viernes, 6 de diciembre de 2013

Consultorio teocrático: "¿Puedo trabajar de modelo y heredar la vida eterna prometida?"

http://www.hispabodas.com/articulos/vestidos-damas-de-honor/fotos/8658

     Estimados camaradas ninguneados por los vividores de turno en el nombre de Dios:

     Isabel, una hermana gaditana, se remite a este consultorio en busca de ayuda: espiritual, apropiada y teocrática.  Resulta que la chica es mona y desde muy pequeña le ha gustado el mundo de la moda.  Sin embargo, los ancianos de su congregación están en contra de su profesión y ella quisiera saber si existe contradicción entre su trabajo y el ser cristiana.  Lo explica así:
"Los ancianos de congregación me tienen señalada y, por lo tanto, estoy aislada y en cuarentena socialmente.  ¡Vamos, que la congregación me hace el vacío!  El motivo es mi profesión, la de modelo.  Dicen que mi mundo profesional es uno de meretrices y mariconeo.., que no es un trabajo apropiado para una cristiana watchtoweriana.  Y que todo el que se mueve en ese mundo de inmoralidad franca, al poco, 'quien no cojea, renquea'.  Yo no lo creo así.  Pienso que el no el tener normas morales, no tienen tanto que ver con la profesión, como con los valores internos de la persona: hay quien es golfo o golfa sin salir de casa.
Los ancianos me amenazan con lo de que no pasaré al Nuevo Orden prometido de Watchtowerlandia..., y que perderé la oportunidad de vivir eternamente allí. Yo pienso: 'Mientas solo sea eso lo que me pierdo...'.  
En definitiva, tengo interés en saber si esta actitud hacia mi profesión parte de los ancianos, o del Cuerpo Gobernante".
     Hermana Isabel:

     Aunque según el Cuerpo Gobernante, los apóstatas somos un atajo de enfermos mentales y traidores, tenemos cierto grado de lucidez y honradez..., ¡que ya la quisieran para ellos!   Los ancianos de congregación deben su obediencia suprema a los miembros de este cuerpo eclesiástico  --sin estudios conocidos--  y no a la Biblia.  De hecho, reciben el nombramiento en su cargo de ancianos, de parte del Cuerpo Gobernante.  Estos mandamases, tienen la vida del miembro de la comunidad religiosa, altamente regulada..., ¡hasta en lo más nimio!  Tanto es así, que la conciencia del individuo debe quedar aparcada cuando entra a formar parte de esta cofradía.  Lo que vale es lo que dicen la casta dirigente..., ¡y punto!

     Es un honor para nosotros, estigmatizados y excomulgados en rebeldía, documentarte pertinente y teocráticamente.  Además, desde la clandestinidad, coincidimos contigo en aquello de que para ser golfo en la vida, no se precisa de una profesión concreta, ¡como nos ha enseñado la experiencia!  De hecho, hay mucho pederasta, que se guarece en comunidades religiosas.

     Además, en mi dilata carrera teocrática en esta confesión religiosa que nos ocupa, he visto mucho anciano puritano en las palabras, pero tocón o sobador cuando se trata de saludar a las hermanas atractivas.  Mucho anciano moralista e hipócrita en público y de mente calenturienta en esos Comités Judiciales que se celebran en la trastienda del Salón del Reino.  Por eso, Isabel, ¡ten cuidado en la congregación!  A veces, andan lobos voraces disfrazados de corderos teocráticos.

     Una vez te hemos dado la oportunas advertencias, echaremos mano como de costumbre en este consultorio teocrático, de la próxima edición del Diccionario Etimológico Watchtoweriano-Español, bajo la entrada siguiente:
Modelo, trabajar: La mujer en casa y con la pata quebrada. Para la Testigo, no existe la posibilidad de conciliar la profesión de modelo con adorar a Dios correctamente. Tiene tantos inconvenientes la profesión, que mejor es que desistas si quieres ser bien vista en la comunidad religiosa. 
Con todo, hay muchos problemas inherentes a la profesión de modelo que no son fáciles de evitar. ¿Cómo reaccionarías tú, por ejemplo, si se te pidiese que llevaras ropa inmodesta o inapropiada para el cristiano, o si un fotógrafo te presionase sutilmente para que adoptaras una pose provocativa o indecente? Además, no siempre se puede saber cómo se van a utilizar las fotografías. Pudiera ser, por ejemplo, que las fotos aparecieran en un contexto en el que se promovieran las fiestas de la religión falsa o que tuviese connotaciones inmorales. 
Otro factor que hay que tener en cuenta es el efecto de esta profesión en tu personalidad, ya que fomenta el desarrollo de cualidades negativas. El que continuamente se conceda importancia a la apariencia externa en vez de a “la persona secreta del corazón” ha hecho que algunos modelos se vuelvan sumamente vanidosos. (1 Pedro 3:4.) Por otra parte, puede que al trabajar con ropa cara, joyas y otros objetos de la misma índole, se arraiguen en la mente pensamientos materialistas. (1 Timoteo 6:10.) 
Es bien sabido, además, que los modelos se ven expuestos a hombres y mujeres que, a cambio de promoverles en su profesión, exigen favores sexuales. Una ex modelo explicó: “Mira, si quieres conseguir algo, tienes que acceder a sus deseos”. Además, algunos afirman que la homosexualidad es muy común entre los modelos masculinos y aunque no siempre sea el caso, sí es posible que este problema se presente en esta profesión con más frecuencia que en otras. ¡Despertad!, 8 de enero de 1990, páginas 23 y 24
http://es.scribd.com/doc/100676509/El-lado-comico-de-la-Watchtower-Edicion-21-de-julio-de-2012 
     Por lo tanto, aquí tienes las bases "teológicas" que toman los ancianos como referencia a la hora de aconsejarte o llamarte la atención.  Y, por último, decirte aquello de: "El trabajo no deshonra, dignifica".  Además, un última instancia, lo que sí deshonra es lo que hace el Cuerpo Gobernante: vivir como reyes con nuestros donativos en metálico..., ¡eso sí que es cara!  En lugar de hacer como el apóstol Pablo y vivir del trabajo de sus manos para no ser una carga económica a otros, los miembros de este grupo elitista metidos de motu proprio a profetas de mercadillo se han acostumbrado a legislar para todos nosotros desde el jacuzzi teocrático que todos les pagamos.  ¿Se puede tener más cara dura y no morir en el intento?

     Isabel, eres dueña de tu vida.  Eres tú quien tiene que decidir cómo quieres vivir.  No permitas que unos indocumentados académicos, condicionen tu vida profesional.  La moral es un asunto estrictamente personal, y pertenece más a unas convicciones internas que a una profesión determinada.

     Termino con aquello: Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y la opacidad financiera a espuertas en el nombre de Dios?