lunes, 12 de octubre de 2009

Teología talibanesca, ¿sí o no?

La Revoltosa (camarada madrileña)











Nuestro Ministerio del Reino, noviembre de 2006




http://www.pubmedcentral.nih.gov/picrender.fcgi?artid=1720472&blobtype=pdf

http://www.geocities.com/Athens/Delphi/1524/

Estimados compañeros de fatigas diversas:

Una camarada, apodada "La Revoltosa", nos escribe preocupada desde Madrid y, dice lo siguiente:

"Los ancianos de congregación están 'presionando' a mi madre para que rellene el Documento de Voluntades Anticipadas, para que exponga las objeciones típicas de los testigos de Jehová a las transfusiones de sangre. Ella tiene miedo a que, de no rellenarlo, le hagan el vacío en la congregación donde asiste. Por otro lado, yo no soy testigo de Jehová, pero, estoy estudiando la carrera de medicina en la Universidad Complutense de Madrid. Le pregunto a mi madre sobre este asunto, pero, ella no puede explicármelo muy bien. Ella se lía con los componentes sanguíneos. Parece ser que esta religión permite unos componentes y prohíbe otros. ¿Podrías explicarme en detalle lo de los componentes sanguíneos? Temo que la postura que adopte mi madre presionada por este colectivo podría ser precipitada y perjudicial para su salud e integridad física. Te estoy agradecida de antemano".

La base teológica y teórica para la posición que colectiva y uniformemente mantienen en exclusiva la confesión de los testigos de Jehová, ha ido cambiando con el paso de los años. Pero eso sería otro post que tenemos pendiente: La evolución histórica de la posición de los Testigos de Jehová y las transfusiones de sangre.

El Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová, son la "Voz" de Dios en la tierra, el único canal de comunicación de Dios con la humanidad --eso lo aseveran ellos sobre sí mismos--. La "última" revelación que han tenido sobre este tema de la sangre, lo imprimieron en su publicación oficial para consumo interno: Nuestro Ministerio de Reino de noviembre de 2006 (el cual puedes leer arriba). Esa es la actualísima base teológica y teórica sobre la posición que DEBEN adoptar los testigos de Jehová..., ¡si desean continuar siéndolo!

Si tú no sigues esas directrices y te plantas en tu voluntad de aceptar una transfusión de sangre completa o de alguno de los cuatro componentes sanguíneos que ellos prohíben, la confesión religiosa dice que tú te has "desasociado" --hace unos años te "expulsaban" directamente--. ¿Cuál es la diferencia entre: expulsión y desasociación? En teoría, se presupondría que tú puedes 'desasociarte' y ellos pueden 'expulsarte'. Pero en la cuestión de la sangre, ellos te "desasocian" sin contar con tu voluntad. Quieren evitar el que desde fuera del mundo de la secta, se les pueda acusar de "expulsar" a una persona por aceptar una transfusión de sangre..., ¡no quieren dar la impresión de que se sanciona a una persona por aceptar un tratamiento médico! Lo que pasa es que, si aceptas esos componentes sanguíneos --sin arrepentirte--, sufrirás las mismas consecuencias que sufría una persona que es expulsada: negación del saludo por parte de tus amistades y entorno social y, tu misma familia deberá restringir al mínimo posible cualquier trato contigo. Esto supone una lapidación social y familiar para los disidentes con el tema de la sangre. Como se ha dicho: "El que se mueva no sale en la foto". Es un mecanismo para atemorizar y tener controlados a los conversos de la confesión religiosa. Esto te permitirá entender el porqué TODOS los testigos de Jehová mantienen la misma e idéntica posición en un tema tan complicado como el de los componentes sanguíneos..., ¡cuando se supone que es una decisión personal y de conciencia!

Cada año, en el mes de enero, se recibe en Nuestro Ministerio del Reino, las instrucciones que colectivamente deberán adoptar los testigos de Jehová con respecto a la sangre. Además, los ancianos de congregación, reciben una carta confidencial por parte de la Asociación de los Testigos de Jehová con unas instrucciones precisas y detalladas sobre cómo asegurarse de "ayudar" a todos y cada uno de los testigos de Jehová para que rellenen el testamento vital (lo que ellos llaman el Documento de Voluntades Anticipadas). Habitualmente, los testigos de Jehová de una congregación local de los testigos de Jehová están divididos en grupos que controlan los ancianos de congregación. Entonces, se encomienda a cada anciano para que se asegure que cada miembro de su grupo ha rellenado el documento tal y como explica la Asociación. Si uno no da la cara y, dice que él lo rellenará por su cuenta y lo entregará por él mismo, generalmente los ancianos sospechan de ésa persona y lo consideran un "rebelde" --creen que no lo hará y que es una manera de escaquearse--..., ¡evidentemente tendrá unas consecuencias en una comunidad tan cerrada como lo es esta religión!

