domingo, 14 de septiembre de 2014

Un ungido "pata negra" pasa a mejor vida

La Atalaya, 15 de diciembre de 2014, página 3
http://www.jw.org/es/publicaciones/


     Estimados camaradas y apoquinantes netos:

     El hermano del exclusivísimo Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová, Guy Hollis Pierce, ha fallecido el pasado 18 de marzo de 2014 a los 79 años de edad.  El anuncio ha aparecido en el buque insignia de nuestras publicaciones religiosas: La Atalaya, 15 de diciembre de 2014, página 3.

     En dicho breve artículo de despedida, el resto de sus compañeros de club y vividores sin fronteras, dan por hecho lo siguiente: "Y como era uno de los hermanos de Cristo, fue resucitado para vivir en los cielos".  Como ellos lo afirman, ¡pues no hay discusión posible!  Los ungidos de pacotilla son "hermanos" de Cristo y la inmensa mayoría de testigos de Jehová, ¿qué somos entonces, si no somos "hermanos"?  ¿Seremos primos?

     El difunto, se bautizó como testigo de Jehová en el año 1955... ¡cuando la puerta para poder optar a una plaza de ungido de pegote se había cerrado a cal y canto en el año 1935!  ¡Esto huele mal!  Cuanto menos es sospechoso...  Sin embargo, ¿qué es eso de "ungido" en la jerga watchtoweriana?  Según el Diccionario Etimológico Watchtoweriano-Español, lo define así:

Ungido: Véase “Los 144.000”. En teoría, es un desterrado nostálgico de la patria celestial. Se esperaría que manifestara un desdén hacia las cosas terrenales, el ansia de huida del mundo y la añoranza del Sábado Perpetuo, como San Agustín calificó a la “vida eterna”. En la práctica, los miembros más sobresalientes de este selecto grupo de paniaguados --el Cuerpo Gobernante-- se sienten irresistiblemente atraídos a las comodidades y bienes terrenales. Les caracteriza un buen comer y un mejor beber. 

Los 144.000: La entidad religiosa ofrece dos tipos de destinos: la generalidad de creyentes –gran muchedumbre-- sobrevivirá al fin del mundo y vivirá eternamente en la tierra convertida en un paraíso, y el otro destino está dirigido a éstos 144.000 que vivirán y gobernarán con Cristo en los cielos. Los miembros del elitista Cuerpo Gobernante deben pertenecer a ésta última clase. A estos 144.000, también se les conoce como: el resto ungido, el resto, los ungidos, el esclavo fiel y discreto, la clase del esclavo.
http://es.scribd.com/doc/100676509/El-lado-comico-de-la-Watchtower-Edicion-21-de-julio-de-2012

     Además, sobre el cerrojazo de 1935, escribieron:

Cuando consideramos cómo Jehová ha tratado con su pueblo durante el ‘período de la siega,’ parece obvio que la llamada celestial en general se completó alrededor del año 1935, cuando se entendió correctamente que la esperanza de la “grande muchedumbre” de Revelación 7:9-17 es una esperanza terrestre. Ha resultado ser tal como Jehová lo había previsto. Como muestra Revelación 7:3, 4, habría un ‘sellar’ final de los que quedaran del Israel espiritual. La Atalaya, 15 de febrero de 1982, página 30.

     El 2 de octubre de 1999, el hermano Guy Pierce, fue nombrado miembro del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová.  Desde ese puesto, ha estado trabajando en los siguientes Comités: Personal, Redacción, Publicación y Coordinadores.  Relatando las muchas virtudes de nuestro hermano, los miembros del Cuerpo Gobernante que escriben esta esquela arriman el ascua a su sardina y hacen un brindis al Sol, cuando afirman: "Para Guy Pierce, era más probable que el Sol no saliese que el que Jehová no cumpliera sus promesas, y quería que el mundo entero supiera esa verdad".

     Los muy ladinos, confunden intencionadamente churras con merinas: las promesas o profecías de Dios expresadas en la Biblia, con la "profecías" expresadas por el Cuerpo Gobernante.  Con la cantidad de profecías fallutas y verdades caducas que han producido en su factoria de ficción estos pseudoteólogos de pacotilla en los más de 100 años de historia contemporánea, ¡nadie en su sano juicio les concedería credibilidad alguna!  Ellos van a salto de mata, campo a través, en términos teológicos y proféticos.

    Entre las alabanzas que le endilgan al difunto "celestial", están las siguientes: "El hermano Pierce era un siervo de Jehová incansable.  Se levantaba temprano y muchas veces trabajaba hasta tarde en la noche.  Viajó por todo el mundo para animar a sus hermanos".

    Con estas declaraciones, nos intentan vender una imagen que no corresponde con la realidad: los del Cuerpo Gobernante viven como un rajá...  ¿Incansable?  Puede...  ¿Pero qué hay de aquellas mujeres que tienen que llevar una familia adelante trabajando muchas horas todos los días en un geriátrico limpiando culos?  ¡Eso sí que es duro!  ¿Levantarse temprano?  ¿A qué hora?  ¿Cuántas horas trabajaba cada día?  ¿Qué tipo de trabajo realizaba?  ¿Tenía algún jefe que le exigiese productividad... o trabajaba cuando y como le pedía su cuerpo sin nadie que le pudiese llamar la atención?...  ¿Viajar por todo el mundo?  ¿En clase turista o en business class...?  ¿Viajar a sitios paradisíacos con todos los gastos pagados donde los nativos te agasajarán hasta el infinito viendo en ti una especie de encarnación de Dios..., es sacrificado?  ¡Menos lobos, Caperucita!

     Terminan esta esquela dando moral a la tropa, indicando que el difunto estaba confiado y contento de pasar a la morada celestial..., ¡él ya ha tenido su premio por ser fiel a la Organización!  ¿Qué hay de ti?  ¿Serás fiel al Cuerpo Gobernante para que también puedas alcanzar el paraíso prometido de Watchtowerlandia?...  En palabras de ellos: "Pero nos alegra pensar que sabía el camino a su morada permanente".

     Pero no os precipitéis lanzando campanas al vuelo tan precipitadamente.  ¡Todos conocemos el "camino a la morada permanente"!  Y el que no lo conozca, lo conocerá.  Nadie se escapa de La Parca...

     La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira compulsiva?