miércoles, 12 de agosto de 2009

Asambleas Internacionales 2009

Yo también quiero ir a la asamblea..., ¡porque yo lo valgo!

Playa del Mundo (Chile) para que se relaje la comitiva de los vividores

Estimados camaradas que difícilmente llegáis a fin de mes:

A partir del nuevo año de 2009, se celebrarán las Asambleas Internacionales de los Testigos de Jehová para 2009 en el hermoso país de Chile, en las siguientes ciudades: Santiago, Viña del Mar y Concepción. En Santiago y Viña del mar serán los días 12 al 15 de noviembre de 2009 y en Concepcion será desde el 19 al 22 de noviembre de 2009.

¿Porqué no celebran las asambleas internacionales en Etiopía, o en Malí? Porque no es cuestión de estar alojado en un hotel de superlujo y, mientras comes, ver por la ventana del hotel a personas muriendo de hambre..., ¡se te puede cortar la digestión! Aunque, después, podrían poner en tu epitafio algo así: "Murió fielmente en el servicio de tiempo completo, mientras visitaba y estimulaba a los hermanos del África Subsahariana...,tiene la resurección ganada --palabra de la Watchtower--".

Para conmemorar tan glorioso evento, el camarada Lautaro, desde Chile, nos ha enviado este billetico para echar en las correspondientes cajas de contribuciones en esas asambleas internacionales en Chile. En Chile, los testiguines no son tontos de remate y --como en España-- también quieren transparencia económica en la finanzas. Dice Lautaro que, como son los publicadores chilenos quienes echan los pesos en las cajas de contribuciones, pues que tienen derecho a saber cuánto contribuyen anualmente y en qué se gasta el dinero de los hermanos de Chile. ¿Es un apóstata Lautaro, por pedir transparencia financiera? ¿Qué principios bíblicos viola?

Cuando vengan los del Governing Body Bank a Chile, ¿encontrarán en las correspondientes cajas de contribuciones los billetes pidiendo las cuentas claras..., que no opacas? ¡En manos de la Resistencia chilena está la respuesta!

Desde la madre patria, contad con nuestro apoyo. Somos hijos de la luz y queremos luz sobre la oscuridad de las finanzas.

¡Con vosotros..., hasta la victoria!