domingo, 2 de septiembre de 2012

Transcripción judicial del caso Candace Conti (I parte)

Candace Conti (la víctima)











 Transcripción judicial: http://jwleaks.files.wordpress.com/2012/06/candace-conti-v-watchtower-jury-trial-day-1-may-29-2012-pdf.pdf

Estimados camaradas sedientos de la verdad verdadera:

El caso Candace Conti con la Watchtower Bible and Tract Society of New York, Inc., es largo pero muy instructivo para la casa de la fe.  Nuestro compañero Vitor (de Portugal), ha tenido la deferencia de remitirme a algunos nuevos enlaces sobre el caso: las transcripciones de lo que se habló en el juicio por todas las parte.  Como ya sabéis, a pesar de que nuestros donativos van a parar a la confesión religiosa, no podemos esperar que ellos nos informen sobre este caso y sus detalles.  Ellos prefieren centrarse y vendernos los "triunfos" judiciales como una evidencia de la bendición divina y los "fracasos" como un ataque de Satanás el Diablo..., ¡para todo tienen una salida los muy cucos!

Con la documentación colgada, nos centraremos en el primer día del juicio  --29 de mayo de 2012--, ante el Tribunal Superior de Justicia de California, bajo la presidencia del juez Robert McGuiness.  En esta ocasión, las cuatro hojas superiores, corresponden a la declaración de apertura en el juicio, por el abogado de Candace Conti, el Sr. Simon.  ¡Va por ustedes!

DECLARACIÓN DE APERTURA POR EL SR. SIMON

Damas y caballeros, Candace Conti sufrió repetidamente abusos sexuales cuando tenía 9 y 10 años de edad, a manos de Jonathan Kendrick.  El Sr. Kendrick se consiguió el acceso a Candace Conti a través de los años de relación en la congregación de los testigos de Jehová de North Freemont.

Ella, como muchacha, creció en el seno de una familia de testigos de Jehová.  El Sr. Kendrick era un miembro adulto confiable y respetable dentro de la congregación.

Damas y caballeros, Candace Conti, sus padres y la buena gente que componía esa congregación vivían en la ignorancia, pero sí que conocían y lo tenían documentado y mantenido en secreto por los ancianos de la North Congregation y el personal de la Watchtower New York Corporation que: supervisaba, instruía y suministraba las consignas a la North Freemont Congregation.

Lo que ellos sabían y mantenían en secreto era que, dos años antes, Jonathan Kendrick había abusado sexualmente de otro miembro de la congregación.

Y, a causa de la política de secretismo adoptada por la Watchtower de New York y a las directivas con las que instruyen a los ancianos, y que éstos siguen, esa información no se compartió con las personas antes mencionadas, sino que se mantuvo en secreto de las personas que dentro de la congregación pudieran haber  estado al tanto de la conducta (de Jonathan Kendrick) y haber evitado los abusos sexuales a Candace Conti.

Ahora, si nos retrotraemos al año 1993, ustedes aprenderán que era un asunto bien conocido por confesiones religiosas y profesionales de todo tipo, que los pederastas utilizan las confesiones religiosas para ganarse la confianza de sus víctimas.

Y esto era algo bien conocido y bien implantado, incluso reconocido en las revistas publicadas por la Watchtower: La Atalaya, y, ¡Despertad!.

En aquel tiempo, ya se sabía que era necesario implementar políticas para evitar que los pederastas pudieran utilizar las confesiones religiosa como el medio por el cual pudieran acceder a sus víctimas.

Estas políticas, ya las habían adoptado otras confesiones religiosas, como: la Iglesia Metodista, el Concilio Nacional de Iglesias, la Iglesia Católica, aunque tampoco hubiesen seguido esas políticas en toda ocasión, sí que mostraban el hecho de la necesidad de proteger a los niños de los pederastas, esto era algo que se comprendía bien en aquel tiempo.

Entre estas políticas necesarias estaba la necesidad de identificar a los pederastas, como el Sr. Kendrick lo era, a fin de no darle la oportunidad para que abusara sexualmente de otros niños dentro del ámbito de la confesión religiosa.

