sábado, 24 de abril de 2010

Se les ve el plumero..., ¡al Cuerpo Gobernante!

Lili (desde la Feria de Sevilla)


The Watchtower, 15 de mayo de 1958, página 319, P.V.P.: 5 centavos

Estimados cofrades de este vía crucis watchtoweriano:

La camarada Lili --con su sombrero cordobés--, desde la Feria de Sevilla nos manda este alimento espiritual del Governing Body Bank. Esposa de un jerarca, tiene acceso a este tipo de información escrita. Ella es sutil, sagaz, inteligente, intuitiva y astuta. Colabora con la Resistencia de mil amores. ¿Qué más se puede pedir? Uno solo no somos nada, pero todos juntos..., ¡somos la repanocha!

Mientras, TH, perplejo por nuestras fuentes de información. Ante su falta de documentación, solo le queda el insulto al fiel apóstata..., ¡como forma de arengar a su tropa! Él está incómodo en su blog, en el fondo echa de menos nuestra camaradería, le gustaría formar parte de un proyecto con futuro..., ¡como lo es la Honorable Resistencia Apóstata! Me consta, que tiene problemas de conciencia, se siente mal porque no puede decir las cosas como las siente..., ¡sino, como se las dictan! Noches sin dormir, pesadillas, intranquilidad, desasosiego..., en vela sin pegar un ojo, no consigue la paz de espíritu, la paz interior del que sabe que dice la verdad de la buena. ¡Le esperamos con los brazos abiertos y tendremos paciencia! ¡La vuelta del hijo pródigo!

¿Qué buena nueva tiene esta Pregunta de los Lectores? Los del Cuerpo Gobernante se lucen con su dialéctica --una de las pocas veces que sin pensarlo dicen lo que piensan-- de estar por casa. Dice así la pregunta: En Números 8:25, 26, con relación a los levitas que servían en la casa de adoración de Jehová, leemos: "Pero después de la edad de cincuenta años se retirará de la compañía de servicio y no prestará más servicio. Y tiene que atender a sus hermanos en la tienda de reunión al guardar la obligación, pero no debe prestar servicio. Conforme a esto harás a los levitas en sus obligaciones". Puesto que los ministros nombrados entre los testigos de Jehová actualmente no se jubilan (o retiran) de su servicio a ninguna edad, ¿en la actualidad, cómo podría aplicarse este principio tan considerado de la ley de Jehová aquí mencionado?

En los primeros párrafos intentan dar una explicación histórica --a su estilo e interés--. Luego, en la columna de la derecha, en su primer párrafo, se apresuran a clarificar esa pregunta tan capciosa y mal intencionada: "Esto no estable ninguna norma que esté vigente y que afecte a los ministros nombrados de Jehová en su templo espiritual de la actualidad de modo que puedan jubilarse (o retirarse) de predicar o de cualquier otra actividad relacionada con el servicio ministerial".

Por supuesto, en el último párrafo del artículo tenemos todo explicado con claridad meridiana..., ¡las intenciones del Cuerpo Gobernante para pagar la seguridad social de sus trabajadores en España: "Para el cristiano no existe ninguna jubilación (o retiro) del servicio de Jehová a los cincuenta años, no más que el retiro que existe para el ungido por el espíritu de Dios para predicar la Palabra de Dios una vez alcanzada la edad de cincuenta años. Hoy el campo es el mundo, la tierra entera; y estas buenas nuevas del Reino de Dios establecido deben predicarse en toda la tierra habitada como testimonio a todas las naciones antes de que nos alcance el fin de este mundo. En virtud de la dedicación que han hecho de servir a Jehová para hacer su voluntad para siempre, los testigos de Jehová están bajo la obligación de continuar cumpliendo con su comisión de predicar estas buenas nuevas del Reino de Dios hasta que esta obra de dar testimonio halla finalizado. No existe ningún precedente bíblico que justifique una jubilación (o retiro) para ellos de este servicio, aún en el caso de que hallan servido por cincuenta años y entonces jubilarles. Si la edad o la vejez incapacitan a un cristiano dedicado para cierta clase de responsabilidad (o trabajo), entonces puede ser trasladado a otra forma de servicio que él pueda hacer. Las obligaciones que su dedicación a Jehová imponen sobre él no le permiten jubilarse o liberarse de todas sus responsabilidades de servicio y privilegios, con el fin de retirarse para vivir una vida más fácil o cobrar una pensión, de modo que fuese una absoluta carga financiera para la congregación o sobre la organización que supervisa la sociedad del Nuevo Mundo de los testigos de Jehová".

Le agradecemos a, El Topo Ajalvireño, su disponibilidad y servicio al traducirnos este artículo para toda la hermandad de lengua española.

¿Alguien dudaba de la intención de la Sede Nacional de los testigos ni de Jehová, sobre pagar las cotizaciones a la Seguridad Social en España? La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad..., documentada, desde fuera..., ¡y desde dentro! Esta es su política laboral..., ¡aquí no se jubila nadie! Aquí tienes que estar trabajando para la Sociedad hasta que eches tu último aliento. Te pueden echar a la calle..., ¡pero su intención (y práctica) sería sin paga de jubilación! No quieren asumir ningún coste..., ¡todo el dinero para ellos, sus necesidades y proyectos inmobiliarios y financieros! ¡Eso es lo que tiene el ser la Voz de Dios en la tierra! ¡Todo para mi, nada para ti! ¿Lo pillas, pardillo integral ibérico? ¿Quién te enseña la verdad de la vida? ¿Quién abre los ojos al ciego y venda las heridas de los enfermos de espíritu? ¿Quién cumple profecía de la buena? ¿Quién el esclavo fiel y discreto que daría el alimento al tiempo adecuado..., sin trampa ni cartón? ¿Quién quiere tu dinero: los apóstatas o la Sociedad?

Acción para el post:

Divulga esta verdad por los cuatro ángulos de la tierra..., entre tus amistades más íntimas de la congregación.