viernes, 15 de mayo de 2009

¿La expulsión..., puede conducir a la desesperación?


http://www.sbsun.com/news/ci_12370415

Estimados camaradas que estáis sufriendo la lapidación social y familiar impuesta por la "voz" de Dios en la tierra:

Una triste noticia nos llega desde San Bernardino (California). Un testigo de Jehová que había sido expulsado de la confesión religiosa, no pudiendo soportar el vacío que le hacían familiares y amigos..., ¡prefirió la muerte a seguir viviendo con el castigo impuesto por el Cuerpo Gobernante! Todos sabemos a qué tiene que enfrentarse una persona si decide abandonar libremente esta religión: a una lapidación social y familiar, quedará condenada de por vida a la indiferencia y el desprecio de los que fueron sus allegados en todo sentido..., ¡incluso no se le podrá saludar con un lacónico: "¡hola!"!

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de tal maltrato psicológico? ¿Pueden resistir tal maltrato todas las personas? ¿Puede conducir al suicidio el que te expulsen de la congregación cristiana verdadera TJ? ¿Pueden todas las personas soportar estoicamente la pérdida total de la vida social y familiar por orden del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová..., sin ninguna consecuencia para la salud?

Son muchas la preguntas que nos vienen a la cabeza. Sin duda, doctores tiene la iglesia, y habrá peritos como psicólogos o psiquiatras que podrán aducir las razones para este tipo de conducta en personas desesperadas. ¡Les dejamos a ellos ese trabajo!

La noticia es cuestión, es la siguiente:

SE SOSPECHA QUE VÍCTIMA DEPRIMIDA PIDIÓ QUE LE ASESINARAN

Por Mike Cruz
14 de marzo de 2009

Un vecino de la localidad de Perris, encontrado asesinado a finales de agosto pasado, en una pista forestal en Lytle Creek, estaba deprimido a causa de ser expulsado de la congregación de los testigos de Jehová y solicitó que alguien le pegase un tiro, confesó el presunto homicida a la policía.

La policía arrestó a Fidel Beltrán, de 28 años de edad y que trabaja como capataz en la construcción, en menos de una semana desde que se entrevistara en un par de ocasiones con el difunto Baraquel Alonzo Cruz.

En la audiencia del jueves en el tribunal superior de Fontana, un inspector de policía testificó que Beltrán les había confesado voluntariamente que él había disparado a Cruz con una pistola semiautomática de 9 mm.

La víctima, de 54 años, recibió un solo disparo en la cabeza, quedando tendido en el camino.

"El Sr. Beltrán nos dijo que el Sr. Cruz estaba deprimido", el inspector Jon Minard declaró al tribunal. "Él tenía algunos problemas familiares".

Después de escuchar los testimonios, el juez Douglas Fettel concluyó que había suficiente evidencia como para encerrar a Beltrán en la cárcel hasta que llegue el día del juicio donde será acusado de asesinato.

Beltrán relató a los inspectores de policía que, Cruz estaba alterado porque ni sus familiares ni sus amigos querían asociarse más con él, admitió Minard. Cruz tenía un juicio pendiente y no quería presentarse, dijo él.

La traducción sigue un poco más, pero lo relevante es esto.

Sin duda, el que toda tu familia y todas tus amistades te dejen de hablar, es un maltrato psicológico de incalculables consecuencias, máxime cuando todos tus amigos y familiares están dentro de la secta destructiva..., ¡te quedas solo en el mundo..., sin nadie! Esto es la lapidación social a la que somete la Watch Tower a sus miembros. Ellos tienen la máxima: "¡No hay Watch Tower..., no hay familia..., no hay amigos..., estará sólo!".

ACCIÓN PARA EL POST:

Contemos a los cuatro vientos lo que hace el Governing Body Bank a los que desean abandonar la confesión religiosa.