viernes, 3 de septiembre de 2010

En todos los sitios se cuecen habas y en mi casa a calderadas

El Percebe (apóstata en la Rías Bajas)













http://www.bbc.co.uk/news/world-us-canada-11159256

Estimados camaradas ávidos de noticias sin trampa ni cartón:

La noticia nos llega hoy desde los EE.UU, un trágico suceso que ocurrió anteayer. Un nuevo colaborador de la Resistencia, El Percebe, desde la Rías Bajas gallegas nos ha apercibido de esta noticia.

Él se identifica como siervo ministerial que tenía hambre de puestos de responsabilidad en la congregación pero, al día de hoy se ha sentido utilizado y se encuentra desengañado. Está contento de haber conocido este sitio en la red donde, él dice: "Aquí sí que leo la luz progresiva de la verdad diariamente. Disfruto mucho con los comentarios e iluminan mi vida que, hasta hace poco, la vivía para la WT olvidándome de mí y mis intereses".

¡Bien, Percebe, estás en la comunidad virtual adecuada y tu dinero por fin está a salvo! Los apóstatas no pedimos dinero ni queremos testamentos de otros ni herencias de ninguna clase..., ¡las herencias para los legítimos descendientes!

Según las diferentes fuentes de información, un sujeto entró en la sede central de Discovery Channel en los EE.UU., con unos explosivos adheridos al cuerpo y pistola en mano, tomó tres rehenes. Amenazó con hacerlos explotar. La policía estuvo hablando durante horas con el secuestrador y, cuando pensó que iba a explosionar los explosivos le mataron de unos disparos sin que los rehenes sufriesen ningún daño. Antes, el secuestrador había hablado con un periodista de la NBC, y le dijo: "Mi nombre es James J. Lee. Tengo una pistola y una bomba. Y tengo varias bombas pegadas a mi cuerpo preparadas para explosionar".

¿Qué quería el personaje? Parece que estaba descontento con la política medioambiental de la empresa susodicha y ya había provocado varios altercados en el exterior en otras ocasiones y quería que la cadena de TV incluyera programas para la protección del medio ambiente.

Discovery Communications tiene el : Discovery Channel, Animal Planet y un canal de ciencia, pero, parece que no le bastaba al sujeto.

Se llamaba James Jay Lee, tenía 43 años y había sido empleado de la empresa. Aparte de las protestas exteriores, mandó una carta a la Discovery Channel para que hiciese más por el planeta. Curiosamente, escribía en esa carta: "Dejen de transmitir todos esos programas que glorifican el nacimiento de párasitos seres humanos, como: Kate Plus 8 , y 19 Kids & Counting". http://tlc.discovery.com/tv/jon-and-kate/jon-and-kate.html http://tlc.discovery.com/tv/duggars/ Él estaba más por la labor de programas que fomentasen la esterilización.

Además, en 2003, el secuestrador reconoció en una carta que escribió de tres hojas al juez del distrito Barry Ted Moskowitz que él estaba separado y apartado de su familia por el propio bien de él mismo. En la misma carta expresaba que su vida era como una pesadilla para él. "No tengo amigos, ni uno". Lo que no he conseguido averiguar es: si él estaba separado de su familia y amistades de propia voluntad o si estaba sujeto a alguna medida disciplinaria por parte de la confesión religiosa.

El hermano menor del secuestrador, Aaron Lee, mencionó al juez del distrito Barry Ted Moskowitz que James Lee era querido por la familia, tampoco era violento y, ni bebía ni fumaba o consumía estupefacientes. Dijo: "Mi hermano había sido un devoto testigo de Jehová durante una década".

¿Con esta noticia pretendo presentar a los testigos de Jehová como delincuentes en potencia? No, de ninguna manera. Sólo colocar las cosas en su sitio: los testigos de Jehová tienen las mismas probabilidades y porcentajes de cometer un delito que, por ejemplo, un católico. La confesión religiosa nos vende que vivimos en un club exclusivo con derecho a paraíso espiritual donde las personas son tan maravillosas que, el delito si existe, es rarísimo. En ese paraíso espiritual hay de todo como en botica, buenos y malos..., ¡bochornoso es autoproclamarse las mejores personas del mundo mundial!

Noticias como esta nos despiertan a la realidad y nos hacen recordar que no somos --como confesión religiosa-- ni mejor ni peor que otras. Entonces, ¿cómo se puede identificar a la religión verdadera? Habrá que acudir otra vez a los evangelios y releer la vida y mensaje de Jesús..., ¡sin las anteojeras de la Watchtower!

¡TH, por favor, no ores para que cierren este lugar y coarten la libertad de expresión!