lunes, 26 de octubre de 2009

Discurso de Samuel Herd: "Dame tu dinero si te quieres salvar en el fin del mundo..."

Samuel Herd (miembro del Cuerpo Gobernante)









El fin del mundo de los testigos de Jehová

http://www.jehovahs-witness.net/watchtower/bible/183229/1/ARE-YOU-READY-FOR-THE-FINISH-LINE-GB-Talk

http://testigosdejehovaywatchtower.wordpress.com/2009/03/20/actualizada-ha-sido-una-de-las-secciones-del-blog/#comment-4649

http://mikertower.blogspot.com/2009/03/discurso-de-miembro-del-cuerpo.html

Estimados camaradas abduccidos por Watchtowerland:

LLeva unos meses coleando un magistral discurso --al estilo Fred. Franz en los años previos a 1975-- de nuestro hermano Samuel Herd, unos de los miembros eméritos del actual Cuerpo Gobernante..., ¡casualmente me había pasado desapercibido! El comentario de un camarada anónimo en el blog, encendió el piloto rojo despertándome la curiosidad y motivándome a echarle un vistazo. ¡Así que le daremos un repaso a las palabras del pedigüeño sin parangón!

En los enlaces de arriba, encontré el discurso íntegro en inglés y, en el del camarada Numérico, está traducido al español (no se indica quién lo ha traducido para agradecerle tan ardua labor): la Red Apóstata Internacional funciona como un reloj suizo.

Samuel F. Herd, nació en el año 1935, por lo que tiene 74 años de edad. Parece que entró en el Cuerpo Gobernante en el año 1999. ¿Méritos? ¡Pues como Obama, es el primer miembro del Governing Body Bank de raza negra! ¡Por cierto..., ya era hora! Aunque antes de que los estadounidenses descubriesen la belleza en esa raza, nuestro Antonio Machín ya cantaba aquello de: http://www.youtube.com/watch?v=cP4xrB3EmRI

El discurso tiene el tema: ¿ESTÁS LISTO PARA LLEGAR AL FINAL DE META? La fecha: el 7 de marzo de 2009.

Algunas de las perlas:

"El corredor inteligente y determinado entrena duro para la línea final". ¿Qué pensará un pardillo de publicador cuando escucha estas palabras por parte del exégeta? (Para ser inteligente a la manera clásica watchtoweriana, debe entrenar DURO predicando y ofreciendo las publicaciones caducas de la WT y recaudando las correspondientes donaciones económicas).

"Entrena duro para adquirir fortaleza, resistencia, y técnicas apropiadas para aprender a obedecer las reglas, ya que sólo de esa forma puede terminar la carrera y ganar". Sigue con lo de trabajar duro y gratis para los pedigüeños y, entafiza:¡aprender a obedecer las reglas como condición sine qua non para poder terminar la carrera y poder salvar tu vida! Sí, sí, la obediencia debida, la obediencia ciega, es la clave para poder sobrevivir en el tiempo dentro del mundo: metamorfósico, cambiante y caduco de las verdades de Watchtowerlandia. Para resumir, ¡ponte la anteojeras y nada de preguntas!

"Ahora, un corredor que está alerta toma nota mientras corre, porque desde el principio del camino hay indicadores que le dicen dónde está en la carrera. Esto le indica, como tiene que aprovechar sus energías. Le indica si está cerca del final y si su paso necesita ser más rápido y largo; le dicen si debe poner toda su velocidad...". O sea, pardillos de testiguines ibéricos y allende los mares: el fin es tan inminente que solo os queda una cosa que hacer: 'desfondarse en estos últimos metros, trabajando --dejándose el alma-- predicando y recogiendo contribuciones económicas de los malditos mundanos que serán destruidos en este precipitado fin del mundo'. En el sprint final, no puede uno reservarse y dosificarse..., ¡hay que echar la pringue! Recuerda una cosa, humilde publicador que te quieres salvar..., ¡la Watchtower necesita tu dinero para poder sobrevivir al fin del mundo! ¿Que qué tiene que ver el dinero con el fin del mundo y la salvación del alma eterna? ¡Eso se lo preguntas al pedigüeño de Samuel!

¿No te das por enterado sobre lo que quiere comunicarte Samuel? ¿Tienes dificultades para pillarlo? Entonces, escucha sus siguientes palabras de ánimo: "Y entonces Jesús añadió otro indicador, él dice que primero, cuando se avance hacia el final, usted va a ver una cosa llamada gran tribulación. El dijo que esta cosa va ser horrenda y a menos qué se acortara, absolutamente nadie podría sobrevivir, porque será muy mala". ¡Ay, ay, ay..., que me pilla la gran tribulación y voy a morir como un cochino por San Martín! '¡Por favor, Samuelito, dime ¿qué es lo que tengo que hacer o qué es lo que tengo que donar para poder salvar el pellejo de esa catástrofe sin parangón con la que nos amenaza la Watchtower día sí y día también?'. ¡No pego ojo pensando en lo próximo que se nos avecina! ¡Saber que una catástrofe de esas dimensiones está a las puertas..., no siento las piernas!

¿Y qué hay se pego el apretón en los últimos momentos, o dono todo mi dinero y propiedades a la Sociedad Watch Tower cuando le vea las orejas al lobo? ¿No puedo hacerlo así? Samuel, el espabilado, te contesta a ti, hombre de poca fe: "No habrá tiempo para que usted haga algún ajuste a su progreso, o para reconsiderar su situación, serán momentos que pasarán muy rápidamente. Sucederá algo como esto: y entonces, y entonces, y entonces, y entonces,… y entonces todo habrá acabado. Lo que usted no haya hecho, ya no podrá hacerlo. Lo que no haya cambiado, ya no podrá cambiarlo". En otras palabras; el fin te pillará en paños menores y entonces no podrás arrepentirte en saco y ceniza y donar todo lo tuyo a los vividores de turno. ¡O lo donas ahora, o perecerás como un goyim! ¡Aquí no queremos donaciones de bienes inmuebles o en metálico a última hora!

Samuelín, tiene la deferencia de indicarnos cuándo comienza todo este embolao watchtoweriano: "El primer indicador es la destrucción de Babilonia la grande. Ahí es donde “todo comienza. Inmediatamente con la destrucción de Babilonia la grande, usted estará y yo estaré en la carrera por la vida".

¿Qué significa y cómo será la destrucción de esta Babilonia la Grande? Él iluminado que vive a cuerpo de rey, sigue así: "En otras palabras, Jehová Dios va a hacer que alguna clase de demencia, alguna clase de locura venga sobre los poderes mundiales en el futuro cercano, y ellos atacarán a Babilonia, y la van a desgarrar y hacer pedazos como se merece. Si usted presta cuidadosa atención, las condiciones están dadas para eso. Ya los gobiernos no tienen ningún reparo en meter a la cárcel a los clérigos. Ellos ya no los ven como si fueran sagrados ni tienen ningún tipo de sentimentalismo para con los líderes religiosos, los están apuñalando en pleno Nueva York. Han entrado por la fuerza en los conventos y han robado a las monjas, han violado a las monjas. Hasta han entrado por la fuerza a las iglesias y las han robado. Han robado a pastores en las calles. Así que ya está ahí el apetito de atacar a Babilonia. Jehová simplemente hará que abran completamente sus bocas y ellos la harán pedazos, se la tragarán y quemaran lo que quede. Serán momentos espantosos, hermanos cuando ese indicador aparezca. Incluso el mundo estará aterrorizado al ver lo que le estará pasando a las iglesias". ¿Cómo se te queda el cuerpo después de escuchar al hermano Herd? ¿Qué te parece si sustituimos al Coco de los cuentos que les cuentan a los niños siendo pequeños, por el Coco del hermano Samuel? Tiene la osadía de decir que todas estas horrendas cosas que les pasarán a todas las religiones del mundo --menos a ellos-- es algo merecido. El tío intenta meter el miedo en el cuerpo al personal. Les está preparando para que no sean renuentes a compartir sus recursos económicos con la Voz de Dios en la tierra. ¡La salvación tiene un precio..., y nunca mejor dicho!

Nuestro Juan Cintrón, ¿no decía que los testigos de Jehová nunca habían predicho el fin del mundo? Pues, ¿cómo podemos interpretar las siguientes palabras del ungido de Samuel?: "y dice:’ ¡qué lástima, tu la gran ciudad, Babilonia la fuerte ciudad, porqué… “ya no tenemos más Navidades, ya no tendremos más semana santa, ya no podemos tener más campañas políticas en tu iglesias. Y Babilonia será destruida. Una vez que usted vea esto pasar, los líderes religiosos serán acabados y los líderes políticos obviamente sabrán que ellos son los próximos". Luego se extrañan y rebotan porque el gobierno de Suecia los califica de antisociales y no les quiere subvencionar económicamente. ¿Cómo podemos definir este tipo de teología? ¿De apocalíptica y talibanesca? ¿Es esto fundamentalismo religioso? ¿Están enseñando respeto y tolerancia a otras ideas religiosas o políticas? ¿Adónde nos lleva este tipo de teología cavernaria? ¡Destrucción de todo el mundo que no se refugie bajo el paraguas de los testigos de Jehová! ¡Esa es la tolerancia que enseñan!

¡A ver, Samuelete! ¿A dónde quieres llegar? Tantas vueltas, ¿para decir qué? ¿Qué es lo que quieres de nosotros? Samuel da la cara..., ¡al final!: "Ahora, esto es muy importante, porque una vez que ese momento llegue, ¿qué necesitaremos usted y yo? ¿Qué necesitaremos entonces cuando lleguemos a la conclusión de este sistema? ¿Será un carro nuevo? ¿Será una casa nueva? ¿Necesitará un nuevo par de zapatos? ¿Un abrigo nuevo? ¿Un perfume nuevo? ¿Necesitará los últimos artículos de tocador o un peinado a la moda? ¿Necesitará un vestido nuevo? Una vez que todo esto este pasando, su dinero no servirá de nada". ¡Por fin lo dices! Te preocupa dónde estamos gastando el dinero que ganamos con nuestro sudor, ¿no? ¿Te tengo que pedir permiso para gastarme mi dinero? ¿No puedo comprarme un coche nuevo, como en el que viajas tú..., espabilado? Sé que no puedo, porque mi sueldo no me alcanza. ¿Tampoco cambiarme de piso, para atender las necesidades familiares? ¿Qué tiene de malo unos zapatos nuevos..., como los que tú llevas, pero algo más baratos? Si hace frío, ¿he de ir sin abrigo? ¡A ver! ¿Tú, cómo vas cuando hace frío..., a pecho descubierto como los legionarios? ¿Tiene que tener una hermana complejo de culpabilidad por comprase una colonia con el dinero que ella se ha ganado? ¿Qué pasa, que las mujeres de los miembros del Cuerpo Gobernante se ponen Eau de Ajo? ¿Nada de peinados y nada de modelitos? ¿Qué pasa, que los pagas tú de tu bolsillo? ¿Quién eres tú, so pedigüeño, para poner limitaciones a la manera en cómo me gasto mi dinero? ¿Así que: "el dinero no servirá para nada", eh? ¡Ja, ja, ja! Salvo para tenerlos vosotros en vuestra cuenta bancaria, y para usarlo en comprar bienes raíces e inmuebles, ¿no? Tú, no paras de pedir dinero a las congregaciones locales de los testigos de Jehová por todo el mundo..., ¡pero el dinero es malo, muy malo, es una herramienta del Diablo..., cuando lo tengo entre mis manos! ¡Pillín, pillín! ¡A tí te buscaría yo empleo como trilero en la calle Preciados, de Madrid! ¡Que se te ve el plumero!

Él sigue instrumentalizando el miedo..., para sacar lo mejor de nosotros: "Su posesión más valiosa en este momento será su fe en Dios. Porque una vez que esto estalle, será tan violento, que nadie podrá sobreviviru excepto por la gracia y la protección de Dios mismo. Y la pregunta es… ¿estará usted listo para eso? ¿Tendrá el valor para salir y hablar el mensaje que Dios ordene a ése momento?". ¡Je, je, je! ¿Así que para estar listo para sobrevivir a esa catástrofe planetaria, el testigo de Jehová tiene que estar hablando y ofreciendo vuestras publicaciones a cambio de una donación voluntaria económica? Si Bernie Madoff os hubiese pedido asesoramiento económico a vosotros sobre cómo hacerse con una inmensa fortuna metiendo el miedo en el cuerpo a unos pardillos integrales..., ¡no se vería en la cárcel como lo está ahora! ¡Pero que artistas estáis hechos! Eso sí, ¡hay que ser pardillo para tragarse tu discurso, Samuelín!

