jueves, 10 de enero de 2013

Un demanda colectiva por tres mil millones de dólares australianos

Carnet acreditativo y obligatorio para trabajar con menores de edad (en la parte derecha va insertada la foto del individuo)
Los demandados: el Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová
     Estimados camaradas víctimas de los protocolos teocráticos:

     La asociación de víctimas de la confesión religiosa de los testigos de Jehová, en el estado australiano de Victoria, sigue adelante con su demanda colectiva contra los dirigentes locales y mundiales de la entidad religiosa.  http://jwsurvivors.org/

  Piden una indemnización colectiva por 3.000.000.000 de dólares australianos, por 6.160 niños y presuntas víctimas de la política de la confesión religiosa en esta materia, al rehusar ésta  --obstinadamente--  cumplir con la ley Working with Children Act 2005. http://www.justice.vic.gov.au/workingwithchildren/  A continuación pongo un resumen:
[...] En el año 2006 se aprobó la ley para la protección de los menores ante posibles criminales. Fundamentalmente, la ley exige que cualquier persona que esté empleada en cualquier institución --o trabaje como voluntaria-- que trate con menores, deberá pasar el visto de bueno de una comisión gubernamental que examinará la idoneidad del candidato en función de sus antecedentes penales, otorgándole una credencial que le autoriza a trabajar con menores. Por ejemplo, aquellas personas que tengan en sus antecedentes los siguientes delitos, no se les permite que trabajen con menores:
-Secuestro  
-Abusos sexuales a menores 
-Violación 
-Intento de violación 
-Incesto 
-Bestialidad  
-Tráfico de niños  
-Producción de pornografía infantil 
-Prostitución a niños 
-Asesinato 
-Asesinato de niños 
-Amenazas de muerte 
-Robo-Traficantes de droga 
Está normativa afecta a todos los testigos de Jehová que sean: ancianos (pastores religiosos), siervos ministeriales, así como todos aquellos que lleven consigo a niños en su predicación de casa en casa.
Entre las instituciones afectadas (hospitales, jardines de infancia, gimnasios, laboratorios fotográficos, etc), a las confesiones religiosas el gobierno les concedió una prórroga desde el 1 de julio de 2007, al 1 de julio de 2008. Todas las confesiones religiosas que han tenido ese plazo para acomodarse y acatar a esta ley lo han hecho. Únicamente, una confesión religiosa ha rehusado obedecer esta ley..., la Sociedad Watch Tower, que es el nombre con el que operan los testigos de Jehová en Australia. [...] http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/04/el-cuerpo-gobernante-dice-os-endilgamos.html
     Con esta explicación previa, los afectados se han organizado y llevan varios años litigando contra los dirigentes de la confesión religiosa.  La noticia de hoy, apareció el 1 de diciembre de 2012, y dice así:
UNA DEMANDA COLECTIVA POR 3.000 MILLONES DE DÓLARES EN NOMBRE Y REPRESENTACIÓN DE LOS NIÑOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
Australia
Una demanda colectiva por 3.000 millones de dólares se ha puesto en marcha en Australia en nombre y representación de 6.160 niños pertenecientes a la confesión religiosa de los testigos de Jehová.  La documentación relacionada con este demanda colectiva, revela 14.000 violaciones de las leyes obligatorias de protección a la infancia, cometidas contra éstos niños por parte de los ancianos (pastores religiosos) y "ministros de culto" de la confesión religiosa de los testigos de Jehová, durante los pasados cuatro años.
El gobierno del estado australiano de Victoria, "en una investigación sobre los protocolos en los casos de abusos sexuales a niños por parte de confesiones religiosas y otras organizaciones", está actualmente investigando las alegaciones y espera celebrar una vista pública en relación con este asunto a principios de 2013.
JW Survivors  --un grupo de defensa de las víctimas de la confesión religiosa de los testigos de Jehová en Australia--  está reuniendo la última documentación para interponer la demanda colectiva a favor de los 6.160 niños que han sufrido los abusos en el ámbito de la confesión religiosa de los testigos de Jehová en el Estado de Victoria, directamente y en relación con la violación de la ley Working with Children Act 2005 http://jwclassaction.com/about/working-with-children-act-2005/,  principalmente estas violaciones de la ley fueron cometidas por la confesión religiosa en el período que va desde el 1 de julio de 2008 hasta el 12 de diciembre de 2011.  El cumplimiento con todas las disposiciones incluidas en dicha ley era de obligado cumplimiento para todas las "confesiones religiosas" desde el 1 de julio de 2008. [...]  http://jwnewsnetwork.wordpress.com/2012/12/01/3-billion-jehovahs-witnesses-class-action-over-child-abuse/
     Es una traducción del encabezamiento de la información, donde se resume más o menos el artículo.  El que desee leer la información en su totalidad, puede dirigirse al anterior enlace que inserto.  Y, para los que deseen profundizar más (en español) sobre la historia cronológica de este importante caso, puede remitirse a los enlaces que adjunto más abajo.
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/10/australia-1-0-cuerpo-gobernante.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/07/australia-los-jerarcas-mundiales-de-la.html
http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2011/04/australia-pone-contra-las-cuerdas-los.html

     Nuestra obligación moral y ética, es informar a la casa de la fe y de la fa... puntualmente.  ¡Y en esas estamos!  Además, por lo que vemos, el caso sigue vivo y nuestros hermanos australianos no se rinden ni doblan su rodilla ante el Baal de la Watchtower.

     Personalmente, creo que esto ha sido una machada del Cuerpo Gobernante: negarse a acatar la ley Working with Children Act 2005, y ahora toca pagar los platos rotos.  Pienso que se le debió subir a la cabeza, al Cuerpo Gobernante, lo de ser el canal de comunicación de Dios con la humanidad..., y que ellos estaban por encima de las leyes que nos rigen al resto de los ciudadanos apoquinantes.  Se enquistaron en su posición original de no cumplir con la ley, a pesar de las "súplicas" del Ministerio del Interior de ese estado australiano.  Se creyeron Dios sobre la Tierra..., ¡y ahora les toca la nada agradable tarea de justificar ante la justicia ordinaria los innumerables incumplimientos de esta ley!  Estaremos pendientes para escuchar con atención las razones que tuvieron para desobedecer descaradamente esa ley.  

     Después de todo, esta ley lo que pretende es proteger a los niños indefensos de éstos depredadores sexuales   --y de otra calaña--  que los buscan como víctimas aceptando empleos u ocupaciones que les permiten estar en contacto con niños sin levantar sospechas.

     La pederastia se da en toda capa social y en todo tipo de organizaciones; religiosas o no.  Lo que se pide es la máxima colaboración y todas las medidas posibles para evitar los abusos sexuales a niños.  La dirección de la confesión religiosa de los testigos de Jehová en Australia, debería mostrar una vocacional predisposición a colaborar con los legisladores para erradicar esta lacra que constituyen los depredadores sexuales de menores.  No puede ser que sólo se colabore cuando la justicia nos amenaza con merendarse nuestro patrimonio económico.  Es el mismo Cuerpo Gobernante, quien con sus directrices, está haciendo daño a la imagen pública de este grupo religioso..., ¡ellos solos!  El Cuerpo Gobernante, es el mayor enemigo del propio Cuerpo Gobernante.

    De prosperar esta demanda colectiva, tendrán que vender la pirámide funeraria de Russell; el mueble bar del profeta Pepe el de la Toga; junto la capa y la armónica del políglota Franz..., ¡y los clavos de Cristo, de tenerlos en su poder!  ¡Adiós... Museo Teocrático!

     La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.  ¿Quién es el padre de la mentira?