domingo, 28 de febrero de 2010

¿Tienes esquizofrenia? ¡Deja el tratamiento médico y lee las publicaciones de la Sociedad!

El Perla (reportero free lance apóstata)


¡Despertad! 8 de diciembre de 1972, página 23, P.V.P.: 4 pesetas el ejemplar

Estimados camaradas timados por los de las verdades caducas:

Nuestro colaborador desde el Levante español, el Perla, ha tenido la amabilidad de enviarnos este documento watchtoweriano para informar a toda la hermandad..., ¡a propios y extraños! Nos gusta la verdad, vivimos la verdad..., amamos la verdad, ¿tiene algo de malo eso? El relato personal que se publica en el segundo B.O.E. que editan los testigos de Jehová --la revista ¡Despertad!-- tiene un objetivo claro, ¡máxime cuando reflexionamos a quién va dirigido y la formación académica que tienen la generalidad de los lectores de estas revistas escritas por la Voz de Dios en la Tierra!

No debemos olvidar la premisa que este relato no aparece en una revista de la crónica rosa o de chismorreo social..., ¡esto lo escribe el canal de comunicación de Dios con la humanidad y millones de testigos de Jehová se lo creen a pie juntillas! ¿Qué repercusiones sobre la salud mental puede tener este relato, en personas enfermas y con una escasa formación académica..., si acaso tienen alguna?

El artículo dice cosas como estas: "A través de los años repetidamente entró y salió de clínicas que tratan de ayudar a los alcohólicos". Parece que ésta persona tenía una adicción alcohólica potente..., ¡cosa difícil de superar sin ayuda profesional y con una terapia constante en el tiempo!

"En adición al alcohol llegó a depender de los sedativos". ¿Es íntrínsecamente malo 'depender' de ciertos medicamentos..., si estos te permiten llevar una vida mas o menos normal? Hay personas que tienen que medicarse de por vida..., para poder vivir, ¿es preferible morir a tomar medicamentos?

"Las cosas fueron de mal en peor hasta que finalmente trató de suicidarse". Una evidencia clara del estado grave del trastorno mental que padecía. La página oficial de lo que sería en EE.UU., el Ministerio de Sanidad, dice lo siguiente sobre el comportamiento de éstas personas:

"Todas las amenazas e intentos de suicidio deben tomarse siempre en serio. Cerca de un tercio de las personas que intentan suicidarse repiten el intento dentro de un período de un año y cerca del 10% de aquellos que amenazan o intentan suicidarse finalmente lo logran.

Se debe buscar atención en salud mental inmediatamente. Desestimar el comportamiento de la persona como de llamar la atención puede tener consecuencias devastadoras".
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001554.htm

Una vez hubo contactado con los testigos de Jehová: "Aunque todavía tenía problemas difíciles a los que enfrentarse, no quiso volver a usar las bebidas alcohólicas o los sedativos, adoptando el punto de vista de: 'No los necesito. Tengo la verdad y a Jehová a quienes recurrrir' ". ¿No se puede conciliar la pertenencia a una determinada confesión religiosa con los tratamientos médicos de prescriben los psiquiatras? ¿Dónde radica el problema irresoluble? ¿El tener la verdad y a Jehová..., hace innecesaria la labor del personal médico?

"Ahora está encontrando gran placer en ayudar a otros a beneficiarse de la ayuda bíblica que para ella resultó de más valor que el tratamiento psiquiátrico". ¿Qué pretende enseñar el Cuerpo Gobernante, con esta lección moral de conclusión al artículo? ¿Deben las personas abandonar los tratamientos psiquiátricos correspondientes y dedicarse a leer la "verdad" de los testigos de Jehová como terapia más efectiva? ¿Es prudente recomendar esto? ¿Tenemos que obedecer las recomendaciones sanitarias de éstos iluminados que se han autoproclamado el canal de comunicación de Dios en la Tierra?

Pero, lo que no sabemos de esta extraordinario relato de la vida real, es si ésta persona acabó recayendo en la bebida o consiguió suicidarse con el tiempo..., ¡a pesar de la teología tombolesca de éstos teócratas! De esto no se dice nada. No nos dice cuánto tiempo logró resistir con la determinación de que la verdad y Jehová le bastaban para no recaer en el alcoholismo y el suicidio.

En fin, ¡qué podemos decir de éstos descerebrados? No se ruborizan recomendando a la gente el que tiren los medicamentos por la ventana..., y dedicarse a leer la verdades caducas de ellos.

ACCIÓN PARA EL POST

Enviar esta información a las siguientes direcciones:

* Defensor del Pueblo - registro@defensordelpueblo.es

* José Mª. Contreras Mazarío. Director General de Relaciones con las Confesiones, email:registro.religiosas@mjusticia.es

* Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España -- webmaster@cgcom.es

* Asociación Española de Bioética - natalialm@unav.es

* Asociación Española de Derecho Sanitario - aeds@aeds.org

* Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente - sepypna@sepypna.com

* Asociación Española de Pediatría - aep@aeped.es

* Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos, email: secop@cop.es

* Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental: email: fepsm@fepsm.org

* Ministerio de Sanidad de España, email: oiac@msps.es