¿Qué brillante futuro nos auguras, camarada Samuel? Sigue con su electrizante disertación de indocumentado y vendedor ambulante de remedios curalotodo: "Indudablemente, en la primera parte de la gran tribulación, las muchasiluminarias, los clérigos prominentes de este mundo, las lumbreras políticas, las lumbreras económicas, aquellos que se supone que tienen la solución; los líderes religiosos que supuestamente pueden hacer un pacto con Dios para que usted sea salvo; los pronosticadores económicos que le dicen como usted puede hacer dinero para ser rico… Tal vez los gurús políticos que le dicen como ellos van a resolver los problemas y dificultades de éste mundo. Cuando ese momento llegue, la Biblia los pondrá al descubierto completamente, lo que son: nada ni nadie, incapaces de salvar a nadie. Será como si se apagaran todas las estrellas de los cielos y todos lo poderes de los mismo cielos fueran sacudidos". ¡Gracias, yo también te quiero! ¿Son estas el tipo de conferencias que dais cuando se reúnen vuestros hombres de paja en organismos internacionales, como la OSCE? ¿Promueven estas disertaciones el respeto a la libertad de religión, a la tolerancia...? ¿Adónde nos lleva este tipo de teología fundamentalista y apocalíptica? Samuel, ¿tenéis dinero invertido en bolsa? ¿Os estafó dinero Bernie? Nosotros os damos el dinero y nosotros queremos saber, ¡hipocritón!

"¿Puede usted imaginar la confusión de la gente que pone todos sus valores y su fe en los líderes religiosos sólo para verlos destruidos al empezar la gran tribulación? ¿Puede usted imaginarse a la gente por las calles con palos buscando a cualquiera que pudiera haber quedado de los líderes religiosos? ¿Buscándolos? Si, ‘ queremos encontrarlos porqué ustedes saben que tuvimos oportunidad de tener un estudio bíblico, un curso gratis de 19 semanas, pero ustedes nos dijeron que esos testigos de Jehová querían engañarnos y ustedes nos dijeron que todo lo que teníamos que hacer era llegar aquí y sentarnos y escucharlos y seríamos salvos. Ahora ya no hay iglesias, están todas achicharradas por las llamas y esta mentira ha llegado a su fin, y no tenemos a nadie que ore, y ya no tenemos oportunidad, ustedes nos engañaron’. Y ellos van a acabar con lo que quede". ¡Pero qué sarta de sandeces dices! ¡Este discurso es propio del Coco en los cuentos que me contaba mi abuela cuando era un niño! ¡Lo que tiene uno que hacer con el fin de conseguir dinero para poder mantener el privilegiado tren de vida que te metes entre pecho y espalda! ¿Qué pasa, que os falta dinero? ¡Pues espera a que los juicios por demandas contra vosotros sigan adelante y empecéis a pagar indemnizaciones a las variopintas víctimas! ¡Te queda que dar unos cuentos discursos como este si quieres recaudar algo más de panoja! ¡Qué vergüenza verse así! ¡Usar a Dios para pedir dinero!

Pero, Samuel "El Terrible", tiene más que decir; ahora es el turno de los universitarios: "Y van a ir a buscar a los profesores universitarios: ‘ ustedes nos dijeron que si seguíamos sus consejos íbamos a conseguir lo mejor del mundo. Y ahora el mercado bursátil ha colapsado, el dinero no vale nada. Ustedes nos dijeron que con la educación superior viviríamos la buena vida. Y ahora no tenemos acumulados tesoros con Dios y estamos enfrentando esta gran cosa llamada Armagedón de la que los testigos de Jehová hablaron todo este tiempo’. Y van a acabar con ellos.
Ya no habrá lumbreras, hermanos, cuando llegue ése momento, ¿estará usted preparado para eso?". ¿Por qué Samuel, por qué? ¿Qué es lo que te han hecho los catedráticos a ti..., si seguramente no pisaste universidad alguna en tus tiempos mozos? ¡Eso suena a maldición gitana! ¿Qué culpa pueden tener los catedráticos con la crisis económica? ¿Qué tendrá que ver el estudiar en la universidad con hacerse rico? ¿Así que el dinero que con tanto ardor nos estáis pidiendo continuamente..., no vale nada? ¡Vaya, Vaya! ¡Samuel, Samuel, confundes el tocino con la velocidad! ¡No debiste leer y releer tanto a Fred Franz! ¿Ves cómo has acabado? No sé, tengo la impresión de que no importa lo que empiezas a decir, al final acabas refiriéndote al maldito dinero. Como diría La Bombi; ¿porqué será?

