domingo, 10 de junio de 2012

El Cuerpo Gobernante: "¡Vendemos hasta los clavos de Cristo!"


Ver mapa más grande

http://www.brownstoner.com/blog/2012/06/witnesses-put-three-dumbo-props-on-market/

Estimados camaradas esquilmados y abduccidos por la pseudoteología watchtoweriana:

En el barrio de DUMBO, Brooklyn (Nueva York), la confesión religiosa tiene unos bienes inmuebles y terrenos que se compraron en su día para dar expansión a la etérea Obra Mundial, y que generarán con su venta pingües beneficios económicos al Cuerpo Gobernante..., ¡ésos que se dan golpes de pecho y dicen de boquilla que tienen la esperanza celestial!

El pasado 4 de junio de 2012, en diversos medios se publicó que la Sociedad tiene la intención de vender todo lo vendible..., ¡antes de que llegue el fin del mundo prometido por ellos!  Nuestra confesión vende las dos tres parcelas ubicadas en el barrio brooklyniano de DUMBO que suman unos 2.830 metros cuadrados para la gloria de Dios.

Como de costumbre, el portavoz de la confesión religiosa tiene los labios sellados y no comenta ni mu sobre esta venta "celestial".  Los que hemos puesto el dinero para la compra de estas propiedades, no tenemos derecho a ser informados cuando se venden..., ¡así lo quiere el dios de la Watch Tower!

El que las compre tiene permiso municipal para edificar viviendas, o un hotel o equipamientos para la comunidad.  ¡Una buena presa donde hincar el diente!

En los últimos años, estamos viviendo una auténtica sangría en lo que a venta de patrimonio inmobiliario se refiere.  ¡Aquí se venden hasta los clavos de Cristo!  http://www.crainsnewyork.com/article/20120604/REAL_ESTATE/120609966

Algunos, cuando se han enterado de la noticia, han querido dejar sus testimonios y opinión al respecto.  Por ejemplo, el hermano Bartholomew:
"Estafados por la Sociedad"
Mis abuelos paternos, testigos de Jehová, donaron todos sus ahorros a la Sociedad Watchtower pensando que no los necesitarían  --ya que el fin del mundo sería en el 1975--.
No hay ninguna objeción a eso: ellos eran adultos e hicieron lo que quisieron, pero, nos jodieron al dejarnos sin herencia alguna.  No obstante, el GRAN problema apareció a mediados de los años ochenta, cuando alcanzaron la vejez y necesitaban de cuidados en su domicilio para más tarde necesitar el ingreso en una residencia geriátrica y AHORA no tienen ni un céntimo.  Ahora, los hijos y los nietos (entre ellos un servidor) tenemos que arrimar el hombro económicamente para que puedan disponer de los cuidados propios de la vejez, ¡mientras el dinero de su jubilación se ha esfumado (se lo llevó la confesión religiosa).  
He investigado y, este caso se ha repetido miles de veces entre los testigos de Jehová y su "sociedad del nuevo mundo".
¡Dios es testigo de lo que digo! http://therealdeal.com/blog/2012/06/04/witnesses-seek-buyer-for-empty-dumbo-lots/ 
El camarada Kelly, también hace su apreciación teocrática:
Una jugada maestra por parte de la Watchtower el hacer caja antes del 100 aniversario de la falsa venida de Jesús en el 1914.
La Watchtower ha construido un imperio solicitando donaciones entre sus centenares de miles de seguidores, con la promesa del disfrute de un "paradisíaco Reino de Dios" antes de que llegasen a ser lo suficientemente ancianos (de edad) como para necesitar sus ahorros o planes de jubilación. 
Sólo una confesión religiosa podría hacer esto (sin que se le cayese el pelo legalmente).
Eche un vistazo a lo que hace la Watchtower el activo de sus miembros: http://www.jehovahs-witness.net/jw/friends/208345/1/Walkill-Bethel-Recreational-Facility
http://www.crainsnewyork.com/article/20120604/REAL_ESTATE/120609966
Sí, queridos cofrades y compañeros de conventículo: el Cuerpo Gobernante está haciendo caja en el nombre de Dios y con la excusa de una etérea Obra Mundial, prometiéndonos el disfrute de una parcela en el Nuevo Orden de Watchtowerlandia..., ¡y todo en perfecta salud y eterna juventud!  Nos lo prometen todo a cambio de nuestro dinero.

Hemos estado décadas haciendo nuestras donaciones para edificar y mantener nuestros lugares de culto o adoración..., ¡para que ahora lo vendan todo de espaldas a nosotros, con nocturnidad y alevosía!  ¡Queremos transparencia financiera!  Somos hijos de la luz y no nos gusta la oscuridad financiera.  No queremos estar sumidos permanentemente en el Tártaro financiero.  No queremos que a las abuelitas les limpien el piso..., ¡y los herederos se queden con las deudas o cargas financieras!  No queremos más cara dura por parte del Cuerpo Gobernante.

La documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y la profecía falluta?