martes, 14 de septiembre de 2010

La Reunión Anual (de los accionistas) de 2009

Teatro Stanley (propiedad de la confesión religiosa: suma y sigue)



http://www.jw.org/index.html?option=QrYQZRQVNZNT

http://www.jerseycityindependent.com/2010/06/28/jehovahs-witnesses-gather-in-journal-square-for-annual-convention/

Estimados camaradas preocupados por la reunión de accionistas que no han puesto ni un duro:

Nuestro compañero mañico El Púa, precursor celoso como ninguno, ha tenido la amabilidad de llamarnos la atención sobre el primer artículo de La Atalaya, 15 de junio de 2010, páginas 3-5. Como el que no quiere la cosa, nos mencionan la famosa y casi clandestina Reunión Anual (se olvidaron de decir: "de accionistas"). El despiste es total, incluso el periódico local confunde la reunión anual de los accionistas con una reunión anual al uso de los miembros de la confesión religiosa. Parece que el portavoz de la Watchtower no se ha explicado bien, o no le han entendido bien..., ¡claro, no tienen como nosotros a un Juan Cintrón!

Según el párrafo uno, esta es la 125 reunión anual de la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania. 5.000 estuvieron presentes. Los más avispados de vosotros pensaréis que aquí sí que hablaron de números --hablar hablarían, pero no ha trascendido ni una cifra--. No os dejéis confundir con los de los 5.000 presentes. Normalmente, estas reuniones se dividen en dos parte: la primera es la de negocios y están presentes los accionistas..., ¡y no trasciende! La segunda (la que tenemos resumida en La Atalaya) es la que trasciende a los mortales contribuyentes. ¡Luz espiritual, a raudales, pero, luz financiera..., ¡como que no!

El informe para los pardillos: todo paja. Que si un coro de betelitas bajo la batuta de un miembro del Cuerpo Gobernante, David Splane. Después informes de cinco diferentes sucursales. A la del Canadá la han encalomado el mochuelo: tienen el "privilegio" de imprimir las revistas para las congregaciones de los EE.UU., multiplicando por 10 el trabajo y el gasto en esa sucursal. Lo que no dice La Atalaya es quiénes pagarán los gastos de esa superproducción de revistas: los hermanos estadounidenses..., o los canadienses. ¡Menudo gasto se han quitado de encima los de Brooklyn! Normalmente, los "privilegios" que te endilgan los pedigüeños te cuestan energía y dinero.

Luego, otra nimiedad revestida de la solemnidad watchtoweriana: los diferentes comités del Cuerpo Gobernante y los "netineos" que les ayudan, ¡23 sujetos! Entrevistan a varios de éstos ayudantes: Don Adams, Dan Molchan, David Sinclair, Robert Wallen, William Malenfant y John Wischuk. Después, el significado del texto para el año 2010 (a modo de eslogan anual) que se cuelga en todas las comunidades locales.

Como no podía faltar con el fin de dar ánimo a una tropa escaldada por los infinitos fines mundiales predichos por la Watchtower, John Barr (del Cuerpo Gobernante) se enrocó con el tan traído y llevado tema de la generación interminable e, intentó inútilmente poner un significado particular e interesado en las diáfanas palabras de Jesucristo sobre este término o vocablo. Le salió un chichón en la frente al tener y expresar la idea: "No sabemos exactamente cuánto dura esta generación". ¡Felicidades, Barr! En la empresa privada hubieras triunfado como la Coca Cola, toda una vida viviendo de las donaciones de los demás, para acabar diciendo que no sabes lo que dura una generación de personas..., ¡si se lo preguntas a mi sobrino de 7 años te lo dirá!

Anuncian una nueva Escuela para Ancianos (pastores religiosos) que se realizará en todos los países --pero esta nueva Escuela no reemplazará a la tradicional y periódica Escuela del Ministerio del Reino para los ancianos--. Las respectivas sucursal o sedes nacionales de la confesión religiosa, las organizarán en los Salones de Asamblea y Salones del Reino durante el año 2011.

¿Lo más significativo de toda la reunión? El periódico electrónico Jersey City Independent, del 28 de junio de 2010, comenta que uno de los asistentes a dicha reunión, Bobby Irvin, músico jamaicano y viejo amigo de Bob Marley, resumió lo que experimentó en dicha reunión con una frase de Bob Marley: "Todos estamos unidos por el amor, en unicidad". Por este motivo he colgado el vídeo de YouTube.

¿Pero en una reunión anual de accionistas (de negocios) se habrán mencionado cantidades de dinero, no? Se supone, ¡pero no ha dicho ni mu! ¡Habrá que preguntarle a Rappel, a ver si él adivina algo sobre el tema financiero! ¿Hay vergüenza hacia el respetable? Juzgadlo vosotros mismos. Personalmente, siento que me han tomado el pelo un año más, al no presentar un resumen del informe financiero de esta confesión religiosa y cuáles son sus planes en cuanto a venta de: locales, sucursales, etc., y también los planes de futuras compras inmobiliarias para el presente año y el venidero.