¿Qué más? ¿Qué más dice Samuel "El Corto"? Lo siguiente: "Evidentemente, hasta la gente del mundo sabrá y entenderá que están en el período del juicio final, de manera evidente, discernirán que es el juicio final y llorarán y se lamentarán. ¿Por qué? Porque ya no podrán hacer ningún cambio, no podrán tener un estudio de la Biblia, tener una revista o hacer algo para cambiar el juicio que se les va a dictar". ¿Así que en el día del juicio final, nos encontraremos a la gente del 'mundo' --todos los que no son testigos de Jehová-- que no tendrá posibilidad de tener una revista salvavidas de las que publicáis vosotros a cambio de donaciones monetarias, y por otro lado, a los afortunados testigos de Jehová? ¡Te pasas tres pueblos, compañero Samuel! ¡Esto huele a vender el producto a los incautos, a cambio de una promesa ficticia de salvación! La peña puede relacionar su salvación personal en el fin del mundo con el tener una revista vuestra debajo de la almohada..., a modo de amuleto! Si lo que de verdad quieres es el dinero..., ¡dilo sin meternos miedo, colega! ¡Que después de este discurso no hay quien pegue ojo!

¿Y, vosotros, camaradas expulsados de la Watchtower? ¿Creéis que Samuel se ha olvidado de vosotros? Si pensáis que ya habéis sufrido bastante a nivel personal o familiar, ¡eso solo ha sido un anticipo de lo que os espera..., herejes! Leed con atención lo que os dice el cofrade Samuel: "Ni usted ni yo podemos arreglar o modificar o cambiar el resultado de ese juicio. Usted no podrá decir a Jesús, ‘Oh Jesús, espera un minuto, yo estoy expulsado. Espera un minuto, déjame ser readmitido’. Oh no! Se da cuenta, todas las pruebas serán traídas a la corte y mostrarán quien es usted y lo que usted es como persona. Y una vez que el se siente a juzgar, usted no podrá cambiar su historial. Ni una pizca!". ¿Qué? ¿Pensabas que podías escaparte de rositas..., teniendo a Samuel dando caña a moros y a cristianos? ¡Si quieres salvarte en el Armagedón by Watchtower..., corre a los ancianos de tu ex congregación, y de rodillas, suplica que quieres ser readmitido en la empresa de vender publicaciones por la calle! ¡Eso te dice el compadre Samuel! ¡Toscamente...! ¡Pero eso es lo que insinúa!

Samuelito no se olvida de vosotros, queridos lectores, que sois "irregulares" en la terminología watchtoweriana. Sí, vosotros que vais mes tras mes --sin fallar uno solo-- en busca de las contribuiones monetarias para la Watchtower..., ¡de casa en casa! ¡Ese es el peor pecado que puede cometer una persona que se quiera salvar..., si exceptuamos el leer este blog apóstata, claro! Dice de vosotros: "O puede usted decir, ‘ bueno Jesús, tú sabes, yo era un publicador irregular. Dame un poco de tiempo ¿déjame…? No! ‘Yo tengo que transformar mi…’ No! ‘Yo tengo que…1 No! ‘Yo…’ No! Porque en ese punto, una vez que llegue, todo lo que usted fue desde allí para atrás será presentado en esa corte y Jesús lo juzgará en ese momento y ni usted ni yo podemos alterar nada. Ni una sola pizca. Será el final!". ¡No, camarada irregular! ¡No, no y no..., y si queda algo, también no! O, espabilas ahora y te pones las pilas ofreciendo las publicaciones de los testigos de Jehová, como un obseso..., o lo tienes crudo en el día del juicio! El tribunal sumarísimo te dirá: '¿Pero, cómo? ¿No estabas recaudando donaciones voluntarias de los mundanos para mi Organización aquí en la tierra, y ahora te quieres salvar? ¡De eso nada! ¡Con el dinero no se juega, amigo! ¡Ala! ¡Al lago que arde con fuego y azufre de cabeza!'.

"De modo que si usted lo que ha conocido es la irregularidad, si lo que ha conocido es la frialdad, si lo que sabe hacer es evadir la obediencia a las reglas, si lo que sabe es lo mundanal, ¡entonces de repente usted no va actuar de acuerdo a la verdad! ¡Usted se apoyará en lo que sabe hacer y conoce! Así que la pregunta obligada es: ¿está usted preparado para la línea final?". Samuel, ¡me has pillao macho! ¡No me escapo! Me has hecho una radiografía: irregularidad, frialdad, desobedecer las directrices..., conocer lo mundano! Sí, Samuel, ¡qué malo soy, madre mía! Con lo que acabas de decir, ¡lo mismo ningún miembro de la Resistencia Apóstata nos salvamos! ¡Vaya palo me has dado, compañero! ¡No me extraña que Testigo Humano y todos los agentes Watch os defiendan a ultranza! ¡Es que metes miedo, macho!

