lunes, 15 de septiembre de 2014

Ashya King: "Soy testigo de Jehová, pero primero soy padre"...

Ashya King junto a su padre

     Estimados camaradas víctimas de la pseudoteología watchtoweriana:

     Nuestro hermano Brett, padre del niño Ashya King, no está dispuesto a seguir las directrices que emanan del Cuerpo Gobernante con respecto a las transfusiones de sangre.  Por lo tanto, está resuelto a enfrentarse a cualesquier medidas coercitivas por parte de la entidad religiosa.  ¿Con que medidas punitivas castiga la confesión religiosa a quienes voluntariamente deciden aceptar un tratamiento médico como lo son las transfusiones de sangre?  ¡Pues con la expulsión de la comunidad religiosa!  

     Esta expulsión no solo significa dejar de pertenecer a una comunidad o club, sino que a partir de esa expulsión tu propia familia y todas tus amistades renegarán de ti... te harán el vacío, el mobbing.  Es un acoso moral en toda regla, una lapidación social y familiar, supone tu muerte social y familiar.  En definitiva, es una violación de los derechos humanos amparada en una ilimitada y equívoca "libertad de religión".  Por este motivo, de los testigos de Jehová no te puedes marchar de rositas, tienes que sufrir la omertá watchtoweriana.  Es una comunidad religiosa que te recibirá con alfombra roja y te bombardeará con "amor" para captarte, pero que te hará sentir todo su desprecio inhumano cuando pretendas abandonarla libremente.

  Los Testigos de Jehová proclamadores del Reino de Dios, (1987) página 183
      Esta realidad que sufrimos los exmiembros de la confesión religiosa, el portavoz de la entidad religiosa en España se atrevió a negar públicamente:
Sin embargo, reconoce el portavoz de la sede nacional de esta comunidad religiosa, Aníbal Matos, "en todos los países cada hermano decide individualmente; no se excomulga a nadie por acceder a una transfusión, no imponemos la fe".  La Vanguardia, 26 de agosto de 1998, página 21.
http://hemeroteca-paginas.lavanguardia.com/LVE01/PUB/1998/08/26/LVG19980826-021.pdf

     Brett, nos ha salido un padre coraje y le echa un órdago a la entidad religiosa cuando confiesa abierta y públicamente que no hay límites teológicos cuando se trata de tratamientos médicos para su hijo: aceptará transfusiones de sangre si estas se requieren... ¡con un par!  La noticia aparece en un diario inglés y nuestro entrañable Topo Ajalvireño nos la traduce a la lengua española.  ¡Va por ustedes!

EL PADRE DE ASHYA KING DICE QUE IRÁ CONTRA SU RELIGIÓN Y PERMITIRÁ TRANSFUSIONES DE SANGRE PARA SU HIJO

Fecha: 13 de septiembre de 2014
Autor: Patrick Hill

A pesar de que los padres de Ashya King son devotos testigos de Jehová, Brett King, de 51 años de edad, que cuando llegue el tiempo de escoger, su hijo está primero que su confesión religiosa.

El papá de Ashya King ha prometido que permitirá que su hijo de cinco años  --víctima de un cáncer cerebral--  reciba transfusiones de sangre si se necesita, a pesar de que esto vaya en contra de su religión.

Brett y su esposa Naghmeh son devotos testigos de Jehová que han criado a sus siete hijos dentro del ámbito de esta confesión religiosa, que dice ser un pecado aceptar transfusiones de sangre.

Pero Brett, en su desesperación por ver una mejoría en la salud de su hijo, está determinado a hacer lo que se necesite, aún si esto supone desafiar sus fuertes creencias religiosas. 

Él dijo: "Soy testigo de Jehová, pero primero soy padre y haré cualquier cosa por mi hijo.  Si el niño precisa un tratamiento, se le administrará  el tratamiento" [...].

http://www.mirror.co.uk/news/uk-news/ashya-kings-father-says-hell-4256798

     Sin duda es una buena noticia esta: primero la salud del niño que las directrices de la confesión religiosa.  El Cuerpo Gobernante tendrá que buscar "mártires" infantiles en otros lares.

 

     Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y del integrismo religioso?