sábado, 7 de diciembre de 2013

"Llorad como mujeres lo que no habéis sabido defender como hombres"


Betel (sede nacional de los testigos de Jehová en Jamaica)
http://www.jw.org/es/testigos-de-jehov%C3%A1/oficinas/jamaica/

     Estimados camaradas ninguneados por los profetas de mercadillo:

     Cuando los cándidos patológicos todavía no nos hemos recuperado del trauma sufrido con la venta del Betel de Nueva Zelanda a la competencia  --Iglesia Episcopal de Elim-- el pasado mes de septiembre; los pedigüeños sin fronteras nos asestan otro golpe en la línea de flotación teocrática.  Desde Jamaica nos dan las navidades con una noticia inquietante:  ¿Cómo?  ¿Qué?  ¿Quiénes?  ¿Dónde?  ¿Por cuánto?  http://www.stuff.co.nz/auckland/local-news/manukau-courier/9124458/Witnesses-sell-Elim-buys

     El Betel de Jamaica (nombre con el que se conoce a la sede nacional de los testigos de Jehová en los distintos países), coordina las actividades de 12.000 testigos de Jehová en Jamaica y las Islas Caimán.  Hoy es noticia porque se habla de la venta de esta zona residencial y fabril en uno en los foros de habla inglesa: ¡nos quedamos sin catedral en Jamaica!  Para entender el trauma y el timo que esto supone para el creyente que ha pagado con sus donativos la compra y el mantenimiento de estas instalaciones, es como si la Iglesia Católica vendiese la catedral de Santiago de Compostela a los evangelistas..., ¡sin consultar con la feligresía!, por la puerta de atrás, con nocturnidad y alevosía.

     La ciudad donde está ubicado el Betel de Jamaica, es Montego Bay.  Y la zona es de lo más exclusiva y cara, donde las clases altas de: Jamaica, de EE.UU., y de Europa, tienen segundas residencias.  ¡No es un barrio de chabolas...! http://en.wikipedia.org/wiki/Montego_Bay

     Las fotografías que lucen arriba, son de de dicha propiedad, y os las podéis descargar gratuitamente desde la página oficial de nuestra entidad religiosa.  Está en el siguiente enlace:
http://www.jw.org/es/testigos-de-jehov%C3%A1/oficinas/jamaica/
En la parte baja, encontraréis una pestaña donde dice: "Descargue un folleto informativo", seleccionándolo tendréis el tríptico de arriba.

     La voz de alarma, la ha dado un hermano jamaicano (jw07) en el foro inglés por excelencia.  Allí dice lo siguiente:
"Soy de Jamaica, concretamente de la ciudad de Montego Bay.  Si hay otros jamaicanos en este foro, sentíos libres de hacérmelo saber.  
Una vez dicho esto, os comunico que en la última reunión se nos leyó una carta donde se decía que el Betel de Kingston se cierra, a partir de ahora las actividades estarán dirigidas desde el Betel de los EE.UU.  El Betel de Jamaica es un gran complejo construido en unos terrenos de varios acres (un acre tiene 4.047 metros cuadrados) en una zona de las más caras. Tiene uno de los centros de reunión con mejor sonido de toda la isla, puesto que se edificó en el año 1998; algo de lo que se jactaban los Testigos jamaicanos.
Ayer, tuve la oportunidad de hablar personalmente con dos personas que vivieron y trabajaron en dicho complejo: ambos se quedaron boquiabiertos, no se lo podían creer.
La gente se pregunta qué pasará con los extrabajadores de Betel: habiendo gastado muchos años de su vida en Betel, con poca formación académica, sin paga o plan de jubilación y una alta dependencia económica de la Organización (entidad religiosa) que les ha suministrado todo lo que necesitan.
He sabido que en el interior de complejo se generaban muchos residuos.  Había un derroche en el uso de la energía y en comidas fastuosas
Algunos han empezado a pensar "que el fin del mundo debe de estar muy cerca" para que actúen de esa manera.
Llegado a este punto, no sé si creer que la Sociedad (entidad religiosa) está sufriendo una crisis financiera, o simplemente lo hace para conseguir mayores beneficios económicos.
Pregunta a quienes me lean: ¿Se ha leído una carta parecida en tu país?  Por favor, házmelo saber".
     Algunos lectores del ese foro, dan sus opiniones oportunas:
Pixei: "En el mundo de la Watchtower, la consolidación significa expansión (monetaria)".
AllTimeJeff, nos habla de que los miembros de la confesión religiosa no donan tanto dinero como antes.  Esto está provocando que se cierren sucursales y Salones del Reino: vendiendo las propiedades.  Y él pregunta: "¿Adónde te imaginas que va a parar el dinero de la venta?".  Nos habla de su propia experiencia  --y de la nuestra-- de cómo se están reagrupando congregaciones con el fin de vender Salones del Reino.  El dinero de las ventas va a Betel.  Acaba diciendo que esto es una pura movida financiera.
Blondie, da en la clave del asunto:  las donaciones en metálico están en caída libre desde que en el año 1990 se dejó de cobrar por las publicaciones que editaba la confesión religiosa con un precio de venta al público... ya no pagan ni propios ni extraños.
Varios lectores expresan su preocupación de los afectados por el ERE.  Casi la totalidad trabajadores poco cualificados y con escasa formación académica, ¿cómo se van a incorporar en un mercado laboral con una tasa de paro de más del 12%?  Data-Dog, pregunta: "¿Hay suficientes KFC para ocuparlos a todos?". 
Billi the Ex Bethelite, no se sorprende por el cierre patronal en Jamaica.  Indica cómo las sucursales de América Central han sido finiquitadas, así como la de Noruega o Nueva Zelanda..., ¡y muchas más durante los últimos años! 
Gayle, dice que en el Informe Anual para 2012, hay 96 sucursales..., ¡un 20% menos que hace unos pocos años!  Y se espera que el número decrezca todavía mucho más, ya que parece que la Wachtower ha dividido el mundo en unos 30 zonas.
Legacy, indica que toda la pasta de las ventas viaja hasta la central mundial, ¿cómo se va a indemnizar a todos éstos trabajadores gratuitos/voluntarios?
http://www.jehovahs-witness.net/watchtower/beliefs/268092/1/Jamaican-Branch-Office-Closing#.UqMEBfTuIxs 
     Quienes financian y construyen estos complejos urbanísticos somos los desheredados de siempre, y está registrado en el B.O.E. de la confesión religiosa: La Atalaya, 1 de marzo de 1987, página 7; donde se dice lo siguiente de los hermanos jamaicanos en su penúltima dedicación de una sucursal en Jamaica, el 22 de febrero de 1986:
[...] La obra de ‘plantar’ y ‘regar’ continuó y Jehová “siguió haciéndolo crecer”, así que para 1983 la cantidad de publicadores había aumentado a más de 7.000, y se hizo necesario más espacio en la sucursal. (1 Corintios 3:6.) El Comité de la Sucursal, con la aprobación del Cuerpo Gobernante, decidió agrandar los edificios. Más de 250 hermanos de todas partes de la isla vinieron para ayudar. Obreros voluntarios —especializados y no especializados— prestaron sus servicios como albañiles, carpinteros, electricistas y fontaneros. Variaban en edad desde 10 años hasta 86. Algunas personas contribuyeron dinero al proyecto; otras donaron alimento para los obreros, y otras hasta ofrecieron alojamiento en sus casas a los voluntarios de partes lejanas. En un año se completó el proyecto de añadir un tercer piso con cinco habitaciones y espacio para recreación, una habitación en el segundo piso, y un espacio de 37 metros cuadrados (400 pies cuadrados) para almacenamiento; y el local estuvo listo para ser usado por los 11 miembros de la familia de Betel. [...]
Sin embargo, solo diez años más tarde, estaban inaugurando un complejo mucho más grande en una zona residencial privilegiada, donde el valor del terreno es carísimo.  Tal como se muestra debajo, en la fotografía y el texto que le sigue:

Libro: Los testigos de Jehová, proclamadores del Reino (1993), página 362
JAMAICA: Las buenas nuevas llegaron a Jamaica por primera vez en 1897, así que la dedicación en 1997 de la nueva y hermosa sucursal coincidió con el centenario de la predicación en ese país. El nuevo complejo consta de un edificio de oficinas y servicios, el Hogar Betel, un Salón de Asambleas y un Salón del Reino. Estas instalaciones sin duda contribuirán notablemente a la futura expansión teocrática en el país. Anuario de los testigos de Jehová para 1998, página 24.
     No ha nada malo si eres una empresa o un particular y quieres arriesgar tu dinero comprando una propiedad que posiblemente se revalorizará con el paso de unos años.  Sin embargo, cuando presumes de ser una confesión religiosa con los beneficios de exención de impuestos que eso conlleva y, para más inri, el dinero de: la compra, construcción y mantenimiento lo aportan los creyentes paganinis..., más la mano de obra gratuita con trabajadores voluntarios, ¡uno se pregunta si no será esta una manera de hacer negocios en tiempo de crisis!  Máxime, cuando es una tendencia que se ha acentuado en los últimos años a nivel mundial dentro del ámbito de esta entidad religiosa.

     Además, para más recochineo, la opacidad de nuestra comunidad religiosa no tiene parangón.  El dinero de la venta, raramente trasciende a la opinión pública y el creyente apoquinante se queda con la boca abierta cazando moscas y preguntándose: "¿Adónde demonios se ha ido el dinero de la venta de nuestra catedral consagrada a Dios?".  A nosotros, personas espirituales donde las haya, nos queda el consuelo de que el dinero habrá viajado al paraíso..., ¡lejos de la mirada de propios y extraños!

     Dicho esto, les aconsejo a todos los trabajadores afectados por este ERE, que acudan a Cáritas (entidad católica) en busca de ayuda y de reinserción laboral, si como de costumbre, salen del complejo con una mano delante y otra detrás.

     Nosotros, por nuestra parte, en España, los últimos años tenemos nuestras barbas en remojo, viendo como a nuestros "vecinos" les cortan las suyas.  Oremos para que el Señor se apiade de los apoquinantes ibéricos y que utilice al Ministerio de Hacienda en España, para que si próximamente se vendiese nuestra sede nacional en Ajalvir (Madrid), ¡por lo menos que paguen los impuestos sobre las ganancias, como cualquier empresa!  Aunque lo suyo sería que el dinero se repartiese entre todos los miembros de la comunidad religiosa en España, que hemos sido los que hemos puesto toda la pasta...  ¡Aunque no nos hacemos muchas ilusiones porque no tenemos padrino político!  ¡Si votásemos en las elecciones una opción política...!  Pero hasta eso nos lo tienen prohibido los muy pillos.

     La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira y la opacidad financiera a espuertas en el nombre de Dios?