martes, 12 de enero de 2010

¿Permitirás que te lleven al huerto? ¡No seas pardillo integral!

El Topo Ajalvireño (desde el reverso tenebroso)


¡Despertad!, 8 de marzo de 1968, página 16, PVP: $1 la suscripción anual


Estimados compañeros de conventículo:

La Resistencia no duerme, siempre está expectante. Como un faro, otea el horizonte watchtoweriano y avisa a navegantes sobre los peligros que se ciernen sobre los pardillos integrales que ponen su fe ciega en éstos vividores del buen comer y el mejor beber.

Fiel a su comisión, el Topo Ajalvireño, nos deleita con otro documento teocrático escrito por los del Voto de Pobreza y el Santo Pedir. Siente cómo el aliento de los sabuesos de los agentes Watch se avecina en su cogote, pero, como el Maestro, se da por y para todos..., ¡y gratis! ¡Gracias camarada por todos tus desvelos!

El artículo en cuestión muestra con qué tipo de teología tombolesca abduccen la mente de los feligreses. Dicen: "¿Universidad? ¡Nada de nada! ¡Allí mora el Diablo y todos los desmanes concebibles! Además, el fin del mundo está a la vuelta de la esquina y lo que te conviene, no es ni estudiar ni una buena profesión, lo mejor de mundo es dedicarte a vender nuestras publicaciones y vivir con lo indispensable..., ¡si puedes! Búscate un trabajo chungo y ya verás qué buen futuro te espera..., ¡te lo dice el Cuerpo Gobernante! Lo más importante de mundo es hacer la voluntad de Dios, ¡nada de trabajar en un trabajo que te pueda dar dignidad personal e independencia económica! ¿Qué cuál es la voluntad de Dios..., hombre de poca fe? ¡Pues vender nuestros productos y echar el dinero de las donaciones que consigas en la caja de contribuciones para que nosotros podamos vivir dignamente con: nuestra piscina climatizada, sauna, jacuzzi, gimnasio, cancha de tenis, etc., etc., etc.!

¿Que qué experiencia profesional tendrás el día de mañana, cuando encuentres una moza y te quieras casar y formar un hogar? ¡Eso es lo de menos! Si piensas en eso, no trabajarás para nosotros y tendremos que cerrar el chiringuito, ¿y de qué vamos a vivir nosotros?

Mira si somos buenos, que te hemos puesto una lista de trabajos cutres con los a duras penas podrás vivir sin echar mano de la ayuda de tu familia, ¿qué nos dices? ¿Somos, o no somos, buenos los del Cuerpo Gobernante? Con un trabajo de jornada completa, sin profesión ni estudios conocidos..., ¡te morirás de asco, tú, y los que te rodeen! ¿Imagínate, con uno de media jornada! Tienes garantizada una situación económica precaria el resto de tu vida y, como añadidura..., ¡una depresión profunda que siempre te acompañará! Pero, tú, no te preocupes por nosotros, con las donaciones económicas que nos envías, siempre pensaremos en ti mientras nos comemos unos langostinos con un buen ribeiro. En nuestras habitaciones en Betel, tenemos calefacción a tope y aire acondicionado que es una delicia, ¿con el trabajo ese que te recomendamos, podrás tú disfrutar de estos placeres terrenales? ¡Pues no!

Para nosotros, lo importante no es tanto tu futuro, sino, nuestro presente. Por eso la importancia de que no vayas a la universidad sino que te dediques en cuerpo y alma a satisfacer nuestras necesidades físicas mediante tus donaciones económicas..., ¿lo pillas, o no?".

Ese, más o menos, es el mensaje del Governing Body Bank a todos los pardillos integrales ibéricos y allende los mares. Nada de labrarte un porvenir, mejor emplea el tiempo en dar de comer a esa pandilla de chupóteros. Si no fuese por la tragedia que esto supone para todos los que siguen sus consejos maternales..., ¡sería para partirse el pecho de risa! Los tíos, sin complejos, acaban en el último párrafo con el mayor de los desaguisados: "Los precursores recalcan la importancia de pedir desde el mismo principio empleo que no estorbe indebidamente el ministerio". Sí, hazles caso, y cuando llegues a un empleo, le dices al jefe que te tiene que dejar determinadas tardes libres a la semana y, días libres para todas las asambleas que componen la parafernalia watchtoweriana..., ¡ya verás que éxito tienes! No seas ingenuo, están hipotecando tu futuro laboral, social y familiar. ¡A ellos les importa un rábano qué te deparará el futuro a ti..., y a los tuyos! Te están condenando a la miseria absoluta, a la precariedad económica y laboral..., ¡y personal! Si quieren dinero para pagarse la sauna..., ¡que se arremanguen y que curren como tú! ¡No les des ni un euro..., que se lo ganen!

Los apóstatas queremos lo mejor para ti y por eso te damos buenos consejos..., sin pedirte dinero.

¡A éstos vividores, ni puñetero caso! Pico, pala, chimpún y a currelar...