Ahora, puedes leer ese artículo y juzgar por ti misma. ¿Es la decisión que adoptan los testigos de Jehová una personal y de conciencia, o, están coaccionados y teledirigidos por los líderes de la secta?

Una pregunta, ¿cómo puede una abuela --sin estudios académicos--, llegar a la conclusión por ella misma leyendo la Biblia, de que puede aceptar hemoglobina y no puede aceptar glóbulos rojos? ¿Dónde dice Dios --en la Biblia-- que el cristiano puede aceptar inmunoglobolinas y no puede aceptar glóbulos blancos? ¿Cómo millones de personas, todas y únicamente de la misma confesión religiosa llegan a una decisión tan pormenorizada y consesuada --estos componentes sanguíneos sí, estos otros, no--, cuando ni siquiera la judíos ultra ortodoxos en su interpretación de la Biblia nunca han llegado a la conclusión de que Dios debía prohibir las transfusiones sanguíneas para salvar vidas humanas? ¡Aquí hay una mano que mece la cuna..., de tapadillo! ¡Aquí hay quien tira la piedra y esconde la mano!

Analicemos el artículo fundamentalista, punto por punto. Así somos los apóstatas, nos gusta la verdad documentada..., ¡que luego los agentes Watch nos califican de "apóstatas profesionales --cuando nosotros vivimos de nuestro trabajo y profesión--, cuando los únicos que viven del cuento y las donaciones voluntarias son los del Cuerpo Gobernante y sus adláteres incondicionales!

En la esquina superior derecha, en diagonal, encontramos una nota sobre fondo rosa: PARA GUARDAR. ¿Quién tiene que guardar esta documentación y porqué? Es evidente que los testigos de Jehová, ¿y porqué? Pues para poder saber qué componentes se pueden usar en los tratamientos médicos y cuáles no..., ¡ya que la Biblia no dice ni mu al respecto! ¿Quién puede recordar la lista de componentes prohibidos y autorizados? Si hiciésemos una encuesta entre los testigos de Jehová que han rellenado el Documento de Voluntades Anticipadas, ¿cuántos sabrían lo que han firmado en ese documento como inaceptable..., sin echar un vistazo a esta publicación de la Watch Tower que tenemos arriba? ¿Cuántos podrían argumentar el porqué aceptan unos ingredientes y otros no?

El título de panfleto teológico es como un insulto a la inteligencia: "¿QUÉ OPINO de las fracciones sanguíneas y de los procedimientos médicos que impliquen el uso de mi sangre?". ¡Yo creía que los testigos de Jehová llegaban a SUS propias conclusiones leyendo la Biblia! ¡No pensaba que tuviese que escribirse un artículo para DICTARLES qué es lo que tienen que opinar sobre este asunto! ¿Cómo se llama esto? Un timo más a los que nos tienen acostumbrados los pedigüeños para evadir las responsabilidades legales por IMPONER la obligatoriedad del cumplimiento de estas directrices disfrazadas de "decisiones individuales y de conciencia".

En el primer párrafo tienen la desfachatez talibanesca de declarar: "La Biblia manda a los cristianos que 'se abstengan [...] de sangre" (Hechos 15:20). Como base para exigir y tener sus propios mártires actuales, se obstinan en una lectura fundamentalista de un texto bíblico..., en TODO el Nuevo Testamento. ¿Pero, no habría que considerar el contexto histórico y circunstancial de esas palabras? ¿No dijo el Maestro: "Quién no rescatará a su oveja que ha caído en un hoyo en día de sábado"? ¿No se podía violar la ley del sábado, por una oveja? ¿No vale más la vida de la persona que la interpretación integrista de un texto bíblico? De las muchos teólogos y rabinos reconocidos, únicamente el Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová --sin titulación académica reconocida--, llegan a esta interpretación fundamentalista que prohíbe las transfusiones sanguíneas para salvar vidas. ¿Estaban pensando los apóstoles en no aceptar transfusiones de sangre cuando escribieron esas palabras? ¿Estaban pensando éstos primeros cristianos en no aceptar ciertas fracciones sanguíneas en contraposición a otras?