Se remite a su currículum vitae para seguir dándonos más palos que a una estera, el pájaro: "A medida que he viajado por el circuito, puedo decir, y es muy obvio, que honestamente algunos de nosotros no nos estamos entrenando para lo que será el Armagedón. Algunos de nosotros estamos demasiado cerca del mundo. Algunos de nosotros no estamos corriendo duro como debiéramos". Sí, camaradas, sí, él espabilado de Samuel ha visto mucho listillo en las congregaciones que escurre el bulto, que hace el amago pero no empuja. Sí, ha contemplado mucha flojedad, en el comportamiento de los hermanos en las congregaciones. Mucho golpe de pecho, pero poco sacrificio por nuestra madre..., ¡a así le va como le va la economía a la Sociedad Watchtower! Se predica poco y mal y, encima, algunos desarrapados..., ¡ni piden el donativo voluntario a los mundanos requetemalos! ¡Así no se va a ningún sitio! ¡Así no se va a salvar más que el Cuerpo Gobernante! Sí, hermanos, sí. ¿Sabéis porqué se llaman el Cuerpo Gobernante? ¡Porque viven a Cuerpo de Rey, sin pegar un palo al agua!

Aquí no se escapa nadie. A los jóvenes rebeldes de las congregaciones les arremete: "Si Cristo estuviera aquí hoy, ¿ustedes se imaginan caminando por ahí con pantalones anchos y con un zarcillo en su oreja?... Si el estuviera aquí hoy, ¿se imagina que anduviera como disfrazado pareciéndose a esos elementos radicales del mundo de hoy?". Samuel, Samuel, desde que visteis la foto del Che con esa barba rala...,¡os pensáis que todo el mundo que lleva barba es un revolucionario! ¡Pero si Russell llevaba barba! ¡Pero si los apóstoles llevaban barba! ¡Pero si el príncipe de España, Don Felipe, lleva barba! ¡Pero si Cristo llevaba barba! ¿Porqué no esa manía contra la barba? ¿Porqué ningún miembro de tu exclusivo Cuerpo Gobernante lleva barba..., como el Maestro? ¿En qué quedamos, hemos de parecernos a Cristo, sí o no? Me parece que tú coges de Jesús lo que a ti te interesa..., espabilado.

El tío desprende un tufillo a talibán irredento, parece que tiene algo contra el acicalamiento femenino..., ¡a lo mejor añora el burka que llevan las mujeres en otros países teocráticos! Mete la cuña con lo siguiente: "El mundo tiene el hábito de decir: ‘mírame1. Cuando fui a una tienda el otro día, para mostrarle como son las cosas, había una mujer a la que le pagan no se cuánto la hora, ustedes saben que .el mundo le da mucho énfasis a la eficiencia, ellos quieren que la gente sea eficiente, y ¿qué estaba haciendo ella? ¡Estaba tratando de atenderme pero no podía siquiera tomar el dinero con esas uñas!". ¡Éste sujeto emigra a Afganistán y, allí, los talibanes lo expulsan por integrista! Samuel, Samuel, ¿qué tienes tú contra que las mujeres se arreglen o lleven las uñas de un largo determinado? Tú, que tu cuerpo no conoce si siquiera un madrugón en toda tu puñetera vida, ¡tienes la osadía de cuestionar la eficiencia de una dependienta porque tiene las uñas largas! Tú, que no pegas ni un sello. Tú, que no te pegas el madrugón. Tú, que vives como un rey, a todo tren, con nuestros donativos..., tú, te pones a criticar a una persona que está ganándose lo que se come. Si tuvieras un poco de vergüenza, dejarías Betel y el comer de la sopa boba, cogerías un carro del Mercadona y te pondrías a vivir con los sin techo de Nueva York..., ¡a ganarte tu comida día a día! ¡Menos fin del mundo y, más trabajar!

El pedigüeño no deja títere con cabeza, también tiene para los ungidos de pacotilla: "En ese momento en particular no habrá dudas en relación a quienes realmente son los ungidos. ¿Quiénes son los verdaderos ungidos? Algunas veces vemos participando de los emblemas a personas que apenas conocen la verdad. No tenemos que juzgarlos, no es asunto nuestro, pero sabremos quiénes son porque una vez que hayan sido sellados, y sin duda muchos eran juntados en ese tiempo en particular, usted sabrá con seguridad quienes realmente son esos- ésos que son ungidos y ésos que son farsantes. Esto se verá claramente en ese tiempo en particular". Sí, Samuel, a un servidor le pasa como a ti, me pregunto lo mismo: ¿Quiénes son los verdaderos ungidos? Porque si observamos vuestra historia --corta y reciente-- solo vemos fracasos proféticos y verdades caducas..., ¡por lo que vosotros ya estáis descartados como verdaderos ungidos! Samuel, seriedad, por favor..., seriedad.

