jueves, 2 de agosto de 2012

Declaración de Candace Conti (parte I)





Estimados compañeros de fatigas watchtowerianas varias:

La sentencia del caso Jane Doe (Candace Conti) versus Sociedad Watchtower, nos sigue dando tardes de gloria.  En esta ocasión, empezamos con la primera parte  --de tres--  donde es interrogada la víctima de abusos sexuales cuando ella era una niña, dentro de ámbito de la confesión religiosa.  Es una labor ardua pero gratificante que nuestro traductor oficial, el Topo Ajalvireño, gustosamente hace a favor de toda la asociación de hermanos por todo el mundo.  ¿Quién os va a dar más por menos?  ¿Testigo Humano, tal vez?  ¿Un agente Watch a sueldo, quizá?  No.  Como de costumbre, somos los ultra apóstatas ibéricos y allende los mares quienes dispensamos el alimento a su debido tiempo a la casa de la fe..., ¡y gratis!  ¿Puede presumir de lo mismo el Cuerpo Gobernante..., que os pide hasta la herencia de las abuelas?

Una vez hecha una introducción apropiada y teocrática, nos dirigimos al tajo directamente.  ¡Va por ustedes!


Tribunal Superior de California, Condado de Alameda
Nº HG 11558324


Jane Doe (Candace Conti) demanda a:


* Watchtower Bible & Tract Society of New York, Inc.
Watchtower Bible & Tract Society of Pennsilvania, Inc.
* Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová
* Testigos de Jehová en Peralta Blvd., Fremont (entidad o persona jurídica)
*Salón del Reino de los Testigos de Jehová, (sociedad o persona jurídica)


Declaración de Jane Doe, 25 de agosto de 2011


Pregunta: ¿Fue usted alguna vez una publicadora no bautizada (de los testigos de Jehová)?
Respuesta: Sí.
P:  ¿A qué edad empezó como publicadora no bautizada?
R:  No podría darle una fecha exacta.  No sabría, no lo recuerdo.
P:  ¿Antes de los doce años?
R:  Sí.
P:  ¿Y cuántos años permaneció en ese estatus de publicadora no bautizada, lo recuerda?
R:  Me es imposible darle a usted una fecha exacta.
P:  ¿Dio usted alguna vez discursos en la Escuela del Ministerio Teocrático?
R:  Sí.
P:  La misma pregunta que la anterior, ¿recuerda usted la fecha?  ¿Podría aventurarse con una fecha concreta?
R:  No sabría.
P:  Pero fue cuando...
R:  Ocurrió cuando era una publicadora no bautizada.
P:  ¿A cuál congregación de los testigos de Jehová acudía usted?
R:  A la de North Freemont.
P:  ¿Eran sus padres testigos de Jehová al tiempo de su divorcio?
R: Sí.

Se pega un salto de la página 13 a la 25 en los archivos judiciales.

R:  En la zona de Los Ángeles.
P:  Tenemos que hacerle preguntas que no son agradables, pero necesitamos hacérselas.  Esta es una demanda judicial que envuelve alegaciones de que usted sufrió abusos sexuales siendo una menor.  ¿Quién fue la persona que abusó de usted?
R: Jonathan Kendrick.
P:  ¿Cómo llegó usted a conocer a Jonathan Kendrick?
R:  Él era un miembro de la congregación de North Freemont.
P:  ¿Era un amigo de su familia?
R:  Sí.
P:  ¿Era él alguien que visitaba su domicilio familiar?
R:  Sí.
P:  Los padres de usted, ¿visitaban el domicilio de él?
R:  No.
P:  ¿Cuándo fue la primera vez que abusó de usted?
R:  No logro recordar la fecha exacta.  Cuando yo tenía unos nueve años.
P:  ¿Tenía usted nueve años de edad?
R: (La testigo asiente con la cabeza).
P:  ¿Esto ocurrió mientras sus padres todavía estaban casados?
R:  Sí.
P:  ¿En qué lugar abusó de usted?
R:  En el Salón del Reino.  En el Salón del Reino de la congregación North Freemont.
P:  ¿En qué lugar del Salón del Reino?
R: Pues en el Salón del Reino.
P:  ¿En la sala principal?
R:  Sí.
P:  ¿Qué sucedió en el Salón del Reino?  ¿Qué le hizo a usted?
R:  Me agarró y me retuvo junto a él.
P:  ¿Dónde la agarró?
R:  Me estrechó fuertemente entre sus brazos.  Me retuvo.
P:  Cuando esto sucedió, ¿había alguien presente?
R: Sí.
P:  ¿Quién estaba presente?
R:  Los asistentes de la congregación North Freemont.
P:  Así, ¿sucedió durante una reunión?
R:  Sí.
P:  ¿En el transcurso de la reunión, antes o después?
R:  Antes y después.
P:  ¿Le hizo algo más que abrazarte fuertemente?
R:  Me sentaba en su regazo durante la reunión.
P:  ¿Estaban sus padres presentes durante esas reuniones?
R:  Mi padre estaba.
P:  ¿Así, la primera vez que tuvo lugar esto, fue cuando tenía usted nueve años?
R: (La testigo asiente con la cabeza).
P:  ¿Cuántas veces la estrechó fuertemente entre sus brazos?
R:  No podría decirle el número de veces.
P:  ¿Frecuentemente?
R:  Muy frecuentemente.
P:  ¿En cada reunión?
R:  No puedo aseverarlo con toda certeza.
P:  ¿Se quejó a alguien sobre estos abrazos tan fuertes?
R:  Trataba de escabullirme de él.
P:  ¿Qué hacía para escabullirse?
R:  Me retorcía intentando escaparme de él.
P:  ¿Conseguía escabullirse de él?
R:  (La testigo lo niega con la cabeza).
P: ¿Le mencionó algo sobre este asunto a su padre, cuando tenía nueve años de edad?
R:  Aquello parecía que fuese un comportamiento aceptable.
P:  ¿Así, usted no dijo nada al respecto?
R:  Salvo tratar de escabullirme de él, no.
P:  ¿Durante cuánto tiempo la estuvo abrazando fuertemente y sentándola en su regazo en los términos que usted se refiere, si puede decírnoslo, ¿con qué edad?  Empezando a los nueve años, ¿por cuánto tiempo continuó?


Bueno, esta es la primera entrega de las declaraciones.  Hay más, muchísimo más que el creyente que sostiene la confesión religiosa  --como diría el portavoz Aníbal Matos--  con sus "donativos", merece saber. Y ya que el Cuerpo Gobernante no está por la labor de informar a la casa de la fe sobre este asunto, ¡pues estamos nosotros, los apóstatas impenitentes!

Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y las opacidades teocráticas varias?