jueves, 13 de septiembre de 2012

La mujer, ¿persona de segunda clase?

Sarita Bann (reportera apóstata)



El B.O.E. de la confesión religiosa: The Watchtower 1964, páginas 200-2
Estimados camaradas ávidos de la verdad documentada:

La hermana en la fe, Sarita Bann, esposa de un pez gordo, ha decidido colaborar con la Resistencia Apóstata, enviándonos este documento de la confesión religiosa del notorio arraigo y olé. Ella dice tener acceso a una amplia biblioteca familiar, teocrática y watchtoweriana. También, está muy preocupada porque la confesión religiosa está envuelta en una cruzada por borrar y reescribir su propia historia para lavar su imagen ante la opinión pública.  Pero, ella dice estar ahí, para contar lo que han sufrido y sufren mujeres como ella..., ¡tras bastidores y de tapadillo!

El artículo en cuestión que hemos colgado hoy, nos ilustra quiénes son los miembros del Cuerpo Gobernante y qué es lo que tienen en sus seseras teocráticas.  Pero, permitamos que sean ellos los que no hablen directamente a través del buque insignia de sus publicaciones: The Watchtower (La Atalaya).  ¡Va por ustedes!

El texto bíblico en que se basan para su posición fundamentalista, se encuentra en 1 Corintios 11:7, donde dice: "Porque el varón no debe tener cubierta la cabeza, puesto que es la imagen y gloria de Dios; pero la mujer es la gloria del varón".

