martes, 23 de octubre de 2012

Sálvame de Lux, pero muy teocrático: nuevo blog


     Estimados camaradas ibéricos y allende los mares:

     Un grupo de desalmados  --enfermos mentales--   y apóstatas a ultranza, han irrumpido en Internet, con un nuevo blog de rabiosa actualidad.  Pretende ser el heredero legítimo de la prestigiosa revista de humor La Codorniz, que desapareció el año 1978.  Se autoproclama «El blog más audaz para el lector más inteligente». http://salvamedeluxeteocratico.blogspot.com.es/  http://www.extj.com/showthread.php?21770-Los-pecados-de-WT-Spain-llegan-hasta-el-cielo-Es-tiempo-de-venganza

     Pretende poner en evidencia el caciquismo y el nepotismo de las élites de la confesión religiosa del notorio arraigo y olé, en la Península Ibérica.  Promete relatarnos lo más sórdido y gracioso que ha ocurrido tras bastidores..., ¡lejos de la mirada inquieta del pardillo integral ibérico y apoquinante sin fin al fin!  La hipocresía elevada a la enésima potencia.  Nos conducirá por los caminos inexcrutables que nos llevan al destino oculto de nuestros donativos en metálico..., ¡el misterio de la Santísima Trinidad de nuestra entidad religiosa!

     Es la cara oculta, el lado oscuro, de la Orden Ajalvireña del Voto de Pobreza y el Santo Pedir.  Es la historia que nunca aparecerá en las publicaciones con las que nos lobotomiza el Cuerpo Gobernante día sí y día también.

     Os podemos casi garantizar que, cada día lo leerán desde el Betel de España y desde la central mundial en Nueva York.  Si lo dirigentes lo van a leer, ¿te lo vas a perder tú..., pardillo integral y apoquinante neto?

     Te reirás.  Te lo pasarás bien.  Te olvidarás de las judiadas que te han hecho a lo largo de tu vida teocrática.  Te acordarás de quienes te han hecho la púa..., ¡y de sus parientes más próximos!  Te informarás y mantendrás al día con la verdad revelada a su debido tiempo.  ¡Todo esto y mucho más!  ¡Todo gratis!  ¡No te pedirán donativos!  ¡No te esquilmarán en el nombre de Dios!  ¡Nadie te dará más por menos!

     Nos esperan muchas tardes de gloria.  ¡Enhorabuena a ésos hermanos fieles que lo hacen posible!