Samuelito, Samuelito, ¡aprovechas la coyuntura para meter la cuña!: "¿Se da cuenta, hermano? Ese espíritu mal dirigido o esa falta de cooperación pueden meterlo en serios problemas y puede crear un problema de actitud. Jesus dijo: ‘el que es fiel en lo mínimo es fiel también en lo mucho1. Todo es parte de nuestro entrenamiento". ¿Qué pasa con nuestra actitud, Samuel? ¿No te mola? ¿No somos lo suficientemente fieles..., cuando te damos el dinero para que vivas como un príncipe, sin amagar la raspa? ¿Qué me das tú a mí, Samuel? ¿Me pagas alguna factura? ¡Yo a ti, sí te la pago!

Samuel, ¡tú lo que quieres es que me coja el toro!: "Si usted tiene alguna duda en su mente simplemente no lo lograra. Si tiene alguna duda, alguna duda en su mente, Satanás se lo tragará". ¡Vamos a ver! Falláis más que una escopeta de feria en vuestras predicciones, vuestras verdades caducan antes que la leche fresca..., ¿y me reprochas que tenga dudas de vosotros, o en vuestra inspiración? Samuel, Samuel, ¡no nos infravalores, majete! Si lo imposible es el no tener dudas, tratando con vosotros, ¡que sois una pandilla de indocumentados!

Aníbal, ¿lo siguiente cómo nos lo comemos..., con patatas? ¿Qué decías, tú, Juan Cintrón sobre que los testigos nunca habían dicho nada sobre un fin del mundo? ¡Pues ahora, toma nota de lo que dice el iluminado de tu patrono!: "Y entonces, algo más pasará. Satanás el diablo que observa todo lo que ha estado pasando y ve a su religión falsa destruida y a su sistema económico vuelto un caos y ve su entero mundo político, que él ideó y construyó, totalmente destrozado -¡no se imagine que el no lo atacará a usted!". ¿Qué pueden provocar estas palabras? A ti no sé, pero a mí, incontinencia urinaria. ¿No te parece que Samuel "El Visionario" se ha pasado de rosca?

El colega sigue en sus trece, y nos arremete con el terror para estremecernos de pavor: "Y entonces vendrá el ataque de Gog de Magog. ¡La única manera de atacar a Jesús y a Jehová Dios es atacándolo a usted! Quien es y lo que es, y si usted a estado escondiendo lo que verdaderamente es, ya no podrá seguir haciéndolo. Porque sólo los que tengamos fe absoluta en Jehová, quienes confiemos totalmente en Él, sin tener dudas en nuestras mentes de que Dios nos protegerá y con que nos salvará. Si usted tiene alguna duda en su mente simplemente no lo lograra. Si tiene alguna duda, alguna duda en su mente, Satanás se lo tragará". ¿Los que tengan dudas serán tragados por el Diablo? ¡Entonces no se salva nadie..., ni siquiera el Cuerpo Gobernante! Samuel te has equivocado de religión de medio a medio, aquí lo único que tienen los hermanos en las congregaciones..., ¡son dudas! Dudas sobre la fiabilidad de vuestras profecías, dudas sobre la permanencia de vuestras doctrinas, dudas sobre las finanzas --sobre lo que hacéis con el dinero de las contribuciones--, dudas sobre los componentes sanguíneos permitidos y no permitidos, dudas de vosotros y de vuestros estudios académicos inexistentes, dudas sobre cómo os costeáis vuestro impresionante e inalcanzable tren de vida para el resto de los mortales. Dudas sobre porqué todas las propiedades las escrituráis a vuestro nombre. Dudas, sí, Samuel, la duda se enquista cuando uno trata con vosotros. ¿Y me va a juzgar Dios por que dude de vosotros! ¡Yo creo que no, Samuel! ¡A lo mejor que te juzga a ti por tantas patrañas que dices! ¡Anda, coge un poco el pico y la pala..., y a currelar!

