miércoles, 21 de noviembre de 2012

Memoria de un Testimonio: (II parte)



Carta de J.F. Rutherford dirigida a Adolf Hitler  http://www.bible.ca/jw-hitler.htm#hitlerletter
     Estimados camaradas víctimas de las opacidades diversas por parte de la Voz de Dios en la Tierra:

     Berlín, 25 de junio de 1933, el presidente de la Sociedad Watch Tower, Jospeh F. Rutherford (el máximo responsable de los testigos de Jehová a nivel mundial), redacta una carta dirigida al canciller alemán Adolf Hitler que se lee en una asamblea ante 5 000 miembros de nuestra confesión religiosa.  Esta carta tomaría forma de una declaración o manifiesto; se llamó Declaration of Acts, se imprimen 2 100 000 ejemplares y se distribuyen entre los funcionarios del gobierno de Hitler..., incluyendo al mismo canciller Adolf Hitler.  La distribución de esta declaración provoca una reacción contraria a la esperada y..., empeora la situación de los testigos de Jehová en Alemania nazi.  Ruherford quiso congraciarse con Hitler..., ¡y le salió mal la jugada!  http://en.wikipedia.org/wiki/Declaration_of_Facts



Declaration fo Facts http://www.bible.ca/jw-hitler.htm#hitlerletter

     ¿Pero, qué escribió Joseph F. Rutherford a Hitler en dicha carta?  Arriba hemos colgado el original en idioma alemán, pero, tenemos una traducción al inglés, que os traducirá el Topo Ajalvireño a la velocidad que le permitan sus tareas teocráticas en el páramo:

Remitente:  Watch Tower Bible and Tract Society
                     Publicadores de la Asociación de los Estudiantes de la Biblia
                     Oficinas Generales
                     117 Adams Street
                     Brooklyn, NUEVA YORK
                     EE.UU.

Destinatario: El Canciller Adolf Hitler

     Estimado Canciller:

     El 25 de junio de 1933, en el Sporthalle Wilmersdorf (Berlín), tuvo lugar una conferencia en la que estuvieron presentes aproximadamente 5 000 Estudiantes de la Biblia (testigos de Jehová), representando a varios millones de alemanes quienes son amigos y seguidores de este movimiento por muchos años.  El propósito de esta conferencia, a la que asistieron representantes de todas las comunidades de los Estudiantes de la Biblia que hay en Alemania, fue buscar maneras y medios para informar de lo siguiente al Canciller, así como a otros oficiales del Reich alemán, también a los individuos y a los Estados:

     En varios lugares del país, se han tomado acciones contra congregaciones de hombres y mujeres cristianos serios que están edificando sobre el fundamento de un cristianismo positivo.  Tales acciones, sólo pueden ser descritas como la persecución de cristianos por otros cristianos, puesto que las acusaciones que se han formulado contra nosotros  --que han provocado dichas acciones--  son principalmente de origen clerical, específicamente de los católicos y, además, no son ciertas.

     Estamos absolutamente convencidos de la imparcialidad de los funcionarios gubernamentales que están tratando este asunto.  Sin embargo, creemos que el propósito de nuestro movimiento y el contenido de nuestras publicaciones es malinterpretado debido a las acusaciones que vierten contra nosotros los opositores religiosos y, esto puede dar lugar a que se tengan prejuicios contra nosotros.  Esto también puede deberse a la cantidad de nuestras publicaciones y a las muchas presiones que se ejercen sobre los funcionarios gubernamentales.

     Por esta razón, lo que se trató en dicha conferencia (Berlín) se escribió en forma de una declaración (manifiesto) de la Sociedad Watch Tower Bible and Tract Society, para enviársela a usted, Sr.Canciller; así como a funcionarios de alto rango del Reich aleman y sus estados, con un documento que pone de relieve que los Estudiantes de la Biblia en Alemania sólo tienen un objetivo con la labor que realizan: conducir de regreso a Dios a las personas y ser testigos del nombre de Jehová, el Altísimo, el padre de nuestro Señor y redentor Jesucristo.

     Estamos convencidos que usted, Sr. Canciller, no encontrará tales actividades como problemáticas. A las comunidades de los Estudiantes de la Biblia en Alemania y sus miembros, se les conoce como defensores del respeto al Altísimo y celosos estudiantes de la Biblia.  Los funcionarios de la policía pueden testificar sobre cómo los Estudiantes de la Biblia se les puede clasificar entre los elementos del país, conocidos por su amor y apoyo al mantenimiento del orden.  Su única misión es acercar los corazones de los seres humanos a Dios.

     La sucursal de la Watch Tower Bible and Tract Society, localizada en Magdeburgo (Alemania), es el centro administrativo y organizativo de la misión de los Estudiantes de la Biblia.

     La central mundial en Brooklyn, de la Watch Tower Society es pro alemana de una manera ejemplar, y ha sido así por muchos años.  Por esta razón, en el año 1918, el presidente de la sociedad y siete miembros del consejo de dirección, fueron sentenciados a 80 años de cárcel; porque el presidente rehusó que las dos revistas que se publican bajo su dirección en los EE. UU., se utilizaran como un medio para hacer propaganda de guerra contra Alemania.  Estas dos revistas: La Atalaya y el Estudiante de la Biblia, fueron las únicas revistas en los EE.UU. que rehusaron participar en la campaña de propaganda antialemana y, por esa razón fue prohibida su publicación en los EE.UU. durante la guerra.

  Siguiendo la misma política de antaño, durante los últimos meses, el consejo de dirección de nuestra Sociedad, no sólo ha rehusado participar en la campaña de propaganda antialemana, sino que se ha manifestado en contra de ello.  La declaración (o manifiesto) adjunto, resalta este hecho y enfatiza que los inductores de dicha propaganda antialemana son; los hombres de negocios judíos y los católicos, quienes también son los principales oponentes a la obra que realiza nuestra Sociedad y su consejo de dirección.  Esta y otras declaraciones que se exponen en el manifiesto, lo son para repudiar semejante calumnia: que los Estudiantes de la Biblia apoyan a los judíos.

     Los cinco mil delgados en la conferencia, recibieron con gran satisfacción la declaración del gobernador de Magdeburgo, quien declaró que no se puede probar que haya un vínculo entre los Estudiantes de la Biblia y los comunistas y marxistas, como se había afirmado por parte de nuestros enemigos religiosos (lo que significa que dicha declaración ha sido una calumnia).  Un informe periodístico aparecido en la publicación Magdeburger Tageszeitung, número 104, del 5 de mayo de 1933, dice lo siguiente:
La declaración del gobernador con respecto a la ocupación del edificio de los Estudiantes de la Biblia: La oficina de información pública del gobernador publicó la siguiente información: "La ocupación de la propiedad de la Sociedad de los Estudiantes de la Biblia en Magdeburgo se levantó el 29 de abril, no encontrándose ningún material del supuesto apoyo a las actividades comunistas".
     Otro informe publicado por el Magdeburger Tageszeitung, número 102, con fecha del 3 de mayo de 1933, 199, dice:
La oficina de la Sociedad de los Estudiantes de la Biblia nos informa que las acciones tomadas contra la Sociedad Watch Tower y la Sociedad de los Estudiantes de la Biblia, han sido anuladas.  Se les devolvió toda la propiedad, puesto que una búsqueda exhaustiva no arrojó ningún resultado contra la Sociedad, ni con respecto a alguna conexión con actividades políticas o delictivas.  También, se concluyó que ambas sociedades son absolutamente neutrales políticamente y estrictamente de naturaleza religiosa.  A nuestro requerimiento, el gobernador confirmó la exactitud de estas declaraciones.
     Los cinco mil delegados en la conferencia enfatizan que debido al estado de los asuntos se ve afectada su dignidad y se defienden de las acusaciones de participar en actividades marxistas o comunistas.  Tales calumnias sin base proceden de nuestros oponentes religiosos e indudablemente lleva el sello de la competencia religiosa.  Tienen el objetivo de sofocar nuestra honesta advertencia con el repulsivo medio de de la calumnia en lugar de utilizar la Palabra de Dios.

     Los cinco mil delegados en la conferencia también apreciaron  --como expresamos en la declaración o manifiesto--  que los Estudiantes de la Biblia en Alemania están luchando por las mismas altas metas éticas e ideológicas que el gobierno nacional del Reich alemán proclama respecto a la relación de los humanos con Dios, a saber: honestidad de lo creado hacia el Creador.

     La conferencia concluyó que no existen contradicciones en la relación de los Estudiantes de la Biblia en Alemania y el gobierno nacional del Reich alemán.  Al contrario, con respecto a las metas y esfuerzos  puramente religiosos y apolíticos de los Estudiantes de la Biblia, se puede decir que estos están totalmente de acuerdo con los idénticos objetivos del gobierno nacional del Reich alemán.

     Basándose en el supuesto lenguaje contundente que utilizan nuestras publicaciones, algunos de nuestros libros han sido proscritos.  Los cinco mil delegados en la conferencia destacaron el hecho de que el contenido de los libros que son criticados, sólo se refieren a situaciones y acciones dentro de la potencia mundial Angloamericana   --especialmente Inglaterra--  que es la responsable por (la creación) de la Liga de las Naciones y los contratos y cargas que ha impuesto sobre Alemania.  Lo que está escrito en nuestras publicaciones  --no importa que lo sea desde un punto de vista político o financiero--  es sólo contra los represores del pueblo alemán y de Alemania, pero no se refiere a Alemania misma, que está luchando duro contra las cargas que le han impuesto.  Por lo tanto la proscripción que pesa sobre estos libros, está totalmente injustificada.

