sábado, 2 de mayo de 2009

¡Queremos el fruto de vuestro trabajo..., el dinero que tenéis!

El Tuerto (desde el lado oscuro)








¡Una limosna..., por el amor de Dios!

Estimados camaradas que tenéis la resaca del 1º de mayo:

¿Celebró ayer el Governing Body Bank el 1º de mayo? ¿No? ¿No celebran el Día del Trabajo? ¿No les mola currelar? ¿Pero, no repiten sin cesar a la tropa aquello de: "Mi Padre ha seguido trabajando hasta ahora y yo sigo trabajando"? O sea, ¡que de boquilla mucho..., trabajar! Pero, a la hora de la verdad, no pueden coger un pico y una pala porque les aparece un sarpullido en las manos. Es mucho más cómodo mendicar, ponerse a pedir dinero a los demás. Es mucho mejor que, los demás, trabajen para cubrir nuestras necesidades y lujos. ¡Es lo teocrático y cristiano!: "Tú trabajas y yo me lo gasto", ¡esa es la máxima de tu Cuerpo Gobernante!

Por supuesto, no te lo van a decir así de claro, pero..., con otras palabras y eufemismos varios. Para muestra un botón, aquí nos envía nuestro camarada el Tuerto, la carta a los cuerpos de ancianos del orbe ibérico con fecha del 2 de abril de 2009, pidiendo dinero..., ¿qué otra cosa podrían pedir éstos que están acostumbrados al buen vivir, a pesar del Voto de Pobreza? Una vez más, hemos de dar las gracias al Tuerto, por su labor periodística desde el lado oscuro..., arrojando un poco más de luz sobre el modus operandi de esta pandilla que nos oculta el balance financiero anual de la Asociación del Santo Pedir y la Opacidad Sin Parangón. ¿Se puede ser más cristiano y más opaco? ¿La marca del cristianismo verdadero, quizá? ¿Dijo algo Jesucristo sobre que: a sus verdaderos discípulos se les conocería por la opacidad de sus finanzas? ¡Esta es una tarea que se la dejamos pendiente a nuestro historiador de la Complutense o, a los agentes Watch de TJDefendidos! ¿Qué argumentos pueden ofrecernos sobre lo cristiano y conveniente de mantener las finanzas opacas?

¿Te gusta la verdad, o prefieres la mentira? ¿Quién es el padre de la mentira? Si no te gusta la verdad, no leas este blog. Los que lo hacemos posible nos empeñamos en decir la verdad..., ¡y documentarla! ¿No te gusta? ¡No hace falta que nos amenaces con asesinarnos..., basta con que no lo leas! Los apóstatas no necesitamos de tanto subterfugio lingüístico para hablar, como tu amada Organización sí parece necesitarlo.

Pero, la carta con la que nos sorprende la Confesión Ajalvireña de San Escaqueo Mártir, merece una traducción al román paladino..., ¡para que los mortales se enteren de lo que quieren decir (¿pedir?) con la carta! Diseccionemosla con delicadeza apóstata:

"Deseamos que los ancianos ayudéis a los hermanos a comprender la importancia de apoyar económicamente la obra del Reino, a través de las asambleas de distrito". ¿Es esto pedir dinero, o no lo es? Esto es como decir: "Mira, Manolo, a mí me da vergüenza pedir dinero a los demás..., ¡pídelo tú por mí!". ¿Cómo puede ayudar los ancianos de congregación en el tema de pedir dinero a los pardillos de los hermanos?

"Como sabéis, la sucursal cubre los gastos relacionados con estos eventos". ¿La sucursal cubre los gastos? ¿De dónde obtiene la sucursal el dinero? ¿No somos nosotros, los pardillos integrales ibéricos, los que le proporcionamos el dinero a la sucursal? O sea, la sucursal, con el dinero que nosotros le hemos dado, paga el alquiler de los recintos donde se celebrarán las asambleas de verano en toda España. ¡Somos nosotros los que pagamos el alquiler..., y los que os pagamos los gastos de la piscina climatizada que tenéis y el jacuzzi! ¡Os lo pagamos todo, todo y todo! ¿Qué recibimos a cambio? La promesa de una parcela en el Nuevo Mundo Watchtoweriano..., ¡que está por venir..., si viene!

"Somos conscientes de que los tiempos que estamos viviendo son difíciles de manejar para muchos hermanos". ¿Cuán de conscientes? ¿Se puede ser consciente de los problemas que tiene una familia cristiana, con el padre sin empleo..., mientras te relajas en el jacuzzi que todos te pagamos? ¿Tiempos difíciles de manejar? ¿Por qué esa mezcolanza entre el lenguaje de la traducción de Nuevo Mundo y la precaria situación económica en la que se encuentran muchos de vuestros conversos? ¿Ni una mención específica a que cerca del 20% de la población activa española está desempleada? ¿Cuántos hogares cristianos no tienen ningún tipo de ingreso económico? ¿Se puede estar "consciente" con la barriga llena de buena comida y mejores vinos..., y todo de gorra? La opacidad financiera es indigesta, pero, el cachondeo no tiene calificativos.

"Es reconfortante observar cómo siguen manifestando plena confianza en Jehová". ¡Sí, muy reconfortante! ¡Por ese motivo estáis en la situación económica que estáis, a nivel mundial, desde hace un buen puñado de años! ¿Porqué mezclar la confianza en Dios, con el echar dinero en las cajas de contribuciones para vosotros? Las finanzas están en caída libre desde hace muchos años, y, como bien preveéis, con la crisis económica mundial, esto se va a poner peor. Los hermanos, no tienen confianza en el Governing Body Bank, y, lo manifiestan no echando dinero en el cepillo de los Salones del Reino. Ya lo dice la Biblia: "El que no quiera trabajar que tampoco coma". ¿No trabajas? ¡No comes de nuestro dinero! Esa es la real politik que siguen los hermanos.

Después de esta enjabonada lingüística, viene el objetivo de la carta: "Pensamos que el buen ejemplo y la buena dirección que deis los ancianos ayudará a que los hermanos comprendan la importancia de colaborar, según sus posibilidades, en dar apoyo económico a la obra del Reino". ¡Je, je, je! ¿El buen ejemplo de los ancianos? ¿Qué pasa con los ancianos y sus contribuciones monetarias? ¿Los ancianos también se retraen de echar dinero en la alcancía? ¡Huy, huy, huy! ¿Tampoco ellos tiene fe en vosotros? ¡Os crecen los enanos!

Una pregunta indiscreta, ¿y cómo pensáis vosotros que los ancianos de congregación, pueden dar un "buen ejemplo" en este sentido, si nadie ve cuando uno echa dinero en la caja del Salón del Reino? ¿Tendrán que ponerse ahora, los ancianos de congregación, al finalizar la reunión, con un billete de 50€ en la mano frente a la caja de contribuciones (cepillo) y, en voz alta, decir delante de los asistentes: "¡Hermanos, mirad cómo contribuyen los ancianos de congregación..., imitadnos!"? ¡Patético! Si aceptáis sugerencias, lo mejor sería que el anciano de marras, se pusiese a la salida, con la caja de contribuciones entre sus manos y obligar a los asistentes a pasar de uno en uno por delante de él..., ¡el que no eche en la caja, no se le darán privilegios y se le hará el vacío por parte de toda la congregación...,se acabó el escaquearse a la hora de aportar donaciones voluntarias! Otra idea, pudiera ser la que emplean en el Metro de las grandes ciudades: "!Una limosna, por favor! ¡Es triste pedir, pero más triste es robar!". Me imagino a los ancianos por el Salón del Reino, con una cajita en sus manos y repitiendo esto mientras se pasean entre las butacas donde están sentados los hermanos.

"Tened la seguridad de que apreciamos mucho poder contar con vuestra ayuda y cooperación". ¡No hace falta que lo juréis! Sin la "ayuda" y "cooperación", no podríais llevar la vida que lleváis: piscina climatizada, sauna, jacuzzi, gimnasio, cancha de tenis, calefacción, aire acondicionado, buenos trajes, buena comida y mejores vinos..., y regalitos en metálico en todas las romerías veraniegas que esperáis como agua de mayo. ¡Yo también quiero ser pobre como vosotros!

ACCIÓN PARA EL POST:

Dejar una nota en la Caja de Contribuciones del Salón del Reino, explicando nuestra postura de que NO echaremos más dinero, hasta que no nos presenten una auditoría sobre cuánto dinero recaudan y en los conceptos que lo gastan. ¡SIN TRANSPARENCIA ECONÓMICA, NO HAY DINERO..., CON CARTAS O SIN CARTAS!