miércoles, 25 de junio de 2008

La Watchtower Society Bible and Bank... ¡deja de cobrar intereses!







http://www.jehovahs-witness.com/6/160688/1.ashx

Estimados camaradas preocupados por la situación económica de la Watch Tower:

El compañero, Doinmypart, en el foro www.jehovahs-witness.com, el pasado 21 de junio de 2008, nos anuncia lo siguiente... importante sin duda:

Empezamos la traducción:

LA SOCIEDAD WATCHTOWER DEJARÁ DE COBRAR INTERESES SOBRE LOS FONDOS PRESTADOS

La Organización dejará de cobrar intereses sobre los fondos que se prestan para la edificación de Salones del Reino, empezando el 1 de septiembre de 2008. Las cantidades que se devuelven en concepto del préstamo permanerán iguales para que los préstamos se devuelvan con prontitud.

Las congregaciones deberán seguir contribuyendo para el Fondo para Salones del Reino, los publicadores podrán donar dinero directamente para este menester enviando el dinero a la Sucursal. A las congregaciones se les anima a que donen a la Sucursal el dinero que tienen las congregaciones en su cuenta corriente... hasta que estas lo necesiten. (Esto se ha leído en las congregaciones... por lo que se puede dilvulgar libremente)

Este anuncio está dirigido a todas las Sucursales y congregaciones en todo el mundo, no solo en los EE.UU.

Fin de la traducción.

Gracias camarada Doinmypart... has hecho tu parte. La redacción del blog en su conjunto te agradecen la noticia.

¿Así que, todos estos años, en todos los países en los que has podido... has estado cobrándole intereses a los hermanos por el dinero que ellos mismos donaban? ¿Dos baras de medir... una para los países en los que estáis más controlados económicamente... y otra para los países más corruptos, donde se pueden comprar silencios llegado el momento, no? ¿Hay algún texto en la Biblia que nos diga que: "no debes prestar dinero con interés a tu hermano"? ¿El que durante décadas halláis estado cobrando intereses, al mismo dinero que los hermanos donan, es bíblico... o es mas bien cosa de apóstatas, de personas que se han alejado de los mandamientos bíblicos? ¡Vaya... vaya! ¡Nada puede permanecer oculto! Pero,