domingo, 14 de noviembre de 2010

Asesinan a un betelita de la sucursal de Alemania

Ziro (desde el lado oscuro)








Los apóstatas estamos al pie del cañón en esta mañana de domingo, antes de desplazarnos a la reunión para el servicio del campo. Somos madrugadores y, ya conocéis el dicho: A quien madruga Dios le ayuda. No se nos pegan las sábanas cuando tenemos que informar a la Honorable Hermandad Apóstata.

En las publicaciones del confesión religiosa, vosotros tenéis acceso al mundo virtual al que la confesión religiosa gusta llamar "paraíso espiritual". Con nosotros, podréis leer el otro lado de la noticia, podréis contemplar en exclusiva la cara oculta de la Luna. Así, podréis formaros un criterio equilibrado sobre Watchtowerlandia, su mundo en constante transformación y su mítica opacidad financiera.

En los foros en inglés y alemán, se ha comentado la trágica noticia del asesinato de un betelita alemán (betelita es todo aquél que trabaja en las correspondientes sedes nacionales de los testigos de Jehová). En español, nuestro compañero Ziro, en el foro de David y Mary Fuentes, compartió con nosotros esta exclusiva mundial. Como de costumbre, hemos agregado los diferentes enlaces con las noticias periodísticas y el informe previo policial. Los apóstatas somos así; no nos gusta hablar por hablar ni vender paraísos virtuales a cambio de una donación en metálico. Nos dejamos tildar de malos malísimos, pero no de mentirosos.

Según estas informaciones, estaban reunidos para un comida unas 35 personas en la planta superior de un Salón del Reino, a las 13 horas. Parece que hay una discusión entre la víctima de 45 años y el presunto homicida de 22, el joven echa mano del cuchillo con el que cortaban la tarta y apuñaló al anciano de congregación delante de todos los presentes, según el informe policial. Se llamó rápidamente a los servicios de emergencia que acudieron al lugar y pudieron reanimar a la víctima, pero el herido --que trabajaba en la sede nacional de los testigos de Jehová en Alemania-- muriendo una hora después. El joven, de complexión atlética, se dio a la fuga.

La versión de la policía no coincide con la de la sede nacional de los testigos de Jehová: la policía sostiene que hubo una discusión entre ellos y, la confesión religiosa dice que no la hubo..., ¡ni siquiera un intercambio de palabras! La investigación sigue abierta para esclarecer lo sucedido. El asesino, era una persona que estaba estudiando con los testigos de Jehová.

Lemhöfer Lutz, asesor ideológico de la diócesis católica de Limburgo, dice que la versión del cuchillo es demasiado frívola como para ser aceptada sin más. Habla del "sistema estricto de normas" que tienen los testigos de Jehová, que son percibidas por muchos miembros como de intregristas y agobiantes, además, la salida de la confesión religiosa se hace con mucha presión psicológica.

Una vecina del Salón del Reino, al ser entrevistada, dijo: "Me parece terrible lo que pasó aquí", con los testigos de Jehová no tienen contacto los vecinos; "Llegan en bloque a nuestro vecindario y ocupan nuestras plazas de aparcamiento los días que tienen oficios religiosos, luego desaparecen".

Los periodistas intentan entrevistar a un camionero que trasporta publicaciones a la granja. Pero no lo logran sacar casi nada, eso sí, dijo que el apuñalado era "una buena persona", y responde a los periodistas que para mayor información se dirijan a la sede nacional de los testigos de Jehová en Seltz: "Con los medios de comunicación, somos cautelosos. Tenemos experiencias muy malas".

Un día después de lo ocurrido, el presunto homicida presumiblemente se suicidó tirándose al tren. La investigación continúa.

Fin de la traducción. No hemos podido localizar a un traductor apóstata y, al ser alemán, se ha hecho lo que se ha podido. Hubiéramos aportado más detalles. De cualquier manera, si tenemos más noticias sobre el tema os mantendremos informados..., ¡y gratis!

En su día, en el Betel de Ajalvir, también tuvimos nuestro intento de asesinato: