domingo, 10 de febrero de 2008

El Mundo de Orwell y los Testigos de Jehová



http://books.google.es/books?id=MRj4hmqPRxEC&dq=The+finished+mystery&pg=PA73&ots=wfPIlDB33t&sig=9ZBluxz-pXuQi7r49GhHzuBM7ys&hl=es&prev=http://www.google.es/search?hl=es&rlz=1G1GGLQ_ESES260&q=The+finished+mystery&sa=X&oi=print&ct=title&cad=one-book-with-thumbnail#PPP1,M1


Estimados camaradas y amigos descalabrados por la todopoderosa Watch Tower:

Durante mi estudio personal --como nos diría nuestro camarada Jeru-- he descubierto este libro, en inglés, donde se hace un paralelismo entre el mundo de George Orwell en su libro: "1984" y el mundo de los Testigos de Jehová. Pienso que arroja luz sobre este Organización y Sociedad singular de la que hemos sido víctimas.

Una Sociedad que reescribe su historia y sus publicaciones, que adoctrina descarada y machaconamente. Si no, ¿cómo se pudiera definir una asamblea de distrito de 3 días de duración, en la que con inusitada rapidez se van cambiando orador tras orador --tansmitiendo como una sensación de urgencia e importancia.. de no se qué? Tres días, minuto a minuto repitiendo tres ideas continuamente: hay que predicar más, hay que reunirse más, la importancia de echar en la alcancía para mostrar nuestro amor a Dios y al semejante. Cuando durante tres días completos, te están repitiendo sin cesar estas tres ideas, ¿cómo pudiéramos calificar eso? ¿Lavado de cerebro a la descarada? Escuchar eso repetidamente hasta la saciedad, ¿qué objetivo persigue? Máxime, cuando está demostrado que la mente humana no puede estar concentrada más allá de dos horas seguidas.

¿Y si a eso, añadimos cinco reuniones semanales... en las siguen repitiendo las mismísimas consignas? ¿Qué buscan con eso? ¿Qué es lo que pretenden? ¿Cómo se podría definir el método que declara: nada ni nadie merece; nuestras energías físicas y mentales, ni nuestro tiempo, ni nuestros recursos económicos que le debemos a la Sociedad Watch Tower?

¿Reescribir las publicaciones... cambiando frases y oraciones diciendo: "Donde dije digo, digo Diego"? ¿Nos hemos leído todas las publicaciones que nos suministra el "esclavo fiel y discreto... entonces cómo podemos leer el periódico, o un libro, o cualquier otra cosa? ¡Sí, hombre, sí! ¡Como nos dejais tanto tiempo libre, vamos a leer todas las publicaciones del dichoso "esclavo" pero... a partir de 1879! Así aprederemos la verdad que repetía machaconamente nuestro kamarada komando Ka 007 --ahora en el exilio mediático-- "las verdades de la Watch Tower... caducan antes que un yogur del Mercadona".

Señores, no queremos el lavado de cerebro estival... no estamos presos en Guantánamo. ¡Dejad, por favor, que nuestra mente divague aunque sea solo por unos instantes! ¡Estamos de todo lo que proviene del esclavo... hasta el gorro! ¡Estamos del modo de vida del esclavo y la jerarquía autóctona colaboracionista... igualmente hartos... hasta el moño! ¡Queremos una reunión semanal de una hora... en la que esté prohibido hablar de "hacer más", o, "donar más"! ¡Queremos que, cuando pidáis dinero para un proyecto y, este no se lleve a cabo... nos devolváis el importe de dinero... y no que este desaparezca como si de David Coperfield se tratara!

¡Os estaremos vigilando desde esta atalaya!