No había nada que pudiese ser más importante en aquel tiempo para la prevención de los abusos sexuales dentro del ámbito religioso que el saber que un individuo ya había abusado anteriormente de algún niño.  Era la único y lo más importante que deberían de conocer, pues sabiéndolo, también se comprendería el alto riesgo que había de que pudiera volver a abusar de otro niño.

Jonathan Kendrick había abusado sexualmente, en el año 1993, de su hijastra Andrea de 13 años de edad.  Y esto ocurrió antes de que siquiera pusiera su mano encima de Candace.  La agresión sexual fue grave pues con sus manos había sobado los pechos de Andrea y había introducido su mano debajo de la braga en la zona pélvica.

Esta información, que se les había comunicado a los ancianos, éstos la mantuvieron en secreto en los años: 1993, 1994, 1995 y 1996, durante los años en los que Candace estuvo sufriendo los abusos sexuales.

Me gustaría mostrarles una fotografía de Candace de aquellos años.  Pido disculpas por estar en medio.  El espacio es limitado.

Ustedes verán durante el juicio, una vez que la tecnología lo permita, que Candace era una niña de 9 y 10 años de edad parecida a la que tenemos hoy, de cara pecosa y pelirroja, ella era una niña memorable.  Ella era sencillamente la niña de Neal y Kathleen Conti.

Nació en Freemont y creció en Freemont.  La familia era de origen humilde.  Kathy Conti  --la madre de Candace--  había abandonado el instituto, tenido una variedad de empleos, un matrimonio fallido y, mientras trabajaba en la empresa National Semiconductor conoció a Neal.

Para Neal también sería este su segundo matrimonio.  Conoció a Kathy en la empresa donde trabajaban, se enamoraron y se casaron en el 1985.  Entonces, nació Candace en noviembre de 1985.

Candace, desde pequeña, estuvo activa  --junto a sus padres--  en la confesión religiosa de los testigos de Jehová en la North Freemont Congregation y, en ocasiones con su hermanastro mayor, el hijo del primer matrimonio de Neal.

Pero, para el año 1995, la vida de Candace estuvo marcada por tres cosas.  Una fue el caos.  Otra su capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas, y la otra su vulnerabilidad.

Y, cuando digo "caos", ustedes aprenderán que la madre de Candace, Kathy, también había sufrido de abusos sexuales siendo ésta niña.  Y, para el año 1994, la madre había empezado a manifestar una grave crisis nerviosa, un comportamiento extraño que ya le incapacitaría en adelante.

Ella no podía cuidarse de Candace, y Neal que era un hombre indiferente en muchos aspectos, no creó fuertes vínculos de cariño.  Y, de hecho, ustedes aprenderán que él no tuvo ninguna relación con Candace, y no la tuvo ni siquiera en la edad en la que ella asistía al instituto escolar.

Era un hombre distante emocionalmente, que no cuidó ni  de Candace ni de Kathleen.  Esta familia era un caos.

Tanto Kathleen, como Neal, confiaron en terceras personas de la congregación para que les ayudasen como familia, porque ellos no podían cuidarse ni de sí mismos ni como familia.

Y cuando menciono la capacidad humana de Candace de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas, ustedes lo podrán observar cuando la conozcan, es una persona con espíritu.  Uno de los ancianos en una declaración sobre este caso, la llama una chica con agallas.  Ella viene de un mundo repleto de problemas.  Y se levantaba cada mañana, a pesar de que la vida en familia de sus padres era muy difícil e infeliz, como ustedes saben, pero ella empezaba un nuevo día.

Con frecuencia sonreía siendo niña, aún en la época cuando sufría abusos.  Ella era una niña amada en la congregación.  Ese espíritu de sobreponerse a las adversidades, realmente, ha marcado toda su vida.  Y, ahora, van ustedes a aprender un poco sobre lo que ha tenido que sufrir ella, cómo ha sobrevivido y por qué está ella aquí hoy.