Luego tienen la osadía intelectual de mezclar las churras con merinas, y nos dicen: "Por eso los testigos de Jehová rechazan toda transfusión de sangre completa o de cualquiera de sus cuatro componentes principales". ¿Les ha revelado el espíritu santo qué componentes de la sangre se pueden usar y cuáles no? ¿Cómo se puede deducir, leyendo el texto bíblico en cuestión, cuáles son aceptables? ¿No se ha sacado de la manga, el Cuerpo Gobernante, esta interpretación exclusivista e irracional?

Si la cara no era suficientemente dura, siguen hablando por boca de todos los testigos de Jehová del mundo entero: "Además, no donan sangre ni aceptan que se almacene la suya para transfundírsela después". ¡Je, je, je! ¿Así que podemos aceptar ciertos derivados de la sangre que han donado otros, pero, nosotros no podemos donarla, eh? ¿Cómo se puede sostener bíblicamente, o moralmente tal postura? "Yo puedo aceptar componentes sanguíneos de la sangre que has donado tú, como mundano que eres. Pero, yo, soy testigo de Jehová, y no estoy dispuesto a donar mi sangre para que tú te puedas beneficiar. ¿Lo pillas? ¡Así es la solidaridad tal y como la entendemos los testigos de Jehová! ¡En la Biblia está muy clara nuestras posición en esta materia!".

Por si la desfachatez no era bastante, hacen un intento solapado de diferenciar entre componentes sanguíneos y "fracciones" sanguíneas --¡no dejan de asombrarle a uno!--, lo argumentan así: "¿Están incluidas también las fracciones en el mandato de abstenerse de sangre?". ¡Vamos a ver! Primero, de la sangre completa, se pueden aislar ciertos componentes sanguíneos. Tanto los glóbulos blancos (inadmisible), como las globulinas (permitido), se derivan de la sangre. ¿Porqué unos componentes están permitidos y otros son inadmisibles? ¡Que venga el Cuerpo Gobernante y nos lo explique antes de rellenar el testamento vital!

Lo enredan todo de tal manera que cualquier persona no lo puede entender bien. El Cuerpo Gobernante a los componentes sanguíneos que están permitidos, los definen como de: "fracciones". Para éstos iluminados que viven a cuerpo de rey, los: glóbulos rojos, los glóbulos blancos, el plasma y las plaquetas..., ¡no son "fracciones" sanguíneas! Tendrá que definir qué son esos componentes sanguíneos que son INACEPTABLES para los testigos de Jehová..., ¡si es que no son fracciones sanguíneas! ¡Menudo 'embolao' como para que lo entiendan las abuelitas de la congregación! ¡Aquí parece que todo el mundo ha estudiado medicina, cuando ni siquiera --muchos-- tienen el Certificado de Estudios Primarios! ¡Eso sí, en su testamento vital firman que no admiten ciertos componentes sanguíneos de los que nunca antes habían oído hablar! ¡Manda huevos!

Ante la pregunta si se pueden o no se pueden aceptar las dichosas "fracciones", dicen los indocumentados: "No podemos contestar de manera categórica. La Biblia no da instrucciones específicas sobre la cuestión de las fracciones". ¿Quéeeeee? ¿Que la Biblia no dice nada al respecto? ¿Y cómo, estáis calificando de INACEPTABLES: los glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y plasma? ¿Dice la Biblia algo sobre estos componentes sanguíneos para que vosotros los estéis prohibiendo a los testigos de Jehová? Todo esto que enseñáis sobre esta cuestión, no solo no tiene ningún fundamente bíblico, sino, tampoco lógico. ¡Esto es un timo más de los vuestros!

