAÑO al paciente... al advertirle de alguna manera que, el acudir a un psiquiatra o psicólogo... está incumpliendo algún mandato divino? ¿Qué persona irresponsable jugaría así con la salud mental de las personas?

No, Governing Body Bank, no podemos pasar por alto lo que habéis escrito influyendo en la salud de las personas. Ni una disculpa de vuestra parte... como siempre. A nosotros se nos recuaerda continuamente que necesitamos humildad... ¿y vosotros? ¿Necesitáis vosotros humildad... o, os puede la soberbia de ser el Canal de Comunicación de Dios en la Tierra?

¡POR LA VERDAD! ¡CON LA VERDAD! ¡CONTRA LA MENTIRA!