viernes, 12 de octubre de 2012

3.250.000 dólares..., ¡para la saca!

El Cuerpo Gobernante

Ver mapa más grande

     Estimados hermanos esquilmados por los de la esperanza celestial:

     "¿Así que no queréis darnos dinero, eh?  ¡Pues vamos a vender las joyas de la abuela...!".  Parece que el Cuerpo Gobernante nos quiere comunicar eso: "Vosotros no echáis dinero suficiente en las cajas del Salón del Reino..., nosotros vendemos hasta los clavos de Cristo, de estar en nuestro poder.  De modo que, ¡ya veréis lo que os conviene!".

     La noticia que hoy nos ocupa viene desde el carisimo y elitista barrio de Brooklyn Heights (Nueva York), publicada el 10 de octubre de 2012.  Allí, el Governing Body Bank, ha decidido una vez más, ¡hacer caja sí o sí!  Han vendido un edificio más de los que en su día se consagraron al Todopoderoso con la boca grande pero que, actualmente, lo venden de espaldas a los miembros que componemos esta confesión religiosa.  No es nada anormal: es su modus operandi.  Ellos, en su prepotencia teocrática, no se sienten obligados a presentarnos ningún balance financiero que pudiera hacer tambalear nuestras mentes enfermizas.  Para echar dinero en la caja somos buenos, pero para recibir información de las ventas, ¡somos malos malísimos!  Como de costumbre, tener que recurrir para informarnos, a las noticias que aparecen en los medios de comunicación mundanos (aquellos que no están controlados por la confesión religiosa).  Tanta opacidad nos tiene escamados: siempre se realizan las ventas de tapadillo  --lejos de nuestros cándidos ojos--  con nocturnidad y alevosía.  Parece que el Dios verdadero de la Watchtower, es uno que aborrece la transparencia financiera, ¿por qué será?

   La noticia dice que los testigos de Jehová han vendido el edificio residencial de la calle Remsen Street, número 67.  Un edificio precioso, de cinco plantas, con jardín propio.  Lo han vendido por la teocrática cifra de 3.250.000 dólares estadounidenses.  http://brooklynheightsblog.com/archives/49155  http://therealdeal.com/blog/2012/07/24/next-jehovahs-witnesses-owned-property-hits-the-market/

     Pero, si alguna alma cándida sufre pensando que ya no les queda nada por vender en Brooklyn Heights, puede dormir tranquila, se estima que hay propiedades para vender por un valor de 1.000.000.000 dólares. http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2010/08/solo-valen-1000000000-millones-de.html  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/05/entrevista-in-absentia-y-telepatica.html

     Sobre la noticia que damos hoy, algunos lectores han dejado su opinión.  Por ejemplo:
"Al menos, ahora sabemos que ellos tendrán más dinero para alcanzar acuerdos extrajudiciales para los múltiples casos de pederastia que se les vienen encima.  Esta venta, supondrá una bendición para las víctimas. [...]".  ptt7000
"Por sus acciones, la Organización Watchtower nos sugiere que ellos mismos no creen en su propio mensaje urgente de un inminente fin del mundo.  Vez tras vez, vemos cómo hacen planes a largo plazo. [...]". Alex
"La coorporación Watchtower de Nueva York  --el Vaticano de los testigos de Jehová--  es una religión que acapara propiedades por las que no paga impuestos.  Ellos entrenan a sus propios equipos de construcción, compuesto de trabajadores "voluntarios", que edifican su imperio inmobiliario.  Ellos venden tantas propiedades como edifican, con un inmenso beneficio (económico).  Así es esta religión...  (Todos los Salones del Reino son propiedad de las diversas coorporaciones de la Watchtower, y son ellos quienes otorgan el cargo de "anciano de congregación", tal y como lo hace una franquicia)". Kenny T.
"[...]  El problema con la Watchtower, vía sus poderosísimos líderes de perfil bajo (los pocos hombres que componen el Cuerpo Gobernante y que controlan la vida de 6 millones de personas), es que ellos perpetúan esta mentira al usar términos como: "el tiempo del fin se ha acercado"; "está a la vuelta de la esquina"; o como dice arriba "es inminente".  Seguidamente, esta secta religiosa con su gran control (sobre sus miembros), alega que ellos desconocen cuándo llegará el fin del mundo.  Esto se denomina: "doble lenguaje".
Los testigos de Jehová de a pie son buenas personas pero los mandamases son malignos.  Los testigos de Jehová quieren que usted les odie y a menudo se revuelven hacia las cosas que están dirigidas contra la organización, como si se dirigieran contra ellos mismos.  Este es un sistema de pensar perverso que se retroalimenta con: las cinco reuniones semanales que tienen; relacionarse socialmente sólo con los miembros de la secta; continuos recordatorios de leer la literatura de la Watchtower (a estas publicaciones se les da más énfasis que a la Biblia misma)". Alex
"[...]  La verdad es que la Watchtower ha estado prediciendo un inminente fin del mundo, como si estuviese a la vuelta de la esquina, por los pasados 130 años.  Son como cuando un gatito empieza a dar vueltas y vueltas intentado alcanzar su propio rabo.  A los nuevos miembros se les miente desde el mismísimo principio; cuando se les ofrece "un estudio bíblico gratuito en su hogar", y finalmente esto resulta ser el principio de toda una vida estudiando las publicaciones de la Watchtower.
La Watchtower y sus sistema de creencias, no sobreviviría si sólo dependiese de estudiar las Santas Escrituras.  La Watchtower necesita echar mano de sus revistas (¡Despertad!, sus libros, etc.) para reemplazar a la Biblia.  Incluso su propia traducción de la Biblia, hay que cogerla con pinzas debido a las diferencias que hace.  Antiguos líderes que abandonaron la confesión religiosa, identificaron a los traductores de su propia traducción de la Biblia, como gente sin ningún tipo de cualificación". Alex  http://brooklynheightsblog.com/archives/49155
     La verdad es que, muchos testigos de Jehová estamos indignados que nuestra confesión religiosa utilice nuestros donativos para pagar acuerdos extrajudiciales por casos de pederastia y sentencias condenatorias como la del caso Candace Conti, donde ha tenido que depositar más de 17.000.000 de dólares de fianza ante el Tribunal Supremo de California.  http://johnhenrykurtz.blogspot.com.es/2012/10/los-testigos-de-jehova-pagan-una-fianza.html  Si para poder pagar estas indemnizaciones judiciales tenemos que vender las joyas de la abuela  --los centros de adoración que los Testigos de a pie hemos costeado--, dentro de pocos años tendremos que reunirnos en domicilios particulares o en los bosques, para poder celebrar los servicios religiosos.  Además, lo indignante es, el que la confesión religiosa hace todas estas ventas de espaldas a los miembros, con una prepotencia insultante, al tener que enterarnos por los medios de comunicación externos y ajenos, y no por la propia entidad religiosa que nos pide el dinero continuamente.

    Seguiremos informado a la casa de la fe, mientras el Ser Supremo nos asista.

    ¿Quién es el padre de la mentira y la opacidad financiera en el nombre de Dios?