viernes, 3 de octubre de 2008

Silogismo Watchtoweriano



http://governingbodyletters.blogspot.com/

Estimados camaradas en la diáspora:

La foto está colgada en el blog de nuestro compañero, Governing Body Letters. Los testiguines utilizamos el razonamiento deductivo para llegar a la verdad. Hasta aquí..., ¡pues bueno! Pero, el problema mayor nos lo encontramos cuando nuestras premisas son falsas..., entonces el silogismo decuctivo no sirve de mucho, no solo no sirve de mucho..., es que no sirve de nada y encima te llevan al huerto como a un pardillo integral.

Ejemplo del silogismo:
1.- Dios escoge a la Sociedad Watchtower en 1919
2.- ¿Cómo lo sabes?
3.- Porque únicamente ellos enseñaban la verdad en aquel entonces
4.- ¿Qué pasa entonces con todas las doctrinas falsas que se enseñaban en 1919, por
ejemplo: Fechas erróneas, símbolos paganos, adoración a Jesús, sangre permitida.
5.- Eso no es problema porque la luz debía ir en progresión
6.- ¿No podrían tener algún grado verdad otras religiones?
7.- No. Únicamente los testigos de Jehová enseñan la verdad
8.- ¿Pero no piensan las otras religiones que ellos también tienen la verdad?
9.- Eso es porque Satanás ha cegado sus mentes
10.- ¿No podría ser que a los testigos de Jehová les esté sucediendo lo mismo?
11.- No. Pues Dios escoge a la Sociedad Watchtower en 1919

Con esta manera de razonar podemos estar toda la eternidad discutiendo y llegando al punto de partida una y otra vez..., hasta el infinito.

Aquí lo que pasa es que, después de décadas de no utilizar las conexiones neuronales cerebrales..., el cerebro se oxida por falta de uso y se acorcha. Cinco reuniones a la semana para insitir en dos ideas básicas: predicar y asistir a las reuniones..., ¿el repetir hasta la saciedad estas dos ideas no constituye un lavado cerebral? Scientific American (Investigación y Ciencia, en España) quiere hacer un estudio sobre qué le sucede al cerebro humano del testigo de Jehová tras toda una vida escuchando sin cesar, en cinco reuniones semanales: "¡Tienes que predicar más! ¡Tienes que reunirte en la congregación!". Los únicos comentarios permitidos, son los leídos directamente de las publicaciones de la Watch Tower. ¿Qué pasa en el cerebro tras toda una vida padeciendo este trato? ¿Será saludable? ¿Puede provocar algún cambio morfológico en el mismísimo cerebro..., paradigma de todas las maravillas? ¿Ha nacido el ser humano para estar escuchando esas dos ideas continuamente, día tras día, mes tras mes, año tras año..., hasta que nos libere la muerte?

La prestigiosa revista médica británica, The Lancet, consiguió hacerle una radiografía a un testiguín ibérico que se aplicó con ahínco a todas las directrices watchtowerianas (ver foto superior). Descubrieron horrorizados, cómo el cerebro se había reducido al tamaño de una nuez --¡la envidia de los jíbaros!--. El hombre, que lo tuvieron recluído dos meses en un hospital, estudiando el caso único, dicen los científicos que sólo repetía dos oraciones gramaticales: "Tengo que ir a las reuniones. Tengo que predicar"..., ¡no lograron sacarlo de ahí! Decidieron hacerle una trepanación y, ¡cual fue su sorpresa cuando encontraron que el cerebro se había acorchado y compactado, a modo de agujero negro interestelar..., dejando espacio para sólo dos neuronas --y una de ellas bloqueada--! ¡Quieren seguir estudiando este caso insólito! Han decidido pedir voluntarios testiguines que se ofrezcan para este estudio, con el fin de corrobar la certeza de las conclusiones iniciales. ¡De ahí el interés de la revista de la competencia que mencionamos al principio! Os mantedremos puntualmente informados sobre la marcha de las investigaciones.

ACCIÓN PARA HOY:

Escribir solicitando transparencia económica a Betel, tenemos una dirección y un enlace donde encontraremos una carta modelo para quien lo desee:

TESTIGOS CRISTIANOS DE JEHOVA
Pje. Antonio Muñoz Quero 3
11012 CADIZ - Cádiz

http://picasaweb.google.com/johnhenry.kurtz/TransparenciaEconMicaEnLaAsociaciNDeLosTestigosCristianosDeJehov