martes, 12 de febrero de 2008

Betel de España y la Seguridad Social de sus empleados (II)




¡Buenos días, Ajalvir!

Estimados camaradas y penitentes en este via crucix dentro de la Watch Tower:

"Y le preguntó...¿qué es la verdad?". La verdad la vamos a definir aquí como lo contrario de... la mentira, la opacidad, las medias verdades... de la confusión deliberada del publicador ibérico.

Con esta segunda hoja se completa la carta, lo que deliberadamente se ha ocultado tiene que ver con el caso particular de los denunciantes (dos ex-betelitas ibéricos integrales), asunto inconcluso y que está en proceso administrativo... cuando corresponda se os informará puntualmente... ¿o todavía hay alguien que espera recibir esta información en el Ministerio del Reino?

Fijáos en el primer párrafo de esta segunda hoja, corto, pero significativo desde el punto de vista laboral y sindical: "Por otro lado, como consecuencia de las actuaciones practicadas se han efectuado requerimientos en materia de RELACIONES LABORALES en lo que se refiere a la JORNADA realizada,y en materia de PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES".

Sí,compadres, sí... JORNADA: ¿qué pasaba con la jornada?, ¿los empleados susodichos se pasaban de las 40 horas semanales?, ¿son las empresas mundanas más consideradas con sus empleados que en la Casa de Dios? Parece que el Diablo se ha ablandado con el tiempo,y en en el mundo que gobierna, tienen más derechos laborales los mundanos que los betelitas... ¡ironías de la vida... vivir para ver! Y, en el Nuevo Orden, ¿van a estar al mando de cotarro estos indocumentados académicos... explotándonos laboralmente? ¡Prefiero el mundo de Satanás en materia laboral... conmigo que no cuenten!

PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES: ¡Cómo! ¿En prevención de riesgos laborales también nos supera el mundo de Lucifer?, ¿hace falta que los mundanos nos exigan que los empleados betelitas son más importantes que la producción... que es imprescindible que --a parte de explotarlos laboralmente-- también les demos los EPI (equipo de protección individual)?, o sea, ¿también nos enseñan los que están cegados por el dios de este sistema de cosas la importancia de proteger a los empleados betelitas?

Betelitas, precursores especiales y superintendentes viajantes... ¿no estáis agradecidos a vuestros excompañeros betelitas que han logrado esto? ¿No haréis una colecta para hacerles algún regalo... al fin y al cabo, gracias a que ellos pusieron la cara... vosotros tenéis más derechos, no? Nunca, dos ultraapóstatas lograron tanto para vuestro beneficio... o, ¿el tener el derecho ahora de jubilarse a los 65 años... no es algo que tenéis que agradecer a estas víctimas propiciatorias... que se han sacrificado por todos vosotros?, ¿tendríais vosotros el valor de entregar vuestra vida social y familiar --el ser tratados como expulsados-- por vuestros compañeros betelitas? El sacrificio se ha consumado... para vuestro bien y beneficio. ¿No nos enseñó esto el Maestro... el sacrificarse o el "agonizar" como decía Don Miguel de Unamuno? ¿Quién dijo: "no hay mayor amor que éste... que alguien entregue su alma a favor de los demás"?

¿Está el Komité Kardenalicio Ajalvireño de la Orden del Voto de Pobreza y el Santo Pedir... dispuesto a entregar su vida social... a favor o para el beneficio de sus hermanos? Es paradójica la vida, nada es lo que parece... ¡mira tú! Los que tenían que estar dispuestos a dar su vida por sus hermanos... ¡no les dan ni sus derechos laborales de buena gana... se los tienen que arrancar a la fuerza! Los vilipendiados, los estigmatizados, los ejecutados en el madero --del aislamiento social y familiar-- como blasfemos... ¡dándo la vida por sus hermanos... que no los quieren! ¿Hay mayor amor que éste?

¿El ser cristiano esta reñido con la verdad... con la verdad de la buena? No con la verdad de ida y vuelta, hoy sí, mañana no y pasado también sí... etc., etc. etc. Esta pregunta requiere otro artículo como respuesta.

¿Estáis dispuestos a donar dinero a una Organización... que no os presenta las cuentas? ¡No te lo pienses...participa en la campaña... denuncia!