     En algunos lugares del país, a los Estudiantes de la Biblia incluso les han prohibido que se puedan reunir para orar y celebrar sus servicios religiosos y hace ya muchas semanas que esperan una solución para esta situación que está asfixiando sus vidas religiosas.  Sobre esta problemática, expresamos lo siguiente:

     Queremos continuar estando a la altura de la prohibición que se nos ha impuesto, porque confiamos que el Sr. Canciller y los altos funcionarios de su gobierno, levanten esta prohibición   --lo que fuerza a decenas de miles de mujeres y hombres cristianos a un martirio que sólo puede ser comparado con el de los cristianos primitivos--   una vez ellos hayan logrado que se entiendan sus circunstancias.

     Por último, los cinco mil delegados en la conferencia expresaron que, tanto los Estudiantes de la Biblia así como la Organización Watch Tower tienen el objetivo de mantener el orden y la seguridad dentro del Estado, así como también fomentar los grandes ideales del gobierno nacional en materia religiosa.  Lo ya mencionado, así como la declaración (o manifiesto) adjunta son un breve resumen dirigidos al Sr.Canciller, como líder del pueblo, y a todos los altos funcionarios del gobierno del Reich alemán.

     La declaración (o manifiesto) adjunta fue leída por el secretario de los cinco mil delegados de los Estudiantes de la Biblia que asistieron a esta conferencia.  Fue aprobado unánimemente y se decidió presentar una copia de cada (carta y declaración) con el informe de esta conferencia al Sr. Canciller y a todos los otros altos funcionarios del Reich en los diferentes Estados.

     Esto es lo que queremos y pedimos que se escuche nuestra solicitud   --que está expresada en esta declaración--  y sea recibida con agrado:

     A saber; que a una comisión formada por miembros de nuestra confesión religiosa se les dé la oportunidad de personarse ante el Sr. Canciller y el Ministro del Interior, para explicar lo que verdaderamente está ocurriendo.  A la misma vez, solicitamos al Sr. Canciller que nombre una comisión con hombres que no tengan ningún tipo de prejuicio religioso contra nosotros  --hombres que que no tengan intereses religiosos profesionales, sino que su único interés sea el de cumplir con los justos principios que han sido establecidos por el Canciller mismo--  para investigar imparcialmente nuestra situación.  Los principios mencionados, se refieren al párrafo 24 del programa del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, que dice:
"Nosotros demandamos la libertad de todas las confesiones religiosas dentro del Estado, en tanto en cuanto no pongan en peligro el Estado mismo o violen los valores morales de la raza alemana".
     El partido (el Nazi), como tal, representa el punto de vista positivo cristiano sin estar adscrito a una denominación religiosa particular.  Lucha contra el espíritu materialista judío tanto dentro como fuera de nosotros y está convencido que cualquier mejora del pueblo alemán sólo puede llevarse a cabo de adentro para afuera.

     Estamos plenamente convencidos de que, una vez hayamos sido juzgados imparcialmente, basándose primeramente en la Palabra de Dios y después en los párrafos mencionados previamente, el gobierno nacional de Alemania no encontrará ninguna razón para protegerse: de nosotros, de nuestros servicios religiosos o de nuestra actividad misional.

    Esperamos su aprobación, la cual deseamos en breve, y queremos asegurarle nuestro mayor respeto a usted, Honorable Canciller.

    Atentamente,

     Watch Tower Bible and Tract Society, Magdeburgo.  http://www.bible.ca/jw-hitler.htm#hitlerletter


Fin de la traducción de la carta.  Ahora queda pendiente la Declaración o Manifiesto: Declaration of Facts, que se adjuntó a la carta.  Pero, para no alargarnos interminablemente ahora y así poder digerir esto, ¡la dejamos para la próxima entrada.

     No obstante, antes de terminar, cuando uno lee detenidamente la carta del portavoz de Dios en la Tierra en esos años, el presidente de la confesión religiosa de los testigos de Jehová, uno se queda estupefacto.  Me parece bien que alguien intente defenderse de lo que uno no es..., ¡pero sin despotricar contra los judíos!  Alguien dirá que las palabras de Rutherford "eran políticamente incorrectas".  Sin embargo, para un servidor, van un paso más allá y rezuman un tufillo de antisemitismo, ¡impropio de alguien que quiere hacerse pasar por un luchador infatigable por las libertades de las personas!

     Cuando uno lee la carta, tiene la sensación de que Rutherford quería congraciarse con Hitler..., ¡indicando que compartían objetivos comunes en algunos asuntos!  Y, no podemos olvidarnos lo de que son proalemanes..., ¡y que lo diga quien se vanagloria y se le llena la boca de decir que los testigos de Jehová son neutrales...!
   
     Como siempre, terminamos con: lo documentamos todo, todo y todo.  La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad.