domingo, 26 de abril de 2009

Anciano de congregación viola a una niña de 11 años



http://standardtimespress.net/cgi-bin/artman/publish/article_3910.shtml

Estimados camaradas preocupados por los derechos humanos de los niños TJ:

¿Podemos agarrarnos a eufemismos varios, para intentar disculpar o minimizar la situación de desamparo que padecen nuestros niños en los Salones del Reino? El Governing Body Bank, se puede permitir ese lujo..., ¡los apóstatas no! A los pederastas no les podemos dar tregua ni proporcionarles un "paraíso" aquí en la Tierra, un lugar donde proporcionarles el anonimato que ellos tanto necesitan. Nosotros estamos por la labor de denunciar a TODOS los pederastas que hay en los Salones del Reino a la policía o guardia civil..., ¡nada de archivos secretos con sus identidades y fechorías!

Como indica el tema de post, tenemos una noticia que compartir con la hermandad..., ¡desagradable, pero necesaria! La noticia procede de África, de Sierra Leona. Así, que vamos a reproducirla para los lectores de lengua española. Como de costumbre, nuestro compañero en las trincheras, el Topo Ajalvireño, amablemente nos la traduce a todos nosotros. ¡Va por ustedes!

UN ANCIANO DE CONGREGACIÓN VIOLA A UNA NIÑA DE 11 AÑOS EN LA LOCALIDAD DE KAILAHUM

Por: Fayia Amara Fayia
17 de abril de 2009

Francis Gandhi, un anciano de congregación de los testigos de Jehová, en la ciudad de Kailahum, tiene motivos para estar preocupado. El hombre de Dios, ha sido detenido en la comisaría de Kailahum acusado de presunta violación de una niña de once años, alumna de la Misión de la Hermandad Mulsulmana de Sierra Leona.

El informe policial indica que los hechos tuvieron lugar el 4 de abril de 2009, a las 8,30 horas en el domicilio del anciano de congregación en Masanta, en la ciudad de Kailahum. Fue detenido por el mismo padre de la víctima con la ayuda de algunos jóvenes, llevándolo a la comisaría, donde el padre ayuda en la investigaciones sobre el caso. Sarah Amara, la madre de la víctima explica con lágrimas en los ojos, cómo su hija cada viernes va a casa de la abuela para ayudarla en los quehaceres domésticos, le hace la compra y regresa a su hogar a las 18,00 horas. El 4 de abril de 2009, cuando los padres llegaron a su domicilio después de trabajar, descubrieron que la niña no estaba allí e, inmediatamente, contactaron con la abuela quien les dijo que la niña se había marchado a las 17,00 horas.

"Fuimos en su búsqueda, de lugar en lugar, de casa una a otra de nuestros parientes sin poder localizarla, volviendo a casa sobre las 22,00 horas, estando en la cama, alguien golpeó la ventana del dormitorio y cuándo pregunté quién era, escuché la voz de mi hija. Pegué un brinco de mi cama y le pregunté dónde había estado, ella me respondió que había estado en una habitación con el hombre de Dios".

Además, la mujer relató que tanto ella, como su hija y su marido, Amara Fomba, fueron al domicilio del sospechoso esa misma noche. Cuando ellos se acercaban a la casa del sospechoso, ella relató que el sospechoso le llamó, y cuando la niña fue, Francis Gandhi la introdujo dentro de la casa. Sarah declara que en ese mismo momento ellos avisaron a la policía, aunque el sospechoso les rogaba que no lo llevasen ante la policía, pero ellos lo llevaron no deseando alcanzar ningún acuerdo con el acusado. La policía confirmó a este diario que el informe médico mostraba que la niña había sido violada, ellos están preparando la denuncia de los hechos mientras el anciano de congregación sospechoso, Francis Gandhi, está detenido en la comisaría de policía.

Fin de la traducción.

La pregunta de millón ahora, sería, ¿cómo hubiese tratado un caso como este la congregación local de los testigos de Jehová? Muy sencillo: como el único testimonio de la violación hubiese sido el de la niña, y, según las directrices del Cuerpo Gobernante de los testigos de Jehová hacen falta DOS testigos presenciales del crimen..., ¡el acusado hubiese quedado absuelto y: "aquí paz y después gloria"! Entonces, los ancianos de la congregación local de los testigos de Jehová, hubiesen enviado un informe escrito a la Sucursal de la Watch Tower en Sierra Leona, informado de los hechos y los implicados. La Sucursal lo hubiera archivado en su apartado: Confidencial..., ¡y aquí se hubiera acabado todo! El pederasta encantado con las directrices de la Watch Tower en los asuntos de paedofilia. ¡Así protege la Organización de Dios a los pederastas!

Nosotros, los ultra apóstatas, somos muy malos porque nos parece horrendo el que los ancianos de congregación no denuncien sistemáticamente a la policía a TODOS los pederastas que hay en las congregaciones, ¡claro, ellos obedecen estrictamente las directrices del Cuerpo Gobernante!

Desde este altavoz, seguiremos dando voz a los sin voz..., ¡hasta que los Testigos de Jehová cambien su política con los pederastas!

¿Te gusta la verdad, o prefieres la mentira? ¿Quién es el padre de la mentira?