Samuel está que se sale con lo de meter el canguelo en el cuerpo de feligrés ibérico y allende los mares: "Usted saldrá corriendo de miedo y será estrangulado o capturado o matado como un animal joven en las manos o las garras de un león. Cualquier lado oscuro que tenga, cualquier oscuro secreto, cualquier cosa mala, cualquier falta de fe, cualquier punto débil, cualquier cosa que lamentar, cualquier recelo, una vez que Gog de Magog lleve a cabo su ataque, y usted no tenga la confianza de haber hecho todo lo que pudo…". ¡Jo, Samuelín! Te pasas un poco, ¿no? ¿Cómo le puedo contar esto a los niños? Luego que si los niños no deben recrearse en las películas de miedo, que si tal y Pascual..., ¡pero lo tuyo son los guiones cinematográficos de películas de terror cutres! Haz una visita al psiquiátrico, Samuel, se te va la olla cuando te pones a discursar..., camarada. ¡Nos tienes a toda la Resistencia irredenta que no nos cabe un cañamón por allá!

Pero no todo es la negrura de una noche sin luna, en el horizonte se vislumbra el crepúsculo matutino: "¡Oh, qué maravilloso momento será ese, hermanos!". ¿Qué maravilla es esa, Samuelín? ¿Porqué será tan maravilloso ese momento..., así, de repente?

"Si usted y yo hemos trabajado duro, si nos hemos esforzado, si hemos cooperado, entonces usted podrá decirse a si mismo: ’sabes, estoy muy complacido por haber usado todo mi dinero para pagar los salones del reino, estoy muy complacido porque ahora el dinero no sirve para nada". ¡Samuel, Samuel! Se te ve el plumero a lo lejos, ¿cómo entras a saco con el dinero? ¡Has entrado como un elefante en una cacharrería! El dinero, la herramienta predilecta del Diablo..., por el vil metal se hacen muchas cosas malas. Ya lo dijo el Maestro: "¡No se puede servir a Dios y a Mammon!". ¿Y, tú, Samuel, qué importancia tiene el dinero en tu vida? A juzgar por la transcendencia que le das en tus comentarios..., ¡parece que mucha! Pero, si damos TODO nuestro dinero para edificar Salones del Reino y los escrituramos a vuestro nombre, ¿no estaremos haciendo el primo?

" Y yo lo use para pagar ése salón del reino, donde asistía a recibir educación. Yo asistía a ése salón del reino para recibir la instrucción que daban para sobrevivir Armagedón. Tenían clase los martes, tenían clases los jueves, tenían clases los domingos y yo estuve hasta la última de ellas. Y ahora estoy preparándome para pasar a través del Armagedón, y tengo la confianza de haber sido educado apropiadamente y de haberme entrenado para correr, y estoy listo para el Armagedón, porque usé todo lo que tuve para apoyar al reino. Usé mis fondos, no traté de retener nada, sabiendo que ese dinero no me serviría para nada’". ¡Y dale con el dinero! Pero, Samuel, ¡olvídate de dinero ya! ¡No paras! ¿Tú crees que, con la crisis económica que tenemos los currantes, nos queda algo que "retener"..., en sentido económico? Es en vano que hablo contigo, ¿qué puedes saber tú lo que significa criar una familia, si no has pegado un palo al agua en tu dilatada y acomodada vida de pedigüeño? ¿Así que, clases: martes, jueves, domingos y sin perderse ninguna, eh? ¿Escuchar lo mismo día tras día, semana tras semana y año tras año..., no constituye un lavado cerebral en toda regla, Samuel? ¿Apoyar el Reino, significa apoyaros económicamente a vosotros? ¿Significa que financiemos vuestro magnífico tren de vida..., viviendo del espanto? ¡Tienes la cara dura como el pedernal!

"Ha! Usted rió el último porque su medio financiero fue usado para honrar y alabar a Jehová. Y todos esos otros que han estado ahorrando lo de ellos, van a ver la Bolsa de Valores quebrar, probablemente los dólares, verdes, tirados en las calles como pedazos de papel sin ningún valor. Y el suyo sirvió para honrar a Jehová". ¿Qué, pide o ni pide nuestro dinero Samuel El Longímano? Sí, sí, mucho despotricar del dinero y escupir sobre el, diciendo que los billetes verdes estarán tirados en las calles..., ¡pero ya quisiera la Watch Tower..., poder echarle el guante a todo ese dinero tirado por las calles!

En definitiva, camarada Samuel, mucho miedo y poca vergüenza, todo este rollo indigerible..., ¿para qué? Sencilla y llanamente, para pedirnos nuestro dinero y encima que pensemos que nos haces un favor aceptándolo..., ¡manda huevos!

Os tenemos tomado el número, la Resistencia Apóstata seguirá descubriendo vuestras patrañas y os vigilaremos con lupa en el asunto del dinero..., ¡por lo menos aquí en España! ¿Qué, Samuel, te mola?