martes, 5 de enero de 2016

"Se está haciendo historia": El efecto bumerán

Nueva sede mundial de los testigos de Jehová en Warwick (Nueva York)

     Estimados camaradas ibéricos y allende los mares:

     El Governing Body Bank desde hace una década se encuentra inmerso en un proceso de venta de las joyas de la corona..., la inmensa cartera inmobiliaria que tiene en el exclusivísimo barrio de Brooklyn Heights, Nueva York. Se habla de más de mil millones de dólares. ¡Curiosa cifra por unos bienes terrenales de quienes presumen de esperanza celestial! Ser ungido de pacotilla tiene estas cosas: de boquilla renuncian a los placeres de la carne y los bienes terrenales mientras con los hechos nos indican que les mola la buena vida.


http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/04/el-exodo-watchtoweriano-por-1000.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/08/solo-valen-1000000000-millones-de.html

     Según indican los teócratas la razón del éxodo hacia el norte del Estado de Nueva York es el traslado de la sede mundial, desde el clasista Brooklyn Heights al paraje natural de Warwick. Sin embargo, no todo han sido parabienes. La Watchtower compró la propiedad a la International Nickel Inc. en el 2009. Tras una revelación por parte de la luz Shekhiná en el año 2012 los testigos de Jehová denuncian a la empresa vendedora ante el Departamento de Meidoambiente del Estado de Nueva York por venderles una propiedad contaminada. Tardaron por lo menos tres años en percatarse. De modo que, la pregunta de millón que nos hacemos los cándidos eternos es la siguiente: ¿cuándo se percató la Watchtower que los terrenos donde habían trabajando cientos de trabajadores --sino miles-- estaban contaminados?

     El pasado junio los testigos de Jehová interponían una demanda judicial contra la International Nickel y diez empresas más relacionadas con la compañía minera. Pero dichas compañías argumentan que como ellas no contaminaron los terrenos tampoco son los responsables de asumir las responsabilidades.

     La Watchtower no ha querido devolver una llamada teléfonica para comentar y precisar el contenido de la noticia con la periodista Hema Easley. ¡Para no variar!

     La Watchtower acusa a las empresas de contaminar los terrenos con PCBs, una sustancia potencialmente cancerígena. 

     Lo que está claro que buscan los ungidos de pacotilla es una indemnización que cubra los costes de la descontaminación de los terrenos, daños y perjuicios... y poder pagar la factura de los abogados, ¡que no será moco de pavo!
http://www.recordonline.com/article/20151214/NEWS/151219671/0/SEARCH

     El efecto bumerán llega ahora: trabajadores que han estado realizando trabajo de cimentación se preguntan cómo nadie les dijo que ese trabajo era de naturaleza peligrosa por las sustancias contaminantes en el terreno. Sustancias que han estado respirando y tragando. Ya hay quien les ha recomendado que se busquen un buen abogado y que exijan responsabilidades a quien corresponda. Si la Watchtower tenía conocimiento de la contaminación de los terrenos y no se avisó a los trabajadores..., ¡puede que le caiga la del pulpo! 

     La noticia promete y puede que salga a la luz pública más información de la que le gustaría al Cuerpo Gobernante. Dios mediante, os mantendremos informados.

     ¿Quién es el padre de la mentira y de las opacidades diversas?