domingo, 3 de mayo de 2009

Ramapo 1-0 Testigos de Jehová

Christopher P. St. Lawrence

















El terreno comprado por 11,5 millones de dólares en Ramapo (Nueva York)

http://lohud.com/article/20090503/NEWS03/905030339/-1/newsfront

http://johnhenrykurtz.blogspot.com/2009/03/el-governing-body-bank-se-cambia-de.html

http://www.ramapo.org/

Estimados camaradas en la diáspora:

La redacción del blog, es un hervidero de noticias. Nos llegan desde los cuatro cabos de la tierra y anuncian ayes para la Gran Ramera, Babilonia la Grande, la Watch Tower que se sentó como reina sobre los lomos de los pardillos de los publicadores. Si el Governing Body Bank define a todas las religiones del mundo --sin excepción-- como la Gran Ramera, ¿podemos nosotros, los apóstatas, calificarlos a ellos también como de..., Gran Ramera? ¡Pues sí! ¡Donde las dan las toman! Ellos tienen toda la libertad del mundo para despotricar de las demás confesiones religiosas, nosotros también tenemos libertad para despotricar de ellos.

¿De qué trata la noticia del enlace? Como os venimos informando puntualmente, la Sociedad Watch Tower ha comprado unos terrenos en Ramapo (Nueva York) por la modesta cantidad de 11,5 millones de dólares estadounidenses. Un terreno de unos 100.000 m2, ¡nada, un terrenito pequeño en la Tierra, para aquellos que tienen esperanza celestial! El Cuerpo Gobernante, está descapitalizando todo lo descapitalizable, y pillan un terreno para hacerse unas chabolas donde puedan pecnoctar y echar una cabezadita de tanto en tanto..., ¡están agobiados de tanto trabajar duro! Citan al Maestro, de quien se dijo que: "No tenía ni dónde recostar la cabeza". Como Jesucristo, se retiran al desierto (Ramapo) durante el período profético de 40 días..., ¡a reflexionar!

¡Bueno! La noticia del periódico del enlace superior, nos dice lo siguiente sobre las gestiones que han estado realizando la Cofradía Brooklyniana del Santo Pedir y Poco Pagar, en el Ayuntamiento de Ramapo. ¡Va por ustedes!:

RAMAPO LE NIEGA LA EXENCIÓN DE IMPUESTOS A LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ

Por: JAMES WALSH
JAWALSH@LOHUD.COM
3 de mayo de 2009

Ramapo- A los testigos de Jehová se les ha negado la exención de impuestos para su propiedad de 100.000 m2.

Esto no significa que la decisión es definitiva. La Watchtower Bible and Tract Society puede apelar esta decisión y buscar una recalificación del terreno comprado con vistas a sus planes religiosos para esta propiedad.

Hasta entonces,es responsabilidad del Ayuntamiento el cobrar las tasas municipales, dijo el Supervisor Christopher St. Lawrence. Incluso llegó a decir que, si los testigos de Jehová ganan esta causa, espera que la Watch Tower Bible and Tract Society contribuya económicamente a los gastos del municipio. "Deseo tratar con ellos directamente y que me expliquen qué --concretamente-- estarían dispuestos a aportar al municipio en el lugar de los impuestos", continuó diciendo St.Lawrence.

La propiedad de la zona de Sterling Mine Road próxima a Sloatsburg (los terrenos adquiridos por la Sociedad), está calificada para la construcción de unas viviendas para jubilados que se puedan valer por sí mísmos.

"Les he denegado la exención tributaria porque la propiedad que ha comprado la Watchtower tiene 100.000 metros cuadrados, y el ayuntamiento tenía calificada la zona como residencial, donde se construirían unas casas para jubilados con suficiente autonomía", recordó el asesor Scott Shedler.

La Watchtower compró los terrenos en febrero pasado por la cantidad de 11,5 millones de dólares a Lorterdan Properties, en Ramapo, quienes abandonaron los planes que tenían de edificar las viviendas para jubilados.

El año pasado, Lorterdan, pagó los 400.000 dólares en concepto de las tasas municipales por dicha propiedad, y la Watchtower solicitó la exención completa del pago de impuestos el 27 de febrero de 2009.

Shedler calcula que la Watchtower deberá hacer frente a unos impuestos municipales por valor de unos 350.000 dólares en concepto de tasas para: el ayuntamiento, el condado y la escuela pública, en el período de 2009-2010. La propiedad está tasada en unos 1,5 millones de dólares.

Richard Devine, el portavoz de la central mundial de la Watchtower en Brooklyn, menciona que los directivos de la Watchtower todavía no han recibido esta notificación por parte del Ayuntamiento de Ramapo. "Esta noticia es nueva para nosotros", declaró Devine. "Todavía no hemos recibido ninguna notificación oficial por parte del Ayuntamiento, por lo que no tenemos nada que comentar al respecto".

Shedler dice que el viernes pasado habían enviado a la Sociedad la notificación de la decisión del Ayuntamiento.

La Watchtower tiene planeado trasladar la mayor parte de sus oficinas administrativas a Ramapo desde Brooklyn, desde donde han estado supervisando su operaciones transnacionales por los pasados 100 años.

En lugar de las 292 edificaciones, los registros municipales confirman que los planes de la Watchtower incluyen: un edificio de oficinas, otro para adoración, uno como servicios que incluirían; la cocina, el comedor, la lavandería, almacén y enfermería. Edificios residenciales para unas 850 personas, mayores de 18 años. Ningún niño viviría allí.

La Watchtower tiene de plazo hasta el 26 de mayo para apelar la decisión de Shedler ante la Junta de Revisión de Tasaciones del Ayuntamiento.

Los representantes de la Sociedad, pueden apelar ante la misma Junta antes del 26 de mayo, o rellenando el impreso de queja manifestando el desacuerdo. El Ayuntamiento, recibe anualmente unas 1.200 quejas sobre las tasas. Al mismo tiempo, la Watchtower también necesita de la Junta Municipal que recalifique los terrenos para poder llevar a cabo sus planes de construcción.

"Ellos necesitan hacer una petición para que se cambie la calificación de los terrenos, de modo que se puedan construir conventos o monasterios", dice Alan Berman, el principal asesor legal del Ayuntamiento.

El recalificar los terrenos para "conventos y monasterios", cuadraría con los planes de la Watchtower para hacer un complejo "donde estarían integrados: viviendas y zonas de trabajo y adoración", como se bosquejó en el proyecto preliminar que presentaron ante el Ayuntamiento.

Los terrenos están calificados como RSH (residential specialized housing), zona para viviendas habilitadas especialmente. Los usos permitidos, incluyen: viviendas para adultos que se valen por sí mismos, para personas con diversas minusvalías, residencias para ancianos, residencias con atención especializada.

A causa de que la recalificación de terrenos envuelve cambios legislativos, la Watchtower precisa dirigirse con la petición al Consejo Municipal. Entonces, el asunto se remitiría al Consejo de Planificación Municipal para que diera sus recomendaciones, después volvería a ser tratado por el Consejo Municipal en audiencia pública tras la cual se tomará la decisión.

Fin de la traducción.

Le agradecemos al Topo Ajalvireño las muchas traducciones que nos hace habitualmente. Él está trabajando desde el lado oscuro, donde la atracción de la fuerza negativa es más potente..., ¡pero resiste como un buen apóstata infiltrado! Los sabuesos ajalvireños del Santo Pedir, le siguen la pista pero, no logran dar con él..., ¡afortunadamente! ¡Muchas gracias, Topo!

Supongamos que ahora obtienen la recalificación de los terrenos, ¿cuántos años pasarán antes de que lo vendan..., como están haciendo con los edificios en Brooklyn, como pretenden con el Betel de España y el de otros países? No queremos pagar impuestos, pero, luego queremos vender las propiedades a precio de mercado..., ¿cómo se llama esto? ¿Pelotazo? ¿Especulación?

Luego, si nosotros pedimos transparencia económica..., ¡se nos llama despectivamente apóstatas! ¡Ja, ja, ja! ¡Menuda cara dura tienen ellos! Apóstatas que documentamos lo que afirmamos; sin subterfugios, medias verdades y mentiras descaradas.

¿Quién es padre de la mentira? ¿Quién os cuenta las verdades como puños?

ACCIÓN PARA EL POST:

Informar a los hermanos en las congregaciones que La Sociedad ha comprado el terreno en Ramapo y que quiere escaquearse de pagar al César lo que es del César. Que es el primer paso antes de dar la espantá en Brooklyn, vendiendo lo sustancial y pillando la pasta para llevársela al paraíso watchtoweriano del País de Nunca Jamás. Si La Organización no informa a los que ponemos el dinero, los ultra apóstatas tenemos la obligación de hacerlo.