Pero, a la misma vez, aprenderán que en aquella época era una niña extremadamente vulnerable.  Ella era vulnerable porque no podía contar con la capacidad de sus padres para que cuidaran de ella, y los padres necesitaban confiar el cuidado de ella a terceras personas de la congregación de los testigos de Jehová. Las personas podía ver su situación de desamparo, y Jonathan Kendrick también se percató de esto.

Jonathan Kendrick era un hombretón.  Era físicamente corpulento.  Trabajaba en la fundición de acero.  Se había hecho testigo de Jehová más tarde en su vida, al final de su década de los treinta y al principio de sus cuarenta.  Él había pertenecido a la congregación solamente los últimos 18 años.

Él era una de ésas personas que te caen bien.  Un hombre ostentoso, enérgico.  Expresaba sus opiniones, hablador y en ocasiones alardeaba.  El tipo de persona que simpatiza con la gente.

Escaló posiciones dentro de los testigos de Jehová, llegando a ejercer el cargo de siervo ministerial.  Este es un cargo de asistente, no es un cargo de asistencia religiosa, es uno que ayuda a los ancianos de congregación, pasa el micrófono entre los asistentes a los servicios religiosos, se encarga de la distribución de libros y revistas y demás publicaciones entre los asistentes.

Jonathan Kendrick, alcanzó este cargo, no sólo con la recomendación de los ancianos locales, sino con el visto bueno de la Watchtower de Nueva York.

Y, Jonathan Kendrick, junto con su esposa Evelyn Kendrick, llegaron a formar parte de la familia que componen los testigos de Jehová.

Aquella era una atmósfera familiar.  Ellos no sólo se llaman unos a otros "hermano" y "hermana", sino que forman una atmósfera familiar porque pasan mucho tiempo juntos.  Usualmente se reúnen en le Salón del Reino, que es un edificio como una iglesia.  También se reúnen en domicilios de particulares donde estudian la Biblia.

Luego está la actividad del servicio del campo, donde los testigos de Jehová comparten con el vecindario sus creencias religiosas.  Con mucha frecuencia, cuatro o cinco veces a la semana.

Hasta tal punto llegan a formar una familia los testigos de Jehová que no se mezclan con personas de otras creencias religiosas (socialmente).

Sus vidas están centradas alrededor de la congregación y los compañeros de creencia.  Llegan al grado de no celebrar cumpleaños o la Navidad como parte de sus creencias religiosas, Candace y su familia eran más dependientes de la congregación que otras familias de esta.

Estaba uno en un lugar seguro en la compañía de los compañeros de creencia.  Además, la congregación North Freemont no era particularmente grande.  Cien miembros, tal vez ciento veinte, contando a los niños.  Y, como en todas las congregaciones pequeñas, todo el mundo se conocía.

Los testigos de Jehová no conforman una organización desestructurada.  Están muy jerarquizados.  Hay un grupo, un pequeño grupo de hombres a los que se denomina "Cuerpo Gobernante".  Y el Cuerpo Gobernante es el vértice en la jerarquía de los testigos de Jehová.

Y, el Cuerpo Gobernante opera, determinando todas las políticas que se seguirán.  Ellos nombran para el cargo de ancianos a todos los que hay en el país, y les instruyen en todas las congregaciones en cuanto a las políticas a seguir.  Ellos (el Cuerpo Gobernante)  funcionan utilizando un conglomerado de corporaciones.

A principios de los años noventa (siglo XX), la Watchtower de Nueva York era la principal corporación que utilizaba el Cuerpo Gobernante y mediante la cual dirigía las actividades de los testigos de Jehová en los EE.UU.

Fin de la traducción apóstata, a cargo de nuestro Topo Ajalvireño.  ¡Muchas gracias hermano fiel y verdadero!

Esta declaración inicial en el juicio por parte del abogado de Candace Conti, continuará en la próxima entrada.  Es algo extensa, pero vale la pena leerla, por lo didáctica e informativa de esta.

Lo documentamos todo, todo y todo.  ¿Quién es el padre de la mentira y no revela la identidad de los pederastas...?