¿De dónde proceden las "fracciones" sanguíneas watchtowerianas que los testigos de Jehová SÍ pueden utilizar como tratamientos médicos? Los iluminados e indocumentados del Cuerpo Gobernante nos iluminan una vez con su asombrosa y particular sabiduría: "Muchas de ellas proceden de sangre que ha sido donada para fines médicos". ¡Ja, ja, ja! ¿Cuando una persona dona sangre..., no es para fines médicos? ¿Para qué otros fines se puede donar sangre en un hospital? Pero, dicho esto, ahora preguntamos: Ya que anteriormente se ha dicho que el testigo de Jehová no puede donar sangre, ¿es ético el aceptar componentes sanguíneos procedentes de un católico que sí ha donado sangre? ¿Es moralmente aceptable, no donar sangre, pero sí estar dispuesto a aceptar los compuestos sanguíneos que otra persona ha donado? Esta es la moral y la ética del Cuerpo Gobernante. Cualquier observador imparcial podrá ver la inmoral incongruencia de estas directrices del Cuerpo Gobernante. ¿Y, tú, te puede creer algo de lo que dicen éstos trileros intelectuales?

Perdonad la vulgaridad, pero, ¡esto es como ir a orinar y no poder echar ni gota! ¡Se queda uno estupefacto de lo atrevida que es la ignorancia de éstos vividores compulsivos!

Sin embargo, a pesar que las "fracciones" watchtowerianas de sangre las dejan a conciencia, añaden la coletilla: "Cuando vayamos a tomar esas decisiones, plateémonos las siguientes preguntas... ¿Puedo explicar a un médico por qué rechazo o acepto ciertas fracciones sanguíneas?". Ya te lo digo yo, testigo de Jehová inconcluso, ¡NO! Algo que te consolará es que no es un problema de capacidad intelectual que tengas, o la consecuencia de cierta minusvalía psíquica, no, no es eso. Siempre piensa: "Si que el ha tenido la idea --el Cuerpo Gobernante-- no lo puede explicar, ¿cómo lo puedo explicar yo?". Sí, ¡así de sencillo! Esto hay que aceptarlo con los ojos cerrados y la nariz tapada, es infumable..., el cuarto misterio de Fátima. Los testigos de Jehová están rellenado --con la ayuda de los ancianos de congregación-- testamentos vitales firmando que no aceptarán o sí aceptarán ciertos componentes sanguíneos..., ¡sin saber lo que firman! Éstos son la carne de cañón idónea y propicia para tragedias como las de la Guyana y el reverendo Jim Jones, o la de Waco con David Koresh..., ¡obediencia ciega!

Todo este panfleto del Ministerio del Reino, es una burda manipulación intelectual de personas sin formación académica suficiente como para poder valorar y decidir cuestiones tan técnicas. Cuestiones que, el la mayoría de los casos, ni se pueden imaginar qué significan o cómo funcionan..., ¡pero se cierran en banda y pueden rechazar tratamientos médicos que pueden significar la pérdida de la vida! ¡Aquí no se está jugando a los bolos, aquí se está jugando con la vida de la gente..., con la salud de la gente en nombre de unas inexplicables e ininteligibles ideas religiosas sin fundamento bíblico ni histórico! Por eso, pedimos al Gobierno de España que meta mano en este asunto para enmendar este entuerto.

A nuestra compañera, La Revoltosa: Espero que esta información te sirva de ayuda para poder razonar con tu madre y que ella pueda comprender el alcance y gravedad de las limitaciones que pueda poner en su testamento vital..., siguiendo las directrices de éstos descerebrados talibanescos. La Resistencia siempre estará a tu disposición.

ACCIÓN PARA EL POST:

¿Quieres colaborar con la Resistencia? ¡Envía esta información a todas las direcciones que se te ocurran y dásela también a tu médico de cabecera! Por supuesto, cuando te ingresen en un hospital, comparte esta información valiosa con los médicos que te atiendan y también con las enfermeras. ¿Vas a psicólogo o psiquiatra a tratarte? ¿Porqué no compartes esa información con tu terapeuta?

Aquí abajo te colocamos alguna dirección donde podrías enviar esta información:

* Defensor del Pueblo - registro@defensordelpueblo.es

* José Mª. Contreras Mazarío. Director General de Relaciones con las Confesiones, email:registro.religiosas@mjusticia.es

* Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España -- webmaster@cgcom.es

* Asociación Española de Bioética - natalialm@unav.es

* Asociación Española de Derecho Sanitario - aeds@aeds.org

* Sociedad Española de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente - sepypna@sepypna.com

* Asociación Española de Pediatría - aep@aeped.es