sábado, 16 de enero de 2010

Los testigos de Jehová reciben ayuda de los mormones

Torrente (agente apóstata)











Zona afectada por las inundaciones, en Georgia

http://newsroom.lds.org/blog/2009/10/flood-relief-efforts-in-georgia-relieve-suffering.html

Estimados camaradas ocultos en las catacumbas de la ira watchtoweriana:

Un colaborador apóstata, Torrente, nos ha puesto sobre la pista de una nota de prensa, por parte de la oficina de prensa de los mormones (La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días)..., ¡una noticia muy interesante para toda la hermandad apóstata! ¡Gracias, Torrente!

Es una nota de prensa, emitida por los mormones, sobre la ayuda prestada a los damnificados en unas inundaciones en Georgia, EE.UU. La nota esta fechada el 8 de octubre de 2009.

Los mormones, con su ánimo por ayudar suministraron apoyo a otras confesiones religiosas y organizaciones, como: la Convención Bautista de Georgia, los Metodistas, la Cruz Roja..., y a los testigos de Jehová. ¿Cómo ayudaron a los testigos de Jehová?:

Les donaron: dos palets con kits de limpieza y 1 palet de agua, comida para alimentar a los trabajadores del grupo de los testigos de Jehová.

Me parece estupenda esta ayuda suministrada por los mormones a diversas confesiones, dejando aparte las diferencias ideológicas..., ¡esto les honra! Todo en beneficio de los damnificados.

¿Lo que echo de menos? Que los testigos de Jehová no dijeran nada de esta ayuda en sus publicaciones..., ¡qué vergüenza! Hay que ser agradecidos y no callarse como cucos. Están prestos para poner verdes a las demás religiones, pero no para resaltar las buenas obras de estas..., ¡especialmente cuando los beneficiados son ellos mismos!

Tal vez, el Cuerpo Gobernante, ha pensado que no le convenía la publicidad de este asunto..., ¡que Babilonia la Grande ayude al cristianismo "verdadero"!

Esperemos que en Haití, el Governing Body Bank se estire un poco más y utilice los dividendos económicos con generosidad para todos los damnificados..., ¡no sólo para los de su propia confesión religiosa! ¡Y que no nos vengan con eso de que les han mandado no sé cuántos camiones con literatura bíblica...! Lo que necesitan ahora es ayuda económica, material y sanitaria..., ¡y muchos voluntarios! ¡Estaremos atentos para ver su generosidad cristiana en estos momentos difíciles en Haití!