viernes, 5 de julio de 2013

Néstor Kuilan rompe el voto de silencio

Néstor y Toni Kuilan el día de su boda

     Estimados camaradas absortos en la verdades caducas del Cuerpo Gobernante:

     Uno de los míticos de la calle Pardo (anterior sede de la Casa Betel en España), cuenta de primera mano su via crucix dentro de la confesión religiosa del notorio arraigo y olé.  Un hombre que parece que hizo voto de silencio  --por los muchos años que ha permanecido sin hablar--  por fin se decide a "publicar" sus memorias.  El compañero Cedars, publica en su blog un breve resumen del paso de los Kuilan por la entidad religiosa del voto de pobreza y el santo pedir.

     Amigo de Raymond Franz (también de Juan Kurtz), esta pareja cristiana fueron de los afectados por los juicios sumarísimos de Brooklyn en el año 1980.  Se les echó sin ningún miramiento ni contemplación alguna al frío e inhóspito mundo exterior, después de una vida de entrega en el servido del tiempo completo: empezando en el año 1964 como precursores especiales, hasta su expulsión de la central mundial en Brooklyn en el año 1980.

     Sobre la campaña de acoso y derribo llevada a cabo por el Cuerpo Gobernante contra éstos hermanos fieles, Esteban López, lo resume muy bien en español en el siguiente enlace:
http://elg2012.wordpress.com/2011/07/18/nestor-y-toni-kuilan/

     El breve relato que nos brinda el hermano Cedars, está en inglés.  Por este motivo, el Topo Ajalvireño hará horas extra para traducir parte del testimonio de esta pareja mítica:
"[...] Pasaron tres años y otra puerta hacia nuevas oportunidades se nos abrió, la Escuela de Galaad.  Esta invitación implicaba una aventura tipo puerta giratoria, donde ellos tenían que dejar amigos, familia y su Puerto Rico natal para recibir seis meses de entrenamiento misional en Betel.  Mientras estuvo en Nueva York, Néstor, también recibió entrenamiento como superintendente de circuito, para poder servir en países donde la actividad de los Testigos estaba bajo proscripción.  Recién salidos de Galaad, fueron asignados a trabajar como misioneros de incógnito durante el régimen de Franco en España, un país extranjero para ellos que no toleraba otra religión que no fuese el catolicismo.
El matrimonio sufrió muchas adversidades en su nuevo territorio hostil.  "Era una forma de vida a la que no estábamos acostumbrados; una vida dura y rígida debido a las demandas del trabajo y a la legislación vigente", recuerda Néstor.  "Nosotros entramos en el país como turistas y cada seis meses teníamos que salir del país y volver a entrar al día siguiente para que volvieran sellarnos el pasaporte con el nuevo visado.  Utilizábamos diferentes pasos fronterizos para evitar ser reconocidos. Así, si las policía nos paraba, al menos el pasaporte indicaba que estábamos legalmente en el país.  Nosotros vivimos ilegalmente diez años en España como turistas, a pesar de que estábamos trabajando para una organización religiosa que estaba fuera de la ley en el país.  Siempre teníamos temor a la policía e intentábamos borrar las pistas constantemente con el fin de evitar ser detenidos por la policía".
En Barcelona, Néstor recibió entrenamiento y fue nombrado superintendente de circuito para trabajar en Madrid.  Más tarde, sirvió como superintendente de distrito por toda la geografía española.  Durante cuatro años, condujo la escuela para ancianos.  Cuando no estaba en el circuito o distrito, trabajaba en el Departamento de Servicio en la sucursal en Barcelona. 
Una vida uniforme
Cuando los Kuilan fueron trasladados en 1977 al Betel de Nueva York, ellos dejaron atrás lo que consideraban un "paraíso espiritual" en España, presintiendo que se metían en una "jungla espiritual" donde la supervivencia sería complicada.  Este fue un cambio difícil que les abrió los ojos a condiciones y realidades muy distintas a las que ellos habían previsto. [...] 
Néstor, me ha pedido ayuda para escribir un libro sobre su vida, con el objetivo de ayudar a otros a encontrar el camino de cada uno.  Con respecto a la Watchtower, él se lavó las manos sobre la influencia de lo ocurrido en 1980.  Él explica: "Esa historia está superada.  No vamos a volver a revivirlo con nuestras palabras.  No quise ser un satélite de la Watchtower, volviendo al pasado.  No se puede volver a hablar de esos acontecimientos, sufriéndolos, aguantándolos.  Nosotros permitimos que nuestros familiares practiquen su religión; si ellos desean hacernos el vacío, es la opción de ellos.  Les permitimos que vayan.  Si tú empiezas una nueva vida entonces tú tienes una nueva vida.  ¿Tú quieres ser un testigo de Jehová?  ¿No? Entonces no seas un testigo de Jehová.  Deja todo.  Tú puedes". 
http://jwsurvey.org/life-stories/nestor-kuilan-surviving-the-fall-from-watchtowers-trapdoor
Datos actuales sobre Néstor Kuilan y Toni Kuilan:
http://nestorkuilan.com/sobre-mi/
http://www.kuilanpr.com/

     Agradezco que Néstor, por fin, haya roto su voto de silencio.  También que esté colaborando con nuestros hermanos de AAWA  http://aawa.co/ como traductor.  Espero con anhelo la publicación de su libro, donde nos promete más detalles sobre los acontecimientos históricos de 1980.

     No obstante, aunque respeto la opinión del "borrón y cuenta nueva" con respecto a nuestra vida en la Watchtower, no puedo desentenderme de todos aquellos familiares y amigos que todavía están atrapados en este organización.  También, siento el deber de informar y documentar a todos aquellos que deseen profundizar en el mundo de los testigos de Jehová.

     La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira y las verdades caducas?