Dicho esto, el Departamento de Traducción Apóstata, nos traducirá lo más significativo de estas páginas teocráticas:
[...] A su vez, al reconocer la esposa su relación ante su marido, que él es el cabeza de ella, y al honrar ella a su cabeza al apoyarle a él leal y fielmente, ella viene a constituirse una gloria de él. 1 Corintios 11:7.  (Final del párrafo 1)
La mujer sólo puede aspirar a ser "la gloria del hombre" en tanto en cuanto se sujete al arreglo instituido por Dios en su relación con el hombre.  Es por esta razón que, en determinadas circunstancias, se requiera que la mujer se cubra la cabeza.  Como hemos visto en el artículo previo de The Watchtower, el argumento de Pablo en 1 Corintios capítulo 11 sobre la necesidad de cubrirse la cabeza que está basado en el principio teocrático de jefatura, tal como él lo expresó en el versículo 3: " Pero quiero que sepan que la cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios".  Así, el cubrirse la mujer la cabeza se hace necesario cuando ésta desempeñando ciertas tareas o funciones propias del marido o cristiano dedicado, y ella está atendiendo estos menesteres temporalmente y debido a circunstancias especiales.  Lo importante aquí no es el cubrirse la cabeza en sí mismo, sino la actitud de corazón y la propia conciencia teocrática de la mujer al llevar (el pañuelo).  Ella valora que este es un arreglo instituido por Dios, y se cubre la cabeza con un pañuelo principalmente por respeto a Él y su arreglo teocrático de las cosas en cuanto a los sexos se refiere.  Una mujer puede tener una buena conciencia en este asunto sólo si, tras cubrirse la cabeza en la ocasión exigida, ella tiene un respeto saludable por la persona cuya jefatura está siendo honrada con eso. (Párrafo 2)
Hasta el año 1926 todas las mujeres llevaban cubierta la cabeza cuando asistían a las reuniones. [...]  Parece que básicamente hay tres ocasiones que requerirían que una mujer dedicada se cubriese su cabeza.  Se podrían expresar así: (1) cuando ella tiene que orar o enseñar en presencia de su marido (2) si enseña a un grupo que incluya a un hermano dedicado (3) cuando, a causa de la ausencia de un hombre cualificado, ella tiene que orar o presidir una reunión de congregación.  En este, y en el artículo siguientes, analizaremos estos supuestos. (Párrafo 3)
EL CUBRIRSE LA CABEZA Y LA SUJECIÓN DE LA ESPOSA 
[...] El apóstol Pablo en sus disertaciones sobre la sujeción de la mujer en el ámbito de la congregación cristiana en 1 Timoteo 2:11-13 ("Que la mujer aprenda en silencio, con plena sumisión. No permito que la mujer enseñe, ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que esté en silencio. Porque Adán fue formado primero, luego Eva".) y 1 Corintios 11:3-16 (Pero quiero que sepan que la cabeza de todo varón es el Cristo; a su vez, la cabeza de la mujer es el varón; a su vez, la cabeza del Cristo es Dios. Todo varón que ora o profetiza con algo sobre la cabeza avergüenza su cabeza;  pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta avergüenza su cabeza, porque es una y la misma cosa como si fuera [mujer] con la cabeza rapada.  Porque si la mujer no se cubre, que también se trasquile; pero si le es vergonzoso a la mujer ser trasquilada o rapada, que se cubra.
 Porque el varón no debe tener cubierta la cabeza, puesto que es la imagen y gloria de Dios; pero la mujer es la gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón;  y, más aún, el varón no fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.  Por eso la mujer debe tener una señal de autoridad sobre la cabeza, debido a los ángeles.
Además, en lo relacionado con [el] Señor, ni es la mujer sin el varón ni el varón sin la mujer.  Porque así como la mujer procede del varón, así también el varón es mediante la mujer; pero todas las cosas proceden de Dios.  Juzguen por ustedes mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios [con la cabeza] descubierta?  ¿No les enseña la naturaleza misma a ustedes que si el varón tiene cabello largo, es una deshonra para él;  pero si la mujer tiene cabello largo, es una gloria para ella? Porque se le da el cabello en lugar de prenda para la cabeza.  No obstante, si algún hombre parece disputar en pro de otra costumbre, nosotros no tenemos otra, ni tampoco las congregaciones de Dios .)  se remite a la creación de la primera pareja humana para mostrar la relación del uno con el otro, el hombre al haber sido creado primero se le dio la responsabilidad de la jefatura.  Así, ciertamente en la relación matrimonial la esposa querrá mostrar la debida sumisión, sea su marido un compañero y ministro de las buenas nuevas o no lo sea. (Párrafo 4) [...]
EN RELACIÓN CON LOS HIJOS VARONES DEDICADOS 
En el párrafo que sigue, el número 8, básicamente dice que la madre tiene que cubrirse la cabeza para hacer la oración delante de su hijo de 12 ó 13 años de edad, o para impartirle un estudio bíblico, si éste está dedicado.  ¿La razón?  Nos viene dada en el párrafo 9, donde dice:
El hijo dedicado es ahora un miembro de la congregación y, en tales circunstancias, enseñarle a él u orar en su presencia debería hacerse correctamente por un varón.  En el hogar familiar esto lo haría normalmente el padre.  Así, la madre, al cubrirse la cabeza en tales situaciones, está actuando más allá de la capacidad que le corresponde como madre, y al cubrirse la cabeza sirve como una señal o indicación de que ella actúa en representación de su marido, el padre del muchacho.  De modo que, podemos decir que el hacer esto fortalece la posición de la madre, posibilitándole a ella actuar teocráticamente para con su hijo dedicado en relación con las cosas espirituales, y hacerlo sin violar el orden (escala) teocrático. [...] (Párrafo 9)
Una madre así sería un excelente ejemplo para su hijo dedicado sobre cómo debería actuar una mujer teocrática, y esto sería de gran valor para el hijo cuando más tarde tenga una esposa y  forme una familia. [...] (Párrafo 10)
Después de exponer esta documentación y analizarla, me vienen al pensamiento algunos refranes oportunos:
"Mujer sin varón y navío sin timón, nada son"; "La mujer en el hogar, sin salir ni a trabajar"; "La doncella honrada, la pata quebrada y en casa"; "A la mujer en su casa, nada le pasa"; "La mujer y la oveja, a casa antes que anochezca"; "Las mujeres hilen y no estudien"; "La mujer más avisada, o sabe poco o nada"; "Mujeres y libros, siempre mal avenidos"; "De la mujer resabida, apártate enseguida"; "La rosa en el rosal, la uva en el lagar, y la mujer..., con la escoba y el delantal"; "Las mujeres hilen, y no estudien"; "A la mujer muy casera, su marido bien la quiera"; "La mujer y la sartén en la cocina están bien"; "Donde hay gallo, no manda gallina"; "Mientras en mi casa me estoy, rey me soy"; "En casa, yo me soy rey y Papa"; "A quien Dios le ayuda, la mujer se le queda muda".

Sí, compañeros de fatigas, el Cuerpo Gobernante está inmerso en su cruzada por borrar nuestra historia escrita para que la generación presente y las futuras, no puedan conocer su historia repleta de: profecías fallutas, verdades caducas..., y cosas estrambóticas como la que hemos documentado hoy.  Por eso, en la Watchtower Library que podemos consultar en la página oficial de nuestra confesión religiosa, sólo nos podemos remitir a las publicaciones desde el año 2000 en adelante. ¿Y del pasado qué?: "El pasado era verde y se lo comió un burro".  Nos quieren poner las anteojeras watchtowerianas para que veamos todo lo que nos rodea a través de sus anteojos.  No quieren que hurguemos en nuestro pasado inmediato.  Pero, para eso estamos nosotros: ¡para documentar nuestra historia a los nuevos y no tan nuevos!

Seguidamente, exponemos algunas sugerencias de cómo algunas hermanas fieles se han cubierto la cabeza pero, ¡no como les gustaría a los miembros del Governing Body Bank!  A todas éstas hermanas, el reportero itinerante apóstata, les ha hecho la siguiente pregunta inocente: "¿Cómo has sorteado tú, hermana fiel y prudente, la cacicada de cubrirte la cabeza por imposición teocrática watchtoweriana?".



Marujita (la extrovertida): "Como esposa de un anciano teócrata hasta la médula, lo sorteo el problema con alegría y cachondeo.  Me pongo el pañuelo al estilo de cuando hago la limpieza general.  Aunque, tengo que admitir que, a mi cabeza (mi marido), no le gusta lo del lazo en la cabeza..., dice que lo ve como algo irreverente y chistoso".






Sara (la teócrata): "Colaboro con mi esposo para que alcance los mayores privilegios de servicio en la escala jerárquica de la Organización.  Por ese motivo, cuando tengo que cubrirme la cabeza, lo hago al estilo de las mujeres del Antiguo Testamento.  Como mi cabeza (mi esposo), tenemos la máxima de ser más papistas que el Papa..., ¡y nos va de maravilla!  Admito que, ¡hasta mi marido me dice que me paso de frenada!".





Mónica (la precursora): "Como tristemente soy precursora, me encuentro en estas situaciones de tener que cubrirme la cabeza, más de lo que una quisiera.  Pero, creo que cuando la Sociedad lo manda así, será por algo.  La Sociedad nunca se equivoca.  Yo, lo veo como una manera más de hacer penitencia por nuestros pecados.  Si cumplo teocráticamente con este precepto, ¡tal vez me salga un buen novio teocrático que me alegre un poco la vida!".



Pepa (divorciada con dos hijos): "Mi marido también era anciano, pero resultó ser un golfo que me abandonó con dos hijos pequeños, fugándose con una precursora que parecía una mosquita muerta..., ¡menuda lagarta!  Desde entonces he trabajado más que una mula para sacar a mis dos hijos adelante..., ¡sin ninguna ayuda de la Organización!  Así, que lo del pañuelito..., que se lo coloquen ellos donde les quepa.  Personalmente, opino que éstos del Cuerpo Gobernante no saben lo que es madrugar y tener un empleo que te deja exhausta.  Éstos tíos, como no pegan un palo al agua, sólo se les ocurren chorradas para subyugar a las mujeres que, en la mayoría de los casos tienen más luces que ésos ancianos indocumentados que nos ponen para someternos a su férrea dictadura teocrática.  ¡Paso de ellos y paso del pañuelito de marras!".

Gertrudis (la rebelde):  Mi esposo es siervo ministerial con grandes aspiraciones.  Él quiere llegar a ser Siervo de Circuito y no para de darme la lata con que me cubra la cabeza como una sumisa mujer teocrática.  A mí me gusta cabrearle y me compré una gorra de vinilo que es la que me pongo en la cabeza en lugar del pañuelo teocrático.  ¡Je, je, je!  ¡No veas cómo se pone cuando me la pongo..., se le ponen los ojos rojos y casi se le salen de las cuencas!  Explota como los petardos.  Poco a poco voy a conseguir que el pañuelo se lo ponga él cuando discursa..., ¡a ver si le gusta!".

Bueno, camaradas, de momento, aquí terminamos.  Pero, tenemos más, mucho más para compartir con vosotros, hermanos leales que sois.  Nuestro lema preferido: "Lo documentamos todo, todo y todo".  ¿Quién es el padre de la mentira y las verdades caducas?

NOTA
Alguna bibliografía al respecto:
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/05/mujer-teocratica-quieres-ser-un-florero.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/12/que-pasa-con-las-